Counterpart: más allá de las primeras impresiones

Misterio, intriga, suspense… miles de novelas, películas y series de televisión a las que aquí se añade un subgénero que ha captado la atención y el interés de millones de lectores y espectadores: las historias de espías. Porque Counterpart es una historia que bien podría adjudicarse a John Le Carré o a Graham Green, auténticos maestros de esta narrativa y que en éste caso su creador Justin Marks ha logrado conjugar y unir lo mejor de cada “casa” para lanzar a la televisión un producto absorbente, misterioso y con una atmósfera poco menos que turbadora.

La historia es diferente gracias a su premisa y aunque algunos puedan ver cierta similitud con la Fringe de J.J. Abrahams debido a los tan recurrentes universos paralelos, Counterpart se escapa por otro lado confiriendo a su argumento un tono más sosegado, más introspectivo, más dramático y más elegante que aquella.

Ubicada en Berlin tras la caída de El Muro y con todo a favor para que una sociedad dividida pudiera disfrutar de la reunificación tan deseada, sucede un hecho extraño donde sin saber muy bien qué lo originó, los caminos se separan en dos provocando que a partir de ese punto los mismos habitantes, las mismas sociedades queden separadas en dos mundos paralelos e irreconciliables.

Las mismas personas tiene ahora su doble al otro lado, una especie de gemelo con el que comparten todo su pasado hasta que se produjo el hecho dramático que los separó en dos caminos diferentes y opuestos. Dos sociedades antagónicas que se odian y que pondrán todos sus esfuerzos y recursos en aniquilar a la otra hasta convertirse en un solo poder hegemónico. Sicarios que cruzan al otro lado para matar a su doble; embajadas que dan cobijo a agentes especiales; negocios a pesar del odio entre ambos mundos, una esposa que reniega de su marido en un lado y que sin embargo queda seducida cuando el otro yo de él se cuela en su mundo…Toda una retahíla de guiños a lo que realmente pasó cuando esas dos sociedades estaban divididas en la etapa de la guerra fría y que generó todo un universo de espías, departamentos de seguridad, comandos especiales, agentes infiltrados encargados de secuestrar o “neutralizar” al enemigo.

Ciencia ficción sin estridencias, sin luces de neon, taxis voladores ni adornos futuristas y sí mostrando un ambiente sórdido a más no poder donde se materializa la dualidad que todos llevamos dentro y que, en un conflicto eterno, nos hace luchar contra nosotros mismos.

El foco en Counterpart recae sobre Howard Silk (J.K. Simons) que clava a la perfección la interpretación de dos personajes opuestos en su forma de vivir, en su carácter incluso en sus trabajos y que por culpa de un caprichoso destino quedaron separados en un punto determinado de sus vidas convirtiéndose en dos seres que en nada tiene qué ver el uno con el otro hasta que ese mismo destino les vuelve a unir para trabajar por una causa común. Y tal es el carácter que imprime a ambos éste excelente actor que no tendremos ningún problema en reconocer e identificar quién es quién en cada momento a pesar de ser iguales.

Counterpart es compleja de ver, y como buen thriller tienta y pone a prueba la paciencia del espectador una y otra vez hasta casi el agotamiento, pero su excelente puesta en escena y realización nos irá conquistando capítulo tras capítulo. Y llegará un punto de la historia donde el argumento, en su aspecto de intriga pura y dura, pegue un giro y nos muestre más los problemas personales, el trauma y la contradicción que tiene el saber que al otro lado de La Puerta existe una persona igual que tú pero con una vida completamente distinta y que ese mundo antagónico no es todo lo malo que te han contado los tuyos. Y si unos están más avanzados tecnológicamente, son más modernos y más alegres; los otros, los del otro lado, han volcado sus energías en investigaciones médicas y medioambientales. Dos sociedades que beben de los mitos entre atenienses y espartanos para enseñarnos que la fusión entre ambos sería el éxito y no la destrucción de uno de ellos por el otro.

Hace bien STARZ en apostar por wsta historia que se estrenó el pasado 21 de wnero en su plataforma y que ya comentó por aquí mi amigo y compañero Jose María con sus primeras impresiones del piloto.

La serie pasa ahora a formar parte del catálogo de HBO tal vez como contrapunto a la de Altered Carbon de Netflix, otra de las novedades de ciencia ficción llegada a nuestras pantallas. Una historia distinta que no hace sino enriquecer sus contenidos no tanto pensados para generar grandes audiencias y sí para gozo y satisfacción de nosotros los espectadores a los que nos encandila éste tipo de historias, su intriga y sobre todo la atmósfera que las rodea.

El único problema es que su emisión semanal nos impide maratonearla y esperar resignados e impacientes a la emisión del nuevo episodio. De hecho éste artículo está basado en el visionado de los primeros seis episodios de los diez con los que cuenta la temporada gracias a que desde el 21 de Enero, fecha en la que se estrenó, han ido quedando disponibles en la plataforma permitiéndome verlos de una sentada.

Y un hecho que me está resultando curioso es cómo durante éste ínterin las primeras críticas a la serie han pasado de ser insustanciales cuando no muy buenas, incluso malas, a todo lo contrario. Lo que redunda en que estamos ante una historia que necesita su propio tempo para ser digerida como se merece. Una tendencia ésta que poco a poco se va imponiendo en los medios porque la serie se lo merece al tratarse de un producto excepcional y distinto. Cosa que es muy de agradecer en estos tiempos.


Categorías: Opinión Etiquetas: ,

8 comentarios

  1. Alfredo Andrés Rico Jamaica

    Vivan las series, y más cuando son de calidad.
    Yo que soy fan de walking desde, las dos temporadas recientes me han decepcionado, ya parece telenovela. Gracias por los tips.

  2. Sofi

    Concuerdo contigo Antonio, pues esta serie es buena, pero no es apta para todo público.
    No es una serie del montón, que tiene millones y millones de seguidores, pero es una serie que te atrapa por su calidad y la historia de dos mundos paralelos, en el que todos tenemos un doble, pero viviendo vidas diferentes.
    Yo lo empecé a ver por J.K.Simmons, pues desde que lo vi en Whiplash soy su fan. Es un gran actor y tal como dices no se nos hace difícil identificar a cada uno de sus personajes, pues los desarrolla de manera perfecta y le ha dado a cada uno características especiales, que los hace diferentes.

    • Exacto, Sofi. No es una serie de grandes audiencias por su complejidad pero se agradece que apuesten por este tipo de historias “distintas”. Y sí, J.K. Simmons está brutal por su interpretación, todo un lujo ver a este actor.

      Muchas gracias por comentar!!

  3. Manuel

    La serie Counterpart es muy buena.

    Según avanzan los episodios se pone más y más interesante.

    Desde aquí quiero dar un aplauso a HBO España por apostar por esta serie.

    También quiero felicitar a Netflix y HBO por llegar a España, desde que estoy abonado a estos 2 servicios estoy súper contento, tengo las mejores series y de mayor calidad, sin estar atado a horarios, ni anuncios ni nada más, solo necesito elegir la serie y verla cuando y como me dé la gana.

    • Estoy de acuerdo contigo, es una serie muy buena que ha ido creciendo en cada episodio.

      Gracias por comentar, Manuel y bienvenido al “club” de los que tenemos las dos plataformas y las disfrutamos.

  4. Manuel

    A falta de un capítulo para acabar la temporada de Counterpart, les ha quedado una temporada redonda.

    Serie de calidad de la que apenas se habla.

    • Es el mismo capítulo que me falta a mí. No sé si lo sabes, pero ha habido parón en USA así que tendremos que esperar a la semana que viene. Es lo malo de que no cuelguen toda la temporada a la vez.
      Y estoy de acuerdo, una serie que me ha sorprendido mucho para bien y que no entiendo que no se hable más de ella.

      Muchas gracias por comentar!

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »