Fringe: El final de la serie ya está escrito

…o eso es lo que dijo Anna Torv en una entrevista que concedió hace unos días a TV & Satellite Week. Al parecer, los escritores tienen muy claro cómo acabará la serie. En otras circunstancias, yo estaría dando saltos de alegría al saber que nos quieren llevar a un punto determinado en lugar de complicar cada vez más el argumento y llegar a un callejón sin salida. Pero no puedo evitar sentir cierto recelo: como ya sabemos, esto de “tener escrito el final” se puede interpretar de muchas formas. Que no es lo mismo decir “sabemos perfectamente cómo cerrar las tramas que hemos abierto para que la gente quede satisfecha” que, “sabemos perfectamente que acabaremos la serie con un fundido en negro.” Así que, antes de dejarnos llevar por la emoción o de rasgarnos las vestiduras, mejor comentamos más despacio las palabras de Anna Torv y sacamos nuestras propias conclusiones, ¿no os parece?

Vamos, por tanto, a las declaraciones de la actriz que interpreta a Olivia Dunham, sacadas de Digital Spy:

Me han dicho que el episodio final de la serie ya está escrito. Los escritores saben perfectamente a dónde quieren que lleguemos, pero no saben aún cuándo llegaremos a ese punto.

Sin embargo, Torv también añadió que los planes para la finale “aún podrían cambiar”, señalando que el equipo de escritores sólo ha diseñado un “esqueleto”, sin entrar en detalles.

Es más bien un baile entre la audiencia, los creadores y los actores en torno a lo que funciona y a lo que no”, explicó. “Me gusta la idea de que aunque el esqueleto de lo que va a ocurrir esté ahí, aún siga siendo un baile.

Anna Torv también admitió que, personalmente, no tiene ni idea de cómo acabará la serie.

En un principio, quería saberlo. Ahora me alegra no hacerlo”, dijo. “Es estupendo trabajar en una película o una obra en la que sabes hacia dónde te diriges. Pero la televisión es más abierta, y eso también es bueno.

Los productores ejecutivos de Fringe también revelaron que tienen un plan de siete temporadas para la serie, mientras que Blair Brown (Nina Sharp) afirmó que dicho plan, en realidad, correspondía a ocho temporadas.

¿Qué podemos concluir de todo esto? Yo elijo creer lo que nos cuenta Anna Torv, y no pensar que todo esto sea un farol por parte de los productores. En mi opinión, el hecho de que tengan una idea para el final es muy buena señal. Al menos hay un punto hacia el que convergen las tramas, y una dirección a la que ir. La idea del “esqueleto”, aunque suene un poco vaga, es la más lógica: a estas alturas es imposible saber con exactitud cómo hacer que todo cuadre.

Entre otras cosas, jugamos con un factor muy importante: no tenemos ni idea de cuántas temporadas aguantará Fringe en antena. Un plan de siete (u ocho) temporadas, bien planteado, podría ser genial. Pero una cosa es lo que quieran los productores, y otra bien distinta lo que ocurra en la realidad: Fringe ya ha tenido problemas para renovar por una tercera y, sobre todo, por una cuarta temporada. Así que lo de llegar a la séptima es algo que, hoy por hoy, parece difícil (por no decir imposible) de lograr. De ahí que, una vez más, la idea del “esqueleto” sea la mejor para esta serie: en caso de saber si la serie va a ser cancelada, al menos existe la posibilidad de dirigir las tramas hacia un final ya pensado con anterioridad, dando una sensación de cierre que, aunque no se desarrolle tanto como quisiéramos, sí pueda, al menos, premiar la fidelidad de los espectadores. ¿Qué os parece a vosotros?


Categorías: Fringe Noticias Series Etiquetas: ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »