Estrenos recomendados: Counterpart

“Counterpart: homólogo/a”.

Él tiene cara de buena persona. Se conforma con vivir en un barrio que califica de tranquilo. Si le dicen que espere dentro del círculo, él lo hará el tiempo que haga falta, hasta que se encienda la lucecita verde. Cumplidor en su trabajo. Responde a su interlocutor, situado al otro lado de la habitación, separado de él por una mampara de cristal, con las aparentemente inconexas frases que se encierran en un determinado sobre, a su vez contenido en un maletín precintado. Es monótono. Es aburrido. Es absurdo. Pero es un trabajo. Un trabajo que nuestro protagonista, Howard Silk, ese con cara de buena persona, lleva desarrollando durante 29 años. Howard es un profesional abnegado. Pero incluso él, la persona más paciente y obediente del mundo, tiene aspiraciones.

Del departamento de Interconexión al de Estrategia. Este es su anhelo, un ascenso. Según le parece, se lo ha ganado, tras tres décadas de dedicación. Él simplemente quiere seguir sirviendo, pero a un nivel más elevado, con mayor relevancia. Aunque… quizás necesitaba que alguien se lo dijera directamente a la cara, después de 30 años de escrupuloso servicio, si eso tuviera que haber sucedido, ya lo habría hecho. Pero, ¿quién necesita que le digan algo así? Quizás nuestro querido Howard.

Es una buena persona. Hoy en día, las personas así no abundan. A uno no le supone esfuerzo alguno empatizar con alguien así. Es por ello que entendemos rápidamente a esas enfermeras del hospital en el que está ingresada su mujer desde hace un tiempo, “durmiendo”. Esta noche le ha traído lirios del valle. Y ha dejado unos cuantos en un jarroncito del mostrador de recepción, al saludar. Como cada noche, le leerá un libro.

Todo, todo esto, todo su mundo, toda su realidad, están a punto de cambiar. Un descubrimiento pasado que se le revelará ahora, dará un giro de 180 grados a su existencia. O quizás no. Quizás nuestro Howard siempre ha sido el mismo y siempre lo será, pase lo que pase. ¿Quién sabe?

Para descubrirlo, sólo tenéis que disfrutar, como yo, de esta historia. “Counterpart” posee su estilo propio. Un estilo que me ha recordado a una estrella, cuyo fugaz paso por nuestra galaxia de series no hizo que la olvidara: “Rubicon”. Se trata de una manera poco habitual de contar las cosas, de mostrarnos a sus protagonistas, alejada de lo que se ha convertido en rutinario dentro del género. Nada de efectos especiales y nada de efectismos. Aquí todo es corazón, entrañas, piel, vello… Todo lo aúna, todo lo reúne. Puede parecer una mezcla dispar y variopinta de géneros: ciencia ficción, thriller, espionaje… mas creo que en el fondo, será una preciosa historia de amor, en la que se nos irán planteando cuestiones relativas a la identidad, la personalidad, el destino…

“Counterpart” lo tiene todo, intriga y emoción, historia y personajes, pero sobre todas las cosas, tiene a J. K. Simmons, un verdadero animal de la interpretación. Una bestia parda hecha actor que es capaz de hacer que nos encariñemos de su personaje sin darnos cuenta. Capaz de asombrarnos al cambiar radicalmente de registro, dentro de la misma historia. Disfrutad del capítulo piloto y sabréis de qué os hablo. Y por favor, si no le habéis visto en “Whiplash”, no dejéis pasar la oportunidad cuando os surja.


Categorías: Opinión Etiquetas: ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »