Fringe: Principales, alternativos, reiniciados y olvidados

Fringe, siendo una serie que creó su propia mitología en muy pocos capítulos, ha ido recolectando una larga lista de personajes recurrentes que han ido yendo y viniendo según la ocasión. Lo que no tienen otras series en parrilla, con la excepción de unas pocas, es la característica de que muchos personajes hayan llegado a tener desde una hasta cinco caras. Formando parte de la semana de Fringeen este post podrás ver una recopilación de la mayoría de personajes que hemos ido viendo desde septiembre de 2008 y cómo éstos han ido evolucionando y/o desapareciendo…

Desde Pilot hasta ahora hemos presenciado como Olivia Dunham ha pasado de ser una agente fría y ligeramente insegura a ser una mujer más cercana a sus seres queridos y con más confianza en ella misma. Todo esto gracias a los Bishop, algo que está más que claro. Por otro lado (nunca mejor dicho), la Olivia Dunham del otro universo presentada en Over there comenzó siendo algo opuesto para crear más contraste, pero finalmente terminó teniendo ciertas debilidades y en Worlds apart se demostró que no era tan opuesta.

En la nueva línea temporal iniciada en The day we died vimos a una Olivia que, al haber vivido los eventos de las tres primeras temporadas sin Peter, también era ligeramente diferente, digamos que no tan evolucionada. Pero esto se solucionó poco a poco hasta tener de vuelta a nuestra Olivia. Otras versiones que hemos visto han sido la que protagonizó el relato musical en Brown Betty, la poseída por William Bell en el penúltimo arco de la temporada pasada y la de 2026, una Olivia a la altura del actual Coronel Broyles que fue asesinada por el Walter Bishop alternativo.

Hablando de Walter Bishop, este ha tenido también numerosas facetas, además de una evolución mucho más notable. Desde que le vimos por primera vez, internado, hasta el final de la temporada pasada, Walter fue superando sus miedos y pesadillas con la ayuda de Peter y Olivia. Por desgracia, tal y como le pasó a Olivia, a partir de esta temporada Walter se convirtió en un hombre que ha estado varios años sin la compañía de su hijo y que no ha superado del todo nada de lo mencionado.

El Walter del otro lado, al que vimos por primera vez en Peter, es completamente diferente y el por qué lo tuvimos bien claro desde ese capítulo: el secuestro de su hijo por su doppelgänger. Esto desencadenó todos y cada uno de los sucesos de la serie, además de hacer del Walter Bishop alternativo uno de los principales villanos de la serie, frío y calculador. Otras versiones han sido las de 1985, mucho más ambiciosas y demasiado optimistas, la de Brown Betty y la de 2036: un Walter Bishop recuperado al completo que ha recuperado sus partes del cerebro extraídas por Belly.

Y Peter, el alma de la fiesta, es la excepción. Al morir su otro yo del universo paralelo, activar la máquina creada en 2026 (y enviada al pasado), dejar de existir y reaparecer y quedar congelado en ámbar en 2015, siempre hemos visto al mismo. Con la excepción, una vez más, del visto en Brown Betty que no tiene continuidad con todo lo demás. La evolución de Peter ha sido la menos notada, simplemente pasando de ser un poco antipático a ser un poco simpático. Su decisión más importante fue la de escoger a qué universo pertenecía y junto a quién estar. Eso sí, lo que aún no ha quedado claro es por qué es especial. Haré alusión a otra serie con personajes especiales y diré que me fío más de September, que quiso presenciar un momento crucial de tan importante personaje, que de cierto ídolo y su faro.

Pasemos a los personajes secundarios: Por un lado tenemos al Coronel Phillip Broyles. A pesar de aparecer en todos los capítulos emitidos, se nota bastante que es secundario al apenas haber cambiado desde su primera aparición. Su versión alternativa, que no dista mucho de la del principal, llegó a tener más protagonismo cuando en Entrada se sacrificó para que Olivia volviera a su universo. En la nueva línea temporal, al no existir Peter, no tuvieron lugar esos acontecimientos (el equipo Fringe no tuvo que ir en busca de Peter al otro universo) y Broyles sigue vivo, pero vimos un pequeño arco retomando la historia de su hijo, visto en The abducted, y trabajando para David Robert Jones hasta que fue destapado en The consultant. Sus versiones futuras, del 2036 que no ocurrirá y del 2026, probable escenario de la temporada que viene, tampoco varian mucho del Broyles actual.

Astrid, otro de los secundarios, tampoco ha ido evolucionando a pesar de los años. Lo más característico tuvo lugar en esta temporada con el capítulo Making angels, ya que su versión alternativa, autista, es bastante especial y el choque entre ambas dio jugo para un buen capítulo. Pero aún así, ha sobrado tiempo (sobretodo en la temporada 2) para ahondar en ella o en su pasado y no ha dejado de ser un personaje de apoyo para Walter.

Nina, en cambio, ha ido siendo bastante útil desde el principio de la serie. Empezó pareciendo la antagonista, despertando interés con su brazo perdido por culpa de Walter en Peter, para terminar siendo un personaje que ha dado mucho de sí. El problema es que, a mi parecer, no quedó muy claro su papel antes de la activación de la máquina. Mantenía contacto con William Bell, tenía una relación con Broyles, etc. Pero en esta temporada, con la historia de la infancia de Olivia re-escrita y la alianza de la otra Nina con Jones, el personaje ha dado más de sí.

Por último, quedan dos personajes secundarios que nunca se encontraron en el universo principal pero que fueron compañeros en el alternativo: Charles Francis y Lincoln Lee. El primero duró una sola temporada  hasta que fue asesinado y sustituido por un cambia formas en A new day in the old town. El personaje fue bastante útil, en cierto modo, para la evolución de Olivia. Su versión alternativa, infectada por los parásitos de la quimera de Unleashed, tuvo unas pocas  apariciones en Over there y durante la temporada 3 hasta que, literalmente, se fue a una cita y nunca volvió. A Lincoln le conocimos a la inversa: primero vimos a su contraparte del otro universo e incluso le dimos por muerto. Pero le seguimos viendo hasta su muerte definitiva en Everything in its right place, hecho que dio lugar a que su otra versión, introducida en Stowaway, decidiera quedarse en su lugar. Las diferencias entre ambos dieron lugar a bastante momentos divertidos y no tan tensos como los de ambas Olivias o Walters.

Ahora tocan los personajes recurrentes. De hecho, el objetivo de este post era centrarse en ellos, pero no podían obviarse todos los mencionados anteriormente. El primero de todos fue bastante importante: John Scott. En Pilot era la pareja de Olivia y dio pie a que ésta tuviera que buscar a Walter Bishop para salvarle. Finalmente, muere en un accidente tras ser relacionado con el Patrón. Pero volvió para protagonizar uno de los primeros arcos de la serie: parte de su conciencia permaneció en la mente de Olivia. Esto ayudó a revelar que en realidad estaba infiltrado en la ZFT y que, además, estaba a punto de proponerle matrimonio a Olivia. En la otra realidad, Walter no llegó a encontrar la cura para la toxina que le infectó y murió mucho antes. Tras esto, la otra Olivia comenzó a ser más fría y solitaria.

El segundo importante fue David Robert Jones. Villano de la temporada 1, líder de la ZFT y causante de todos los casos que formaban el Patrón, Jones era un trabajador de Massive Dynamic que fue despedido por William Bell. Tras esto, se empeñó en demostrarle cuánto valía y decidió perseguirle hasta llegar al otro universo. Peter le detuvo en el último momento y le dejó literalmente a medias en There’s more than one of everything. Cuando se reinició la linea temporal, Jones seguía vivo y continuaba trabajando para William Bell, creando unos cambia formas superiores y toda una nueva serie de especies para un nuevo mundo. Murió de nuevo en Brave new world.

Otros personajes menores de la temporada 1 fueron Mitchell Loeb, aquel agente infiltrado en el FBI que tuvo un parásito en su corazón en In which we meet Mr. Jones y que después se encargó del secuestro de Olivia en Safe. Fue detenido y no se le volvió a ver. Sanford Harris, consultor para el Departamento de Seguridad Nacional, quien fue acusado por Olivia de asaltar sexualmente a varias mujeres. Resultó ser otro agente del ZFT y murió incinerado en The road not taken. Y Rachel y Ella Blake, hermana y sobrina de Olivia respectivamente, que fueron perdiendo protagonismo poco a poco. En cierto momento, se vislumbró un triángulo amoroso entre Peter, Rachel y Olivia, pero no se volvió a saber nada más. En el otro universo, Rachel sigue casada con su marido y, además, tiene otro hijo. A Ella la pudimos ver en 2026, en The day we died, como agente de la División Fringe.

En la temporada 2 se introdujeron, como aliciente, más personajes. El antagonista de dicha temporada, que introdujo el arco de los cambia formas, fue Thomas Jerome Newton. Lo primero que vimos de él fue su cabeza congelada en Momentum deferred. A pesar de que tuvo pocas apariciones, fue el causante de la mayoría de sucesos de dicha temporada relacionados con los cambia formas hasta que en Do shapeshifters dream of electric sheep? la Olivia del otro universo le obligó a suicidarse.

Entre los personajes olvidados están Brandon Fayette, jefe científico de Massive Dynamic (y de la División Fringe en el otro universo). Durante algunos capítulos dio un toque más humorístico a la serie, pero a pesar de haber ayudado bastante a los protagonistas, no se le volvió a ver y aparentemente no está en la nueva línea temporal. Pero peor fue el caso de Amy Jessup, aquella agente del FBI que comenzó a relacionar todos los casos del Patrón con la Biblia. Solamente estuvo en los dos primeros capítulos de la temporada 2. Tras Night of desirable objects desapareció sin dejar ni rastro.

Sam Weiss podría entrar en el saco de los personajes olvidados, pero en cierto modo su historia fue cerrada… aunque muy bruscamente. Nina nos lo presentó en Night of desirable objects y en un principio debía ayudar a Olivia tras su vuelta del otro universo. Luego pasó a enseñarle como utilizar sus habilidades proporcionadas por el Cortexiphan. Y finalmente, parecía ser la clave de la First People siendo él mismo el autor de sus libros. Pero en The last Sam Weiss se aclaró todo el asunto cuando confesó ser descendiente de un grupo de personas que heredaban su nombre y que custodiaban manuscritos que, si entendí bien, escribirían/escribieron Peter y Walter en el 2026 que no llegará a suceder.

En las temporadas 3 y 4, en lugar de introducir a numerosos nuevos personajes, se presentaron a nuevas versiones de los que ya conocíamos. Primero, a los del universo alternativo. Y esta temporada a los de ambos universos con una nueva línea temporal. Se podría decir que fue un acierto, ya que agrandó el interés, la simpatía o el odio hacia el abanico de personajes de la serie en lugar de ir metiendo y sacando personajes que no aportaban nada. Me dejo algunos como la mujer de Walter, la madre de Olivia, el taxista Henry Higgins o Edward Markham, el simpático contacto de Peter para obtener información sobre libros antiguos. Por no hablar de Moreau, el terrorista de 2026, interpretado por Brad Douriff. Pero no terminaré esto sin hablar del particular grupo de superhéroes de Fringe: Los sujetos del Cortexiphan.

En Bad dreams descubrimos lo que Walter y William estuvieron haciendo en sus años de ciencia loca. Nick Lane fue el primero que conocimos (a parte de Olivia). Posee la habilidad de influir psíquicamente en los demás y en quienes tenga un fuerte vínculo emocional. Desapareció en el Central Park del otro universo junto a Sally Clark, pero al reiniciarse las líneas temporales, ambos pasaron a formar parte del equipo de David Robert Jones. Sally tiene la habilidad de la piroquinesis. Los dos formaron parte del equipo que viajó al otro universo en Over there, además de James Heath, presentado en Olivia. In the lab. With the revolver. James mató a cinco sujetos del Cortexiphan, entre ellos su hermana y Miranda Greene, para poder ir remitiendo su cáncer. Murió nada más pasar al otro universo.

En The road not taken vimos a las gemelas Nancy Lewis y Susan Pratt. La segunda dio pie a dicho capítulo al morir de combustión espontánea, mientras que la primera logró controlar su habilidad y mató al mencionado Sanford Harris. En Concentrate and ask again se presentó a Simon Phillips, que era capaz de escuchar el pensamiento humano. Y finalmente en Subject 9 conocimos a Cameron James, que podía manipular telequinéticamente metales y generar campos electromágneticos. Como plus, está Rebecca Kibner, con quien Walter hizo experimentos en el pasado y en Momentum deferred para detectar elementos del otro universo. Con ella tuvimos la primera pista de la procedencia de Peter, además de una curiosa escena de beso con Walter.

Como conclusión ante tan inmensa parrafada, hay que reconocer que aunque Fringe sea una serie procedimental, ha tenido algunos personajes que, apareciendo en dos o tres capítulos, pasaron a formar parte de su mitología inmediatamente. Por desgracia, hay más desaprovechados que aprovechados. Amy Jessup podría haber dado más de sí, a pesar de que el tema de la religión se tratase de mejor manera posteriormente. Sam Weiss merecía una conclusión mucho mejor. Y el tema de los sujetos del Cortexiphan daba para bastante más. Aún así, el equipo reunido en Over there y la recuperación de algunos de ellos en Worlds apart lo perdonan.

Probablemente, tras la season finale de la temporada 4, no volvamos a ver nunca más a la mayoría de los personajes mencionados. Pero está más que claro que en el último arco de la serie tendremos nuevos personajes a la altura de Simon, interpretado por Henry Ian Cusick, o Henrietta Bishop, la cual dará mucho que hablar. Y no, no me he olvidado de William Bell. No he querido incluirle dentro del saco de personajes porque, a mi parecer, es uno de los más importantes de toda la serie y al haber aparecido solo en ocho capítulos (en dos de ellos animado) he llegado a considerarlo un no-personaje.

Sus apariciones siempre han sido alabadas y esperadas. Sus actos más importantes fueron los pasados, con la excepción de su sacrificio en Over there. Y protagonizó, en cierto modo, uno de los arcos más inútiles de toda la serie. Con el reinicio de la línea temporal y su aparición en Letters of transit era de esperar que apareciera, a pesar que quien lo interpreta, Leonard Nimoy, anunció no actuar nunca más. Probablemente tenga algo que hacer y/o decir en el capítulo de esta semana, pero tras eso pasaremos a apartar definitivamente a otro Jacob, otro Fumador, otro BOB.


Categorías: Fringe Opinión Etiquetas: , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »