Comic Con 2012: Cult, la serie dentro de la serie

cult

Ya lo he explicado alguna vez: cuando veo el apellido “The CW” en una serie, corro en dirección contraria. Es un defecto de fábrica. Una tara que me impide disfrutar de las buenas series de esa cadena, que seguro que las hay, porque la mayoría me huelen a culebrón para adolescentes. La cosa ha cambiado un poco este año: he mordido el anzuelo del superhéroe Arrow, que llegará en septiembre, y me he subrayado una serie llamada Cult que The CW se ha guardado para la midseason y que causó muy buena impresión en la Comic Con 2012. Tendrá formato de cable y será una serie dentro de una serie. Como mínimo, y esto es mucho decir hoy en día, se trata de una apuesta diferente a todo lo que vimos en los upfronts 2012. En TV Overmind nos adelantan ocho elementos básicos de Cult que se detallaron en la convención de San Diego y que nos permiten hacernos una idea de la atrevida propuesta de la cadena. También os dejo la promo que pudieron ver los asistentes a la Comic Con. Ah… sí, sale el gran T-Bag de Prison Break…

  • Es una serie dentro de una serie: Robert Knepper interpreta a Billy Grimm, el conductor del programa de televisión Cult, que genera devoción entre sus fans. Alona Tal es Kelly Collins, una detective que adoraba a Grimm, pero que ahora destina todos sus esfuerzos a sacarlo de en medio. Fuera de la serie encontramos a Jeff Sefton (Matt Davis), un periodista de investigación que tuvo su momento, pero que ahora ha caído en desgracia. Será el encargado de investigar la desaparición de su hermano Jeff, que era un ferviente seguidor de Cult. A medida que se adentre en la serie encontrará una aliada en la figua de Skye (Jessica Lucas), una de las asistentas de investigación del programa. La idea del productor ejecutivo Len Goldstein es que Cult sean dos series a la vez, una para la ficción y otra para la realidad.
  • La importancia del showrunner: El conductor de la serie (de Cult) jugará un papel decisivo en la serie, ya que se insinuará que está al corriente de los misteriosos acontecimientos que rodean a su programa. “Es un personaje del que iremos conociendo detalles poco a poco. Ahora mismo es una figura enigmática”, dice Len.
  • Habrá romances: Es una serie especial de The CW, pero no tanto como para dejar de lado los amoríos entre guapaos y guapas. Aunque es una serie de misterio, en el fondo es The CW, como bromeó la propia Jessica Lucas. “Hay una atracción sexual latente y un posible romance” en la serie, aunque se desarrolle en situaciones de máxima tensión.
  • La base del cable: Debido a la complejidad de la historia, los productores han decidido acortar la temporada ajustándose al modelo del cable. La primera temporada tendrá 13 episodios, como sucede en Dexter o Breaking Bad. Esto permitirá, esperemos, que los guionistas mantengan siempre la tensión y la historia sea más vibrante.
  • Una serie trabajada: Rockne S. O’Bannon escribió el guión del episodio piloto hace cinco años, después de trabajar en Farscape. No se lo compraban, así que trabajó en él hasta que le llegó la oportunidad en The CW. En esos cinco años le dio tiempo a pensar mucho; según Len, hasta cuatro temporadas tiene en la cabeza O’Bannon. “Cada temporada viene a ser un capítulo, una aventura. Queremos que cada temporada satisfaga a la audiencia”.
  • Las redes sociales: Matt Davis expresó su deseo de que la serie intente llegar a la audiencia a través de las redes sociales. Al tratarse de una serie sobre una serie, la capacidad para jugar con las redes sociales todavía es mayor. Un filón que debería aprovechar Cult.
  • El factor T-Bag: Desde que Robert Knepper interpretó a T-Bag en Prison Break, su presencia en cualquier serie es un reclamo. Por eso, tenerlo al mando de Cult, el programa de televisión y la serie, es otro de los puntos fuertes de esta apuesta de The CW que llegará en enero de 2013. En Cult, Knepper será un tipo enigmático, interesante y muy carismático. El actor no se separa de papeles algo oscuros y repulsivos, pero también los encuentra fascinantes.
  • ¿Realidad o ficción?: No saber distinguir realidad de ficción será uno de los elementos más presentes de esta serie. Unos contarán una historia (Billy Grimm) y otros formarán parte de ella. En cada misterio no sabremos si los actores son un instrumento de la serie o si están viviendo algo muy real.

En resumidas cuentas, una especie de The Game + El Show de Truman, condimentado con toques de Gran Hermano. Una apuesta distinta, como comentábamos, que puede ser más o menos interesante en función de si se le da más peso a los misterios que a los romances o a las historias de héroes y princesas. Yo la idea la compro…


Categorías: Noticias Etiquetas: ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »