Fringe: Sobre el final de la segunda temporada

Fringe: Sobre el final de la segunda temporada

Uno de los estrenos más importantes de la temporada pasada, Fringe, ha empezado a desinflarse en su segundo año. Para algunos, es inaceptable que la serie de Abrams y compañía sólo nos ofrezca un capítulo centrado en la historia principal de cada cuatro. Otros siguen disfrutando de los extraños casos que se presentan en los capítulos autoconclusivos o del interesante grupo de protagonistas, liderados por John Noble. Los números dicen que Fringe, que llegó a superar los 13 millones de espectadores en una primera temporada en la que casi no bajó de 9 millones semanales, tiene dificultades para superar los 6 millones en su segunda temporada. El equipo de la serie trabaja estos días en el rodaje de la season finale, que se emitirá a finales de mayo. Un episodio que podría ser el último de su historia… ¿Lo será?

Cuidado, a continuación se ofrecen pequeños detalles del último capítulo de la segunda temporada.

“Las buenas historias por norma tienen un final cerrado, pero también la promesa de continuar, aunque no tengas intención de ver nada más. Así que, en lugar de matar a alguien, nos lo estamos tomando como el final de un movimiento, no como el final de la sinfonía”. La relajante declaración procede de Akiva Goldsman, que dirigirá los dos últimos episodios de la temporada. Por sus palabras, parece que tendremos un final de temporada parecido al del año pasado: “estamos intentando hacer los dos últimos episodios como un único evento, parecido a una película. Es una gran historia. Y tendrá una única dirección narrativa”.

¿Qué gran evento se producirá en este capítulo? Ni más ni menos que la esperadísima reunión entre William Bell y Walter Bishop, dos enemigos íntimos. Ese encuentro no será el único tema de la mitología que aparecerá en la recta final de temporada: “vamos a tratar de cerca el tema de la identidad de Peter, las elecciones de Walter en el pasado y las decisiones que tomará en el futuro”. Goldman, ganador de un Oscar por su adaptación de A Beautiful Mind (¡peliculón!), nos confirma un momento que estamos deseado ver desde hace tiempo: “al final de temporada, todos se van al otro lado”. ¡A viajar entre realidades!

Aunque la serie todavía no peligra y Abrams ha agradecido públicamente la confianza de Fox, su complicada situación en la parrilla (jueves, guerra mundial) hace que miremos al futuro con cierto desencanto. Menos mal que en ese futro también está una season finale que huele a obra de arte, como There's More Than One of Everything


Categorías: Fringe Series Etiquetas:
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »