FNL: El día en que volvimos a Dillon

Hoy es 28 de octubre. San Simón, San Judas Tadeo, San Cirilo, San Honorato y San Fidel. Día Mundial de la Animación (¿?) y cumpleaños de Bernie Ecclestone, Ben Harper, Bill Gates… y del ángel Marta Etura. También cumplirían años, su pudieran, Garrincha y Valle-Inclán. Pero, para unos pocos locos, el día de hoy es clave porque podemos regresar a Dillon, Texas. No será fácil: nos tocará escoger un equipo (¿Panthers o Lions?), y nos tocará decir adiós, o al menos hasta luego, a viejos amigos, aunque también tendremos nuevas amistades… Pero para hablar de esto y de mucho más… ¿quién mejor que el executive producer de la serie, Jason Katims? Él nos da las claves de lo que veremos, partir de hoy mismo, en la cuarta temporada de Friday Night Lights.

Pozí, pozí, claro que hay spoilers, hijo mío… pero también hay unas suculentas imágenes promocionales de la nueva temporada, ¿te las vas a perder?

He aquí las claves de Katims:

  • Dillon vivirá de manera muy intensa la rivalidad entre los dos equipos de la ciudad tras la reapertura de East Dillon High. “La gran trama de la temporada es la división en dos de Dillon a causa del nuevo equipo”. Katims dice que es una línea argumental divertida, pero que a veces se pondrá algo fea… y aquí me temo que se refiere a malos rollos entre la directora Taylor y el entrenador rival, es decir, su marido.
  • Precisamente para Eric la temporada será un gran reto. Deberá hacer algo de la nada, ya que su equipo es totalmente nuevo. “Es más duro de lo que imagina, porque pese todos los obstáculos que ha tenido en el pasado, siempre estuvo rodeado de un grupo de jugadores que le apoyaban y querían hacerlo bien por él… cosa que ahora no pasa. La cosa irá más de ganar un partido que de ganar el campeonato
  • Sobre la trama de Saracen: “Es una historia de amor que se podría resumir con un ¿Qué pasa cuando encuentras a tu alma gemela demasiado pronto y lo mejor para la relación no es lo mejor para ti y tu futuro personal?”. Matt renuncia a la universidad y vuelve a Dillon, donde deberá buscar su sitio. Lo veremos durante los seis primeros episodios, y después volverá ya avanzada la temporada con un par de capítulos más.
  • Tim y Billy trabajarán codo a codo en Riggins Rigs, y seguirá con su carrera erótico-festiva a manos de Becky, estudiante de East Dillon, y su madre Cheryl. ¿Y Lyla? La hija del gran Buddy volverá de Vanderbilt, su universidad, para aparecer en un par de capítulos. “Será algo que le pasa a otro personaje lo que provoque la vuelta de Lyla. Y aprovechará para ver a Riggins y hablar de su relación, que está en el aire…”
  • Julie está en su último año de instituto, lo que le provocará ciertas tensiones con Matt (que no está muy por la labor de las fiestas y demás jaleos colegiales) y con su madre: Tami y Julie volverán a enseñarse las uñas con motivo del paso a la edad adulta de esta última. Ya se sabe, diferentes puntos de vista…
  • ¿Y Tami? Pues no lo tendrá fácil en su puesto de directora, sobre todo por lo que respecta a dos temas: problemas con uno de los personajes nuevos y el problema de querer apoyar a su marido en los partidos de East Dillon… pero ser la directora del instituto de los Panthers. Bonito marrón
  • Los nuevos: ya hemos visto a Becky, que estará muy detrás de Tim; también conoceremos a Vince, estrellita del fútbol con problemas familiares (padre en la cárcel); a Luke, que empezará en West Dillon (Panthers) pero deberá cambiar a East Dillon (Lions) contra su voluntad, y que chocará más de una vez con Vince; y a Jess, una conocedora a fondo del mundo del fútbol, eternamente liado con Vince, pero que acaba interesándose por… ¡Landry!
  • El gran Landry, por cierto, que se nos va a los Lions del coach Taylor. ¡Bien por él!
Julie Taylor
Landry Clarke
Matt Saracen
Tim Riggins
Tim Riggins


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »