Cómo conocí ‘How I met your mother’

Final de primavera de 2008, más o menos. El DVD de la primera temporada de How I met your mother cae en mis manos. La verdad es que había oído hablar de la serie muy poco: sabía que iba de un tío que les contaba a sus hijos cómo conoció a su mujer. No estaba muy seguro de si era una comedia, si los capítulos duraban media hora, etc. Tengo que reconocer que, pese a las recomendaciones, me costó mucho ponerme a verla. Ahora que me he inyectado las 22 primeras dosis en tres días os puedo decir que es una gran comedia, que cada episodio dura unos 20 minutos y que hay que verla. La cuarta temporada arranca el 22 de septiembre en la CBS, así que estáis a tiempo de poneros al día.

Un grupo de amigos, chicos y chicas, acercándose a la treintena, que viven en Nueva York, algunos obsesionados con el amor y otros con el sexo, que tienen como principal punto de reunión un bar… espera, espera… ¿esto no es Friends? No. Nada que ver. Tengo que confesar que Friends siempre me ha dado pereza. Me parecía una serie muy artificial, con las bromas muy encorsetadas. Claro que 10 años en antena, seis Emmys, un Globo de Oro y 50 millones de espectadores pendientes del último episodio no deberían estar equivocados. Quizá vea Friends algún día, pero de momento me conformo, y mucho, con How I met your mother.

La trama

La trama de la serie es de lo más sencilla. Ted Mosby, en el año 2030, sienta su hija e hijo en un sofá y se dispone a explicarles cómo conoció a su esposa. Para ello, retrocede a 2005, a sus 27 años, al día en que su mejor amigo y compañero de piso Marshall le pide a su novia, Lily, que se casen. Esa petición de boda despierta en Ted sus más matrimoniales instintos y decide que en adelante se centrará en buscar a su media naranja. Pasada la primera temporada, a Ted ya se le han conocido varios ligues pero seguimos sin saber quién es la afortunada… y me da que seguiremos sin saberlo hasta el final de la serie.

Los personajes

  • Ted Mosby (Josh Radnor) es, como ya hemos dicho, el protagonista. Arquitecto, idealista y exigente, Ted busca a la mujer. Cree encontrarla pronto, en Robin, pero las cosas no siempre irán bien entre ellos. Como casi todo personaje principal, es muchas veces el colchón para que se luzcan otros, en especial Barney. Pero tiene sus momentos, especialmente cuando pilla una borrachera.
  • Marshall Eriksen (Jason Segel) es el compañero de piso, y mejor amigo, de Ted. Criado en la bonita localidad de St. Cloud, Minnesota, Marshall se prepara para ser abogado. Coladito por su prometida Lily, está perfectamente convencido de casarse con ella, pero le cuesta dejar la vida de soltero que exprimen Ted y, especialmente, Barney. Le cuesta callarse las cosas, es capaz de hablar telepáticamente y a veces sus reacciones son de pequeño niño grande. Impagable cuando se pone a tararear sus sentimientos, hace una perfecta y cómica pareja con Lily.
  • Lily Aldrin (Alyson Hannigan) es, sin duda, el mejor personaje femenino de la serie. Trabaja en una guardería y decide irse a vivir con Ted y Marshall cuando éste le pide matrimonio, aunque realmente ya es una más en el piso desde antes. También está coladita por su pareja, pero no lleva tan bien lo de casarse como Marsh, al que llama marshmallow (una golosina que se conoce como 'malvavisco' o 'nube'); él la llama lilypad, es decir, 'nenúfar'…
  • Robin Scherbatsky (Cobie Smulders) es periodista, reportera de la cadena de televisión más lamentable de Nueva York. Conoce a Ted gracias a Barney, y gracias a él se introduce en el grupo de amigos. Indecisa, canadiense, es lo opuesto a Ted en temas románticos, ya que no tiene ninguna prisa en comprometerse con nadie.
  • Barney Stinson (Neil Patrick Harris) es el personaje. Mujeriego a más no poder, egoísta, bastante creído, pozo sin fondo de frases ingeniosas, carente de vergüenza, obsesionado con chocar cinco y con convertir a Ted en un vividor, Barney es el gran descubrimiento de la serie. Adora llevar traje (y que lo lleven los demás: “Suit up!”) y repetir coletillas como “awesome” o “legendary”. Conocer su pasado, descubrir cómo pretende que Ted ponga celosa a Robin en el 19º episodio o presenciar la manera en que entra a matar en un grupo de cuatro chicas son las cumbres de la primera temporada. Por cierto: Barney es el principal motivo por el que esta serie debe verse en inglés.

En resumen: si queréis 20 minutos de risas, poneos el primer capítulo de How I met your mother. El resto vendrá solo…


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »