¿De qué hablar si no hablamos de series?

¿De qué hablar si no hablamos de series?

La broma es muy fácil, y nace de la similitud fonética entre el apellido del industrial alemán Oskar Schindler y la ya exministra de Cultura Ángeles González-Sinde: la lista de Sinde. Una lista que, obviamente, no admite comparaciones de ningún tipo con la de Schindler, aunque sin duda ha generado y generará muchos terremotos. Pero pongamos que no sabes de qué va todo esto y que empezamos desde el principio… Esto va de descargas, una de las varias maneras que hoy en día tenemos de acceder a las series de televisión. Va de una ley que en 2011 dio poderes a la Comisión de Propiedad Intelectual, y que a partir del próximo mes de marzo comenzará a poner sobre la mesa denuncias y, previsiblemente, cierres de webs. La lista de marras contiene a casi todos los sospechosos habituales (Series Yonkis, Cinetube, Vagos…); tal y como se podía leer ayer en Público, en la lista “no están todas las páginas de enlaces españolas pero sí las más importantes. 122 sitios de descargas de películas, series, música, videojuegos y hasta software (…) son el objetivo de la comisión administrativa que, presumiblemente en marzo, debe decidir su cierre. La industria cultural las irá denunciando desde el primer día de funcionamiento de la Comisión de la Propiedad Intelectual.” Los más viejos del lugar sabemos que históricamente a toda web clausurada le sale rápidamente una prima en algún sitio de internet, prima que será a su vez cerrada cuando empiece a ganar popularidad, etc. Pero con esta ley es posible que el panorama cambie. Mi pregunta es: ¿beneficia realmente a la industria?

Yo soy un consumidor habitual de series americanas. Me las bajo, o las veo en streaming, lo confieso. Si viviese en Estados Unidos las vería en la tele, o mejor aún, esquivaría la publicidad acumulándolas en un TiVo. Pero por desgracia resido en España, y si quiero acceder a esos productos no puedo hacerlo directamente. Tengo que esperar a que una cadena de aquí compre los derechos (una vía que ha avanzado mucho en los últimos años, pero que sigue sin funcionar: la tele reacciona muy tarde, y con anuncios, y con unas horas de emisión terribles, y a veces sin opción a versión original -porque sí, quiero ver las series en inglés-), o tengo que acudir a servicios como Youzee (pero no tengo código de invitación, y además existe Cuevana, que roza la perfección), o tengo que comprar los DVD (pero para entonces habré podido leer la serie en internet), o… O nada. A decir verdad, no tengo una alternativa real a la descarga o al streaming. Y podría seguir diciendo que mi aportación económica a la industria es mucho mayor desde que comulgo con la descarga y el streaming: empecé comprando una camiseta de Lost, luego una de Friday Night Lights, y seguí con un DVD de la primera temporada, y tengo en la hucha dos reservados para cuando terminen Breaking Bad y How I met your mother, y han caído consecutivamente los packs de Six feet under y The West Wing, y más camisetas de Friday Night Lights, y los libros de Game of Thrones, y el juego de mesa, y otro hueco en la hucha para cuando acabe… y bueno, qué os voy a contar, si vosotros estaréis peor que yo. Mucha pasta, ¿verdad? Pues eso. Pasta que de otra manera, sin la opción de acercarnos a las series y disfrutar de ellas, no hubiéramos gastado.

Pero oye, que esto no pretende ser, ni mucho menos, una apología de nada, sino un ejercicio de fantasía. Y encima no es ni nuestro, sino que nace de una pregunta tuitera formulada por @alternate_javi. Esta:

@alternate_javi: Acabo de ver que la Ley Sinde empieza a cerrar servidores. ¿De qué vais a hablar cuando no podamos descargar series? #miedo

todoseries_com: Pues es una buena pregunta… ¿de qué queréis que hablemos si no hablamos de series?

Y en esas estamos, preguntándolo. En el caso de que las cosas vayan muy mal y el seguir series al día se acabe… ¿en qué os gustaría que reconvirtiéramos Todoseries? Porque claro, libraros de nosotros no os iba a ser tan fácil. ¿Un blog de qué? ¿Fútbol? ¿Aeromodelismo? ¿Cocina? ¿Literatura francesa? ¿Odontología? Los comentarios quedan abiertos para que hagáis vuestra carta a los Reyes, o para que debatamos el principio del post…


Categorías: Sin categoría

68 comentarios

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »