Epix debuta en la producción con un drama y una comedia

epix-logo

Tres gigantes de la industria del entretenimiento como Paramount Pictures, Metro-Goldwyn-Mayer y Lions Gate Entertainment pusieron en marcha en octubre de 2009 un canal de televisión por cable (aunque también emite por satélite) llamado Epix cuya programación estaba basada en películas, conciertos y especiales de comedia, entre otros. Con base en Nueva York y emisión exclusiva para el público estadounidense, Epix sumaba más de 10 millones de suscriptores a principios de 2012, muy lejos de los 30 millones que tenían Starz o HBO, o de los 22 que tenía Showtime, canales con muchos más años de vida. Ahora, el canal pretende recortar esa diferencia añadiendo a su parrilla dos series de producción propia, un drama y una comedia, que aterrizarán en 2016 con muy buenos repartos al frente y que merece la pena no perder de vista.

La voluntad de Epix por hacer carrera en la producción propia de series se remonta a sus primeros meses de vida, concretamente a febrero de 2009, cuando el canal todavía no había empezado sus emisiones regulares. Entonces, el CEO de la compañía dio luz verde a un piloto de drama titulado Tough Trade que se ambientaba en Nashville. Coincidiendo con la puesta en marcha del canal se ordenó la producción de algunas miniseries lideradas por nombres importantes, como Oliver Stone, aunque ninguno de los proyectos fructificó. Ahora, el canal vuelve a adentrarse en la aventura de las series producción propia con Graves (comedia) y Berlin Station (drama).

Graves

graves-epix

Epix ordenó en primavera la producción de 10 episodios de Graves, una comedia de media hora de duración protagonizada por el veterano Nick Nolte en la piel del ex presidente de Estados Unidos Richard Graves. Éste tendrá una epifanía en la que se dará cuenta que sus políticas hicieron daño al país durante décadas y, junto a su joven asistente, se embarcará en una aventura quijotesca para arreglar sus errores administrativos justo cuando su mujer, que fue Primera Dama, decide emprender su propia carrera política.

El creador de Graves es Joshua Michael Stern, que dirigió la película Jobs centrada en el extinto líder de Apple y que aquí también se sentará en la silla de dirección aparte de escribir los episodios. Stern será productor ejecutivo junto a Keith Eisner (The Good Wife) y Greg Shapiro, que ya ejerció de productor en la oscarizada The Hurt Locker. Buenos nombres para un proyecto que todavía adquirió más prestigio en verano, cuando se anunció el fichaje de Susan Sarandon para interpretar el papel de la Primera Dama, Margaret Graves. Sin embargo, la semana pasada Epix anunció que Sarandon se caía finalmente del cartel de Graves debido a (insertar tópico aquí) “diferencias creativas”. Su sustituta se anunciará próximamente.

Los que sí estarán al lado de Nolte como actores regulares del reparto serán Hélene Yorke (Masters of Sex), que interpretará a la hija de Graves (Nolte), Olivia Graves; Skylar Astin (Pitch Perfect), que encarnará a Isaiah Miller, el joven y neurótico asistente del ex presidente; Chris Lowell (Private Practice), que será el otro hijo de la familia, Jeremy Graves, un militar que regresa de Afaganistán y trata de labrar su nueva vida en medio del caos político que reina en su hogar; y la veterana Angelica María (Agujetas de color de rosa), una latina con una enorme carrera en telenovelas que se meterá en la piel de la asistenta del hogar de los Graves, donde lleva trabajando más de dos décadas.

 

Berlin Station

richard-armitage

Junto a Graves, Epix ordenó en el mes de marzo también la producción de 10 episodios de su drama de debut: Berlin Station. La serie sigue a Daniel Meyer, un agente de la CIA encargado de una misión clandestina en Berlin en la que tendrá que desenmascarar el origen de una fuga de documentos e información hacia un famoso informador que responde al nombre de Thomas Shaw.

Berlin Station nace de una idea del novelista Olen Steinhauer, especialista en obras de espionaje y que será el encargado de escribir los episodios junto al oscarizado Eric Roth (The Curious Case of Benjamin Button, Munich). El belga Michaël Roskam dirigirá los dos primeros capítulos y hará de productor ejecutivo con Roth y Steinhauer.

Por lo que respecta al reparto, está menos formado que el de Graves, pero ya cuenta con algún que otro nombre destacable. Es el caso de Richard Jenkins (Olive Kitteridge), que regresa a una serie de televisión con un papel principal una década después del final de Six Feet Under. Jenkins interpretará el papel de Steven Frost, un veterano de la Guerra Fría que ahora es el jefe de la central de la CIA en Berlín. Uno de los hombres a su cargo será Hector DeJean, un agente tenaz, oscuro y con mucho encanto que encarnará el actor Rhys Ifans (The Amazing Spider-Man).

Los últimos dos nombres en sumarse al reparto son caras muy conocidas de la televisión moderna: Richard Armitage (Thorin en la Trilogía de El Hobbit), al que hemos visto en Hannibal en la piel de Francis Dolarhyde; y Michelle Forbes, amada y odiada a partes iguales por su papel en Battlestar Galactica y que recientemente ha participado en The Killing. Armitage será el protagonista de Berlin Station, Daniel Meyer, mientras que Forbes se meterá en la piel de Valerie Edwards, la jefa de administración en la Berlin Station de la CIA.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »