Cinco animes imprescindibles de 2000-2010

animes-00

¡Nueva entrega de Cinco animes imprescindibles! Tras dos entradas iniciales destinadas a tratar algunas joyas de los años 80 y 90, nos vamos directamente a los primeros años del siglo XXI para ver cuáles han sido las grandes contribuciones de la animación japonesa a ese apartado de “series imprescindibles”.

 

5: Elfen Lied

Aviso a navegantes: nos encontramos ante una de las propuestas más bestias que podáis ver en el mundo de la animación japonesa. Para comprobar si podéis soportar lo que os depara la serie, poned el primer capítulo y ved los cinco primeros minutos. Si podéis soportarlo, ¡enhorabuena, ya estáis enganchados a Elfen Lied! Basado en el manga original de Lynn Okamoto, nos encontramos ante una historia con altas dosis de terror psicológico, gore y cierto componente sexual. ¿La trama? Seguimos a Lucy, una diclonius, miembro de una especie mutante que cuenta con un altamente desarrollado instinto asesino. A lo largo de los 12 capítulos del anime veremos la lucha de Lucy por escapar de sus captores humanos y debatirse en esa lucha interior por ser aceptada por los humanos a los que quiere o abrazar su lado homicida. Y si no os gusta el final, no me echéis la culpa a mí, sino al estudio GENCO, que realizó la serie antes de haber terminado el manga homónimo.

 

4: Code Geass

El estudio Sunrise se sacó toda una obra maestra de la manga con Code Geass, cuyas dos temporadas se emitieron entre 2006 y 2008. En ella nos encontramos una realidad alternativa donde el Sacro Imperio de Britannia ha conquistado casi todo el planeta. El resto del mundo se lo reparten la Federación China y la Unión Europea. Añadid ahora a un inteligente y maquiavélico joven llamado Lelouch, quien busca poner de rodillas a Britannia. Lo mejor de todo es que cuenta con la misteriosa habilidad de que todo el mundo cumpla sus deseos. Añadid a ello, también, unas fantásticas secuencias de acción con mechas, giros argumentales de los que quitan el hipo, y un diseño de personajes a cargo de las míticas Clamp. ¿El resultado? ¡Excélsior!

 

3: Death Note

¿Quién no ha oído hablar de Death Note a estas alturas? La conocida historia del “cuaderno de muerte” es otra de esas series que han calado hondo en la cultura popular, traspasando el mundo de lo “otaku”. Light Yagami es un estudiante modelo, brillante y terriblemente aburrido con su vida. Cuando cae en sus manos un misterioso cuaderno que acaba con la vida de todo aquel cuyo nombre está escrito, Light buscará convertirse en juez, jurado y ejecutor de todo aquel que le impida crear un mundo a su imagen y semejanza. El estrafalario detective L es el único que puede pararle los pies.

 

2: Full Metal Alchemist Brotherhood

Es cierto que la primera serie de Full Metal Alchemist nos dejó a todos (o a la gran mayoría) un buen sabor de boca. Shonen de acción y aventuras con un trasfondo que ya quisieran muchas historias “más adultas”. Personajes bien construidos y una película final, Conqueror of Shamballa, que nos dio a todos una clase acelerada de lo que pasaba en la Alemania de los años 30 del siglo pasado junto con otros componentes más fantasiosos. ¡Pero la segunda serie, Full Metal Alchemist: Brotherhood, eso sí que es genialidad en mayúsculas! Adaptación fiel casi en su totalidad al manga original de Hiromu Arakawa (salvo su primer capítulo, que curiosamente es relleno), esta serie de 2009 es, con el permiso de Ataque a los Titanes, el último gran shonen del siglo XXI. Hasta ahora.

 

1: Monster

¿Quién dijo que todos los animes deben ser estrafalarios y llenos de elementos fantásticos? ¿No puede haber algo de realismo en las series de animación japonesas? Para aquellos que busquéis un planteamiento más adulto que todas las anteriores, tengo una palabra para vosotros: Monster. El manga de Naoki Urasawa es uno de los mejores thrillers que jamás se han parido, y prueba de ello es un anime que usa al propio manga a modo de storyboard. ¿Su argumento? El neurocirujano japonés Kenzo Tenma, afincado en Alemania durante la década de los noventa, salva a un niño de una muerte segura. ¿El problema? El infante en realidad es un asesino sociópata que destruirá a todos aquellos con los que se cruce en su camino, sacudiendo de arriba abajo la vida del japonés, quien iniciará una búsqueda por toda Alemania para encontrar al joven, acabar con su vida y demostrar su inocencia.


Categorías: Opinión Etiquetas: ,

4 comentarios

  1. Tenma

    Monster es una serie especial, es una joya, di con ella casi por casualidad y pensé inocentemente que podría conseguir animes similares pero me encontré con que ella es una anomalía dentro del genero, lo normal es personas con orejas de gato, o cabello verde.
    Dentro de la obra de Urasawa también pude leer el manga 21 Century Boys y es una pasada.

  2. Se nota que ya no tienen más series que comentar jajaja, aunque soy fan del anime, admito que solo me interesa que ustedes publiquen cosas relacionadas con series (no necesariamente de usa) y quizá ver de vez en cuando, alguna curiosidad sobre la animación nipona, pero no así seguido, porque se nota como un bajón de calidad en el blog.

    Me gustaría recomendar Guilty Crown, porque aparenta ser estereotipo en su primera parte, pero después toma un giro interesante y por supuesto Psyco Pass y su critica a una muy interesante sociedad utopica.

  3. Andres

    En mi opinión todos son obras maestras menos “monster”, lo reemplazaría por hunter x

  4. sofi

    De las 5 he visto 3, Elfen Lied, Full Metal Alchemist y Death Note, la cual me pareció la mejor de todas las que vi. Aunque el final no fue mucho de mi agrado, creo que es una gran serie que nos muestra como el poder puede cambiar a una persona, hasta el punto de tergiversar las cosas buenas por las que al principio luchaba y de hacer cualquier cosa, incluso hasta matar, con tal de no perderlo.

¡Únete a nuestra comunidad!

Responder a sofi Cancelar respuesta