Estrenos recomendados: Damnation

Puede parecer una tarea imposible. Recomendar una serie, cuando ésta ya ha sido cancelada, puede resultar un esfuerzo fútil. Es en esta tesitura donde nos encontramos con “Damnation”

“My friends, we are living in biblical times again. There is a holy war in this country. The rich versus the poor… it´s the same war Jesus himself was in.” (Amigos míos, estamos viviendo tiempos bíblicos de nuevo. Hay una guerra santa en este país. Los ricos contra los pobres… es la misma guerra en la que estuvo Jesús) Seth Davenport, el predicador.

¿De verdad han cancelado “Damnation”? Cuando conocimos la noticia, mi compañero de “TodoSeries”, Roberto, y yo, no salíamos de nuestro asombro. Y es que justo una semana después de la emisión del capítulo que suponía el colofón a la que debía ser su primera temporada, nos anunciaron que éste, sería el del “carpetazo” a esta historia. Primera, última… única.

Para un seriéfilo, un verdadero amante de las series, no hay peor pesadilla que encontrar una de esas series que te llegan, que crees que se van a convertir en referencia, con potencial para ser un clásico, seguirla semana a semana y… ¡zas! que te la cancelen antes de tiempo.

Casi sin darnos tiempo de saborear el final de su primera temporada, el pasado 25 de Enero, nos encontramos con la triste noticia. “USA Networks”, el canal por cable de “NBCUniversal”, decidía que no continuaría esta “saga épica de la historia secreta del corazón de los Estados Unidos en la década de 1930”, tal y como la definieron sus propios creadores. Los motivos, los de siempre. Bajas audiencias y una tibia acogida por parte de la crítica ¿especializada?

¿Nos queda algún atisbo para la esperanza? Netflix comenzó a emitir “Damnation”, el pasado 1 de Febrero, en el resto del mundo, en su plataforma de streaming… ¿Serían capaces “los gatos” de retomar su producción, si el resultado fuera satisfactorio? Humildemente, creemos que se lo merecería… Mas también pensamos que nos estamos agarrando a un clavo ardiendo, porque no parece que “Netflix” haya apostado “un penique” por su continuidad.

No obstante todo lo comentado y tras el mazazo inicial que supuso para nosotros la temprana terminación de esta serie, tomamos la decisión de darla, humildemente, a conocer, ya que según nuestra opinión, se trata de una producción injustamente tratada, por lo que quizás pronto, sea igualmente olvidada; aunque a buen seguro no lo será para aquellos que hayamos tenido la oportunidad de saborearla.

La Gran Depresión, entre finales de los años 20 y principios de los años 30 del siglo XX, es un periodo que remite a escasez, dificultades económicas y luchas sociales. Pero también a exquisitas producciones literarias, con nombres de gigantes como John Steinbeck, John Dos Passos y F. Scott Fitzgerald, además de películas míticas, como “La Noche del Cazador”. Las series, por su parte, no han pasado muy a menudo por esta época, pero no podríamos olvidar a una joya como “Carnivâle”, una más del puñado de grandes clásicos de HBO, que aunque contó con dos temporadas, siguió idéntico destino al de “Damnation”.

“Damnation” está ambientada en un remoto condado de Iowa, en el que un grupo de granjeros han comenzado una huelga para conseguir precios justos para sus productos. El líder de este movimiento es el misterioso predicador Seth Davenport (Killian Scott), quien acompañado por su esposa Amelia (Sarah Jones), acaba de establecerse en la ciudad. Pero también hay muchos intereses puestos en que la huelga fracase y los interesados, no repararán en usar todos los medios a su alcance para ello, ya sean legales o ilegales.

Creely Turner (Logan Marshall-Green) encarna a la perfección esa herramienta sin escrúpulos de la que se valen los poderosos para intentar cumplir sus objetivos, cueste lo que cueste.

En sus caminos se cruzarán muchos personajes, entre los que cabría destacar, por su peso en la trama (y la calidad de sus interpretaciones) a Bessie Louvin (Chasten Harmon), una prostituta que entablará una estrecha relación con Creely; el sheriff del condado Don Berryman (Christopher Heyerdahl) y DL Sullivan (Joe Adler), escritor del diario local.

Se trata de una época pasada. Una época llena de penurias, hambruna y opresión. Una “guarida de almas perdidas”. Una era en la que el avance de la tecnología, en manos del poderoso, esclaviza y subyuga al ser humano, hasta límites insospechados, hasta provocar la rebelión de éste contra la insoportable opresión del sistema. ¿Ha pasado casi un siglo desde entonces? ¿Hemos cambiado algo, hemos conseguido revertir aquella situación? Quizás sea uno de los principales motivos del escaso éxito de público de esta producción. Además del nada benevolente retrato que plasma en pantalla de la sociedad americana de la época.

Quizás la serie estuviera “Condenada” desde su título hasta su oscuro y sombrío trasfondo de la trama, pero cuando productos de esta calidad son cancelados con esta celeridad, no podemos evitar el pensar que algo no funciona bien en este mundo seriéfilo nuestro.

“Which side are you on?” (¿De qué lado estás?)

Roberto C.L. ha participado en la creación de este artículo


Categorías: Opinión Etiquetas: ,

3 comentarios

  1. erick mora c

    completamente de acuerdo es una verdadera lastima que se cancelara, no lo sabia pero de verdad considero que era muy buena, me gusto tanto como godless.

  2. Sofi

    Yo me enteré de esta serie gracias a la recomendación de “Todo Series”, que hicieron por las mejores series del año pasado.
    De inmediato la busqué, así como Godless, que tampoco sabía de su existencia y ambas me las vi de corrido.
    La verdad es que me gustó más Godless, pero Damnation, también me atrapó y la segui fiel hasta su último capítulo. Es una pena que la hayan cancelado, sobretodo porque se quedó muy interesante, pues la serie prometía mucho, gracias a su buena trama y a las buenas actuaciones de sus protagonistas.
    No hay que perder la esperanza de que Netflix se anime y la continue, pues es una serie que de verdad vale la pena.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »