Cinco documentales de Netflix que ya deberías haber visto

netflix-logo

Como amante de las series y del seguimiento de éstas a través de reviews y artículos semanales, Netflix es un grano en el culo. Su particular sistema de estrenos, en el que las temporadas entran de golpe a su catálogo, desestabiliza nuestro método de trabajo, que está muy enfocado al “semana a semana”: análisis de cada capítulo, curiosidades, tráiler del siguiente episodio. Como amante de las series, sencillamente, Netflix es lo mejor que le ha pasado a la producción televisiva en muchos años. Netflix nos ha cambiado el paso, pero también nos ha abierto las puertas a una gigantesca biblioteca multimedia que en España no para de crecer en la buena dirección. En esa biblioteca destacan las series que todos conocemos (Narcos, Stranger Things, Bloodline, Daredevil) y, cada vez más, las películas que poco a poco se van abriendo paso (Beasts of No Nation, The Ridiculous 6, Tallulah). Pero detrás de éstas florece un excepcional y no tan mediático arsenal de documentales producidos desde el propio canal que, precisamente, hacen que la suscripción pase de ser muy recomendable a ser imprescindible.

Los documentales que tenéis a continuación son Netflix Originals, es decir, se han cocinado o estrenado en exclusiva dentro de la compañía. En el catálogo hay otros documentales igual de recomendables (The Imposter, Searching for Sugar Man) que no son made in Netflix, pero a esos ya haremos referencia otro día…

 

Making a Murderer

making-a-murderer

Si quieres explorar los límites de la palabra frustración, Making a Murderer es tu documental. Narra la surrealista historia de Steven Avery, un gañán de Wisconsin que fue condenado por violación y que pasó 18 años en prisión hasta que una prueba de ADN demostró su inocencia. El documental, sin embargo, no relata esa parte de su vida, sino la que explotó delante de las narices de Laura Ricciardi y Moira Demos, sus creadoras, cuando fueron a grabar la salida de prisión de Avery.

Dos años después de quedar en libertad, y tras exigir al Condado de Manitowoc una multa millonaria por sus años perdidos entre rejas, Avery fue acusado del asesinato de la periodista Teresa Halbach, que horas antes de desaparecer había estado entrevistándolo en su propiedad. Making a Murderer es la historia del juicio a Avery, cargado de irregularidades, de cinismo, de presiones, de falsas verdades y de los mejores ingredientes de un genial thriller de abogados. Renovado ya por una segunda temporada, el documental tiene una primera entrega de 10 episodios.

 

Chef’s Table

chefs-table

No todos los programas de cocina son tan clásicos como el de Arguiñano o tan repetitivos como Masterchef y compañía. Netflix le da la vuelta al formato con Chef’s Table, una serie documental en la que no se habla de recetas ni de concursantes, sino de la especial relación que establecen algunos chefs con la cocina. Es un paseo por varios reconocidos restaurantes de alrededor del mundo, pero sobre todo un viaje al interior de las personas que los dirigen y al origen de sus particulares motivaciones. El programa funciona, al menos en su primera temporada, porque la selección de los seis chefs es terriblemente acertada: desde el argentino Francis Mallmann, que ostenta varios restaurantes y que ahora cocina sus mejores platos al sur del sur de la Patagonia, alejado de cualquier forma de vida; hasta el norteamericano Dan Barber, que hizo despegar su restaurante Blue Hill de Manhattan a raíz de una exagerada acumulación de espárragos en la despensa.

 

Virunga

virunga

Nominado al Oscar a mejor documental, Virunga (2014) es una radiografía del precioso Parque Natural de Virunga en la República Democrática del Congo, donde confluyen una serie de intereses políticos, económicos y empresariales en el que los grandes perjudicados son los gorilas de montaña, una especie en peligro de extinción. El documental sigue a cuatro actores que pelean por el mantenimiento del parque y de sus especies autóctonas, casi siempre desde una posición de inferioridad respecto a los que quieren explotar sus recursos. Más allá de su mensaje reivindicativo, Virunga es una fantástica historia de acción, suspense, emociones y héroes anónimos.

 

Team Foxcatcher

team-foxcatcher

Si fueras rico. Muy rico. Asquerosamente rico… ¿qué harías con tu dinero? El filántropo John Eleuthère du Pont decidió invertir parte de su fortuna en su gran pasión: la lucha grecorromana. Du Pont ayudó a la promoción de ésta y otras disciplinas minoritarias desde su Granja Foxcatcher, una idílica residencia donde los deportistas disfrutaban sin pagar de todo tipo de comodidades, además de un equipo de entrenamiento y financiación para participar en todas las competiciones. Bueno, en realidad no era “gratis”, ya que durante años tuvieron que lidiar con la excéntrica personalidad de su mecenas. El documental se centra en Dave Schultz, el mejor luchador de Foxcatcher y el ojito derecho de Du Pont. Y cuanto menos sepáis, mejor…

 

My Beautiful Broken Brain

my-beautiful-broken-brain

Lotje Sodderland tenía 34 años cuando tuvo que empezar de cero. Y cero es cero. No fue una decisión voluntaria: sufrió un infarto cerebral que le dejó numerosas secuelas en el habla, en la escritura y, sobre todo, en la memoria. Como sucede en Making a Murderer, My Beautiful Broken Brain es un documental sin reconstrucciones (salvo del día del infarto), y todo el material que se muestra es gracias a Sodderland, que pocos días después de la tragedia llamó a la cineasta Sophie Robinson para que documentara su tortuoso proceso de recuperación. Allí donde no llegaba la cámara de Robinson lo hacía el smartphone de la protagonista, a la que acompañamos en su complejao día a día. El documental es duro, aunque siempre se encuentra la réplica en la inquebrantable sonrisa de Sodderland, cuyo cerebro se desprogramó y la condujo a un universo más propio del Twin Peaks de David Lynch. Sí, quedaros con ese nombre: David Lynch.

 


Categorías: Opinión Etiquetas:

1 comentario

  1. Anónimo

    Pues parecido a Making a Murderer es The Jix (HBO). La verdad es que no me gustan mucho ese tipo de documentales, pero a pesar de ello se nota la calidad con la que están hechos

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »