Emmy 2010: Mejor actriz de drama

Cerramos la semana de con más alegatos de nuestro particular dream team legal: el Jurado TS. Ríete de Ally McBeal y Bizcochito… El tribunal se ha reunido para emitir sus veredictos de defensa en la categoría de mejor actriz de drama, donde la batalla se presenta especialmente fiera. ¿Será por fin el año de la aún virgen Kyra Sedgwick, nominada por quinto año consecutivo como Brenda Leigh Johnson y defendida por partida doble (cosas del jurado…)? ¿El séptimo año seguido de Mariska Hargitay, aka Olivia Benson, la dará su segundo premio? ¿Acaso alguien pretende toserle a Glenn Close e impedir que se lleve su tercer Emmy consecutivo por hacer de Patty Hewes? ¿Oirá el cielo mis plegarias y se lo llevará Connie Tami Britton en el año de su debut? Ufff

Kyra Sedgwick (The Closer), por María Lage y Noèlia Binefa
Brenda Johnson es sin duda uno de los mejores o quizás el mejor ingrediente de The Closer, es un personaje consolidado y de lo más interesante. Brenda destaca por su destreza al resolver los casos, por sus formas a veces duras combinadas con cierta vulnerabilidad en otros aspectos más cotidianos de la vida y en general porque es capaz de cautivarnos con su personalidad, siempre que no nos interrogue, por supuesto. La interpretación de Kyra es brillante y ella es en gran parte la responsable del gran carisma de la protagonista de The Closer.
The Closer es Kyra Sedgwick, de eso no cabe duda. Neurótica, nerviosa, insegura y con carácter, así es la Subjefa de Policía de Los Ángeles, cualidades que quedan perfectamente definidas y reflejadas con su interpretación. Brenda es de esos personajes que están hechos para su actor, o su actor para el personaje (no lo tengo muy claro), pero que es imposible imaginártelo con otra actriz y a ella con otro papel. Tiene esa facilidad por brillar en escena, por asombrarnos en cada episodio con una nueva faceta, por no dejarte en vano compartiendo los mejores momentos, como su muchas gracias, muchas gracias a todos, o su particular manera de llegar a la escena del crimen, siempre con retraso y con ese nuevo modelito, a cuál más hortera. Y es que como he dicho The Closer, es Kyra Sedgwick…

Glenn Close (Damages), por Jordi Caus
Hablar de Glenn Close (alias Patty Hewes) es hablar de Damages, una serie que no se concibe sin su personaje principal a pesar que no lleve su nombre como pasa en otras series como Dexter o House. Close consigue crear un personaje único, inteligente, omnipresente y dominante en el ámbito profesional, pero a la vez vulnerable en su escasa visa personal, donde es incapaz de tener una relación de madre con su hijo y las pesadillas del pasado recorren su subconsciente hasta provocarle paranoias.

Julianna Margulies (The Good Wife), por Íñigo Cobo
La buena esposa ha entrado como un vendaval, pero su competencia femenina es del quince. Alicia Florrick debería aparecer en un libro como mujer del siglo XXI, dándole una patada en la silicona a Sarahjessi, porque lo tiene todo, porque lo da todo. El suyo es un personaje lleno de matices y cosas que amas, odias y celebras. No será peor que la Close, ni que Sedwick, pero su novata presencia quizás la preceda un poco, o quizás también gracias a ella dé el campanazo. Diez años después de su última nominación por Urgencias, Margulies se posiciona como una interesante, pero ante todo fresca, amenaza a las habituales damas que derrochan brillantez.

Connie Briton (Friday Night Lights), por Dani Rodríguez
Friday Night
Lights es pequeño y suave, tan blando por fuera que se diría todo de
algodón. FNL es Platero, porque aunque todos lo queremos, es débil y tuvo que venir DirecTV a salvarlo. Connie no. Tami no. Ella es fuerte, piedra pura. Sí, llora. Sí, a veces se resquebraja, se rompe, estalla. Y abofetea a su hija adolescente. Pero es lo más duro y fiable que hay en Dillon. Eric debería probarla como sustituta de Riggins, o quizá como QB1, porque esta mujer es una todoterreno. La cuarta temporada la ha elevado a los altares, ha tensado la cuerda a su alrededor (empezando por el caso Cafferty, llegando hasta el aborto de Becky, pasando por graffitis y acosos…), pero ni así. Ni así se hunde Connie, que sigue siendo la esposa ideal, la madre perfecta. Sí, te da una bofetada con ira, pero al segundo, cuando sus dedos se separan de tu cara, ves en la suya un arrepentimiento infinito. Si Connie no gana el Emmy es que me estoy perdiendo a actrices de otro planeta…

Nos quedamos sin defensa nuevamente para dos actrices: Mariska Hargitay (Law & Order: Special Victims Unit) y January Jones (Mad Men). ¡Disculpas, chicas!


Categorías: Series Etiquetas: ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »