El diario: The Big Bang Diary

Después de sentar en los cómodos sofases de El Diario a Sawyer y a los hermanos de Prison Brek, volvemos a la carga con una entrega más de vuestra sección favorita. ¿Con quién? Con The Big Bang Theory

Manel: ¡Y seguimos aquí en El Diario! Nos habíamos ido a la publi después de ver las dificultades que tenía nuestro invitado para sentarse… ¡pues han pasado 10 minutos y aún dice que no ha encontrado el sitio ideal! ¡Pero venga! ¡Si todos los sofás son iguales!

Sheldon: ¿Discúlpame? Intentaré no dejarte en evidencia ante tu público, pero no me queda más remedio que rebatir tu teoría. Ya no sólo es cuestión de comodidad, que dudo que la encuentre en unos sofás tan poco ergonómicos, sino para facilitar la comunicación entre comunicantes; es decir, entre tú y yo. Dependiendo de mi posición respecto a la tuya, las ondas sonoras llegaran con más o menos claridad permitiendo un intercambio de palabras mucho más fluido.

Manel: ¿?¿?¿

Sheldon: Sabía que era altamente probable que alguien como tú, sin estudios superiores, llegara a comprender mis argumentos…

Manel: ¿Que no tengo estudios superiores? ¡Si he estudiado Magisterio!

Sheldon: Supongo que eso es un sarcasmo…

Manel: No.

Sheldon: Procuraré ser condescendiente contigo, pero es que estoy acostumbrado a tratar con mentes más brillantes que la tuya, así que el proceso de adaptación mutuo puede resultar bastante complejo. ¡Ya sé! Imaginaré que estoy hablando con Penny: ella podría equipararse perfectamente a ti y a tu limitada capacidad intelectual…

Manel: ¿?¿?¿

El peligro de usar pegamento de efecto instantáneoEl peligro de usar pegamento de efecto instantáneo

Sheldon: Ahora tendrías que decirme tú algo… Eres el presentador, ¿verdad?

Manel: ¡Que te sientes en uno de los sillones!

Sheldon: Ya, ya… ¡Ya he encontrado el lugar perfecto! Desde aquí te recibo claramente. Y además me he colocado cerca de la salida emergencia: considero imprescindible estar próximo a una vía de escape, porque el arquitecto que construyó este plató creo que se licenció a través de un curso on-line o en una Universidad Pública, que viene a ser lo mismo: ¡qué errónea disposición de las columnas! ¡qué…

Manel: ¡Por favor que entre el invitado sorpresa, a ver si acabamos lo antes posible! Adelante sr. Leonard…

Sheldon: ¿Leonard? Si me dijo que había concertado un encuentro íntimo con intención de coito con Leslie Winkle…

Manel: …Nimoy. ¡Leonard Nimoy!

Nimoy: Larga vida y prosperidad.

Sheldon: ¡Sr. Spock!

Nimoy: ¡No, él no! ¡No, no, no!

Sheldon: ¡Sr. Spock! ¿Por qué no responde a mis correos? ¿Ni a mis llamadas? ¿Ni a mis cartas? Miento, sí que usted me envió una carta. Extremadamente extraña, por cierto.

Nimoy: Era una orden de alejamiento, psicópata.

Sheldon: Sólo le quería informar de mis progresos en el proceso de clonarle a partir del ADN que extraje de una servilleta suya que me regaló Penny…

Manel: ¿Algún progreso?

Sheldon: Bueno, estoy experimentando con ratas…

Manel: ¿Y?

Sheldon: Pues he logrado que todas tengan orejas puntiagudas, como él.

Nimoy: ¡Yo no tengo las orejas puntiagudas! ¿No me las ves? ¡Yo no soy Spock!

Sheldon: ¿Me está diciendo que usted no fue el protagonista absoluto de todas las películas y series realizadas sobre Star Trek, hasta que llegó J.J. Abrams con su versión comercial e infantiloide?

Nimoy: Sí, era yo.

Sheldon: Luego usted es el sr. Spock.

Nimoy: En la ficción.

Sheldon: Querrá decir en la ciencia-ficción, o ficción científica que es el concepto acordado por toda la comunidad del foro de Sci-Fi para definir ese género…

Nimoy: ¡Me pones de los nervios!

Sheldon: Pero si eso es imposible… ¡Si usted es vulcaniano! ¡Y los vulcanianos no manifiestan sus emociones! A no ser que…

Nimoy: …¿que sea humano?

Sheldon: …que mienta para preservar su verdadera identidad.

Nimoy: ¡Yo no miento! ¡No mientooooo!

Sheldon: ¡Qué reacción tan llena de ira! Se está comportando de una manera impropia para tratarse de un vulcaniano. Claro, como su madre es humana…

Nimoy: Claro que mi madre es humana… ¡como mi padre!

Sheldon: No renuncie a sus orígenes, sr. Spock… ¡Todos sabemos que su progenitor era un vulcaniano que procreó con una terrícola! Pero no se preocupe, que el Consejo de sabios vulcanianos acabó aceptándole tal y como era…

Nimoy: ¡Yo lo mato! ¡Lo matoooo!

Sheldon: Qué reacción tan rara en un vulcaniano… ¡Si son un pueblo pacífico que odia toda forma de violencia! Claro, debe de ser que como su madre es humana ha heredado este rasgo tan característico de nuestra imperfecta especie.

Nimoy: ¡Vale! ¡Soy vulcaniano! ¡Y veraneo en Júpiter!

Sheldon: No sabía que pasaba el estío en el mayor planeta del Sistema Solar… ¿Qué tal el clima jupiteriano en esa época?

Nimoy: Era un sarcasmo. ¡Déjame en paz!

Sheldon: En paz… y prosperidad; sr. Spock.

Nimoy: Aghhhh, aghhhh, aghhhhh.

Manel: ¿Sr. Spock? ¿Se encuentra bien, sr. Spock?

Nimoy: ¡Que no soy Spock, copón! Aghhh, aghhh…

Sheldon: Sí, que lo es. Pero comprendo que al ser un comandante interestelar cuya misión es la de mantener el orden en el universo, prefiera mantenerse en el anonimato. ¿Verdad que es así, señor Spock? ¿Señor Spock? ¿Señor Spock? ¿Señor Spock? ¿Oiga?

Manel: ¡Rápido, una ambulancia!

Sheldon: ¿Ambulancia? ¡Hay que llamar a Bones McCoy!

Manel: ¿Quién es ése?

Sheldon: ¿Que quién es ése? ¿Pero qué clase de persona no sabe quién es Bones McCoy? ¡Es el Oficial Jefe Médico del Enterprise!

Manel: Es que a mí de Star Wars sólo me gusta Jar Jar Binks.

Sheldon: Aghh, Bones McCoy en Star Wars, aghhh, aghhhh, Jar-Jar Binks, aghhh…

Manel: ¿Sheldon? ¿Sheldon? ¿Sheldon? ¿Estás bien? Bueno, ¿estás bien dentro de tus posibilidades? No respondas ahora, lo dejaremos para mañana… ¡si es que llegas! Como decía Spock en El Retorno del Jedi: “Que la fuerza te acompañe”.

“¿Que cuál es mi secreto para lucir siempre unas cejas perfectas? La depilación láser…”

Sheldon: Aghhh, aghhhhh…


Categorías: Series The Big Bang Theory Etiquetas:
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »