Cinco animes imprescindibles de los 80

animes-80

Sabemos que hay mucho fan del manga y el anime oculto en Todoseries, y por eso mismo durante estos calurosos días veraniegos queremos rendir varios homenajes al mundo de la animación japonesa, tanto en nuestra nunca suficientemente célebre sección Series de tu vida, como ésta que hoy estrena un servidor: Cinco animes imprescindibles. Así pues, a lo largo de estos días vamos a recordar (o descubrir para aquellos que estéis algo perdidos), algunas joyas de la animación nipona que deberíais ver sí o sí. Ah, ya aviso de antemano: aquí no encontraréis nada de Dragon Ball, Saint Seiya, Naruto, One Piece y otros shonen “de hostias”. Así de sibaritas somos. Por cierto, hoy comenzamos con la década de los ochenta.

 

5: Lum, la chica invasora (Urusei Yatsura)

También conocida como “Lamu” o como “la serie de la chica que vuela con el bikini de leopardo y lanza rayos”. Se trata de una de las primeras obras de Rumiko Takahashi, conocida por Ranma 1/2, Kimagure Orange Road o InuYasha. La serie es una descerebrada comedia ¿romántica? protagonizada por Ataru Moroboshi, uno de los personajes más patéticos del mundo del manganime. Este pervertido, vago y bueno-para-nada es el escogido para salvar a la humanidad de una amenaza alienígena. Lo que no sabe es que la hija de los invasores terminará enamorada locamente de Ataru. A partir de ese momento, los habitantes de la Tierra tendrán que sufrir una serie de catastróficas y desternillantes desdichas. Sus 34 tomos recopilatorios, 195 capítulos del anime, películas y OVAS así lo atestiguan.

 

4: City Hunter

Tramas detectivescas, acción, una buena dosis de picante y cierto humor. Esas son las bazas de City Hunter, uno de los mangas más conocidos de los años 80 y que pudimos disfrutar en 1991 en Telecinco. Ryo Saeba es uno de los mejores detectives privados de los años ochenta. ¿Su problema? Le pierden las faldas, especialmente las de Kaori Makimura, su socia. De las diversas temporadas con las que cuenta la serie, en nuestro país pudimos ver las dos primeras y libres de toda censura. Tuvimos que esperar unos años hasta poder ver su tercera temporada en televisión, aunque la última temporada, City Hunter 91 aún permanece inédita. Afortunadamente, gracias al bendito Internet eso ya no es ningún problema.

 

3: Dr. Slump

Estamos ante la obra maestra de Akira Toriyama… y ya pueden tirarme piedras los fans de Dragon Ball. Pero es que la muestra de humor absurdo, cutre y paródico del que hace gala Dr. Slump es digno de los cantares de gesta. Nos encontramos en un pueblo llamado Villa Pingüino, en el que humanos y animales antropomórficos conviven como si nada, a una chica robot con problemas de miopía como protagonista, a un risible superhéroe llamado “Suppaman”, y hasta a un soldado de asalto del Imperio de Star Wars. Si una propuesta tan payasa como ésta no os hace ir corriendo a ver los 243 capítulos del anime original (o los 74 del remake), entonces es que sois unos rancios de narices.

 

2: El Puño de la Estrella del Norte (Hokuto no Ken)

Mad Max conoce a Bruce Lee y a Jesucristo. Eso es justo lo que podemos decir de la obra maestra de Tetsuo Hara y Buronson. ¡Pero, oh! ¡Se trata de un shonen de acción, y dijimos que no trataríamos estas obras en la sección! Bueno, si tenemos en cuenta que estamos ante el “padre” (o incluso “abuelo”) de los mangas de acción que siguen la estela de Dragon Ball, que cuenta con una ambientación que vuelve a estar de moda hoy día, y a que hace de eso de las “manly tears” un arte, lo cierto es que estamos ante una obra totalmente imprescindible. Eso y a que es cafre de narices. Es lo que tienen artes marciales que hacen explotar a las personas.

 

1: Akira

Seguimos calentando al personal, y en este caso a los puristas de la obra de Katsuhiro Otomo, que reniegan de la adaptación del manga homónimo… la cual fue dirigida por el propio mangaka, no hay que olvidarlo. La versión animada de la historia postapocalíptica de Kaneda, Tetsuo y el misterioso niño Akira en Neo Tokyo 3 se parece poco a su versión en papel, pero eso no quiere decir no sea una de las maravillas del mundo del anime y en gran medida responsable de que Occidente fijara la vista a los “dibujitos japoneses”.


Categorías: Sin categoría

1 comentario

  1. Berta

    Rumiko Takahashi no es la creadora de Kimagure Orange Road. Sí lo es de Maison Ikkoku, que se emitió allá por los comienzos de A3 como Juliette Je T’Aime.

    Y no sé que opinará el resto de la gente, pero, al menos para mí, Campeones, Candy Candy, Ulises 31, Macross/Robotech,La pequeña Memole, La Aldea del Arce, Comando G (vale que no es de los 80, pero aquí se emitió por esas fechas) o la propia Kimagure Orange Road son bastante más emblemáticas que El Puño de la Estrella del Norte o Lum. Cuestión de gustos, supongo.

    Por cierto, decir “Ah, ya aviso de antemano: aquí no encontraréis nada de […] y otros shonen “de hostias”” y después incluir en la lista El Puño de la Estrella del Norte como que no lo veo…

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »