Chuck: Análisis de la segunda temporada

Chuck: Análisis de la segunda temporada

He devorado la segunda temporada de Chuck en apenas una semana. Es una sensación que sólo he vivido en un par de ocasiones más: con la primera temporada de Prison Break y con la de How I Met Your Mother. A priori no existe demasiada relación entre las tres series. Chuck comparte con Prison Break la duración y con How I Met el género. Pero no las meteríamos dentro del mismo saco. ¿Por qué me han enganchado tanto estas temporadas? Probablemente intervenga algún factor planetario, o tal vez sea cuestión de tiempo libre. Yo tengo una teoría que me convence mucho más, un punto en común entre las tres series que determina que cuando acabe un episodio busque el siguiente de forma desesperada: relaciones de amor imposible. Michael y Sarah no podían estar juntos en la primera temporada, tampoco Ted Mosby y Robin. Y la pareja Chuck-Sarah es uno de los principales motores de una segunda temporada maravillosa. ¿La comentamos?

El pasado 27 de abril acabó la segunda temporada de Chuck en NBC. Así que este post llega tarde. Muy tarde. Tú, seguidor de Chuck, posiblemente consumiste la segunda temporada semana a semana y te cenaste la season finale, Chuck vs the Ring, a finales de abril. Estando a mediados de junio, el retraso es evidente. Sin embargo, este post llega muchíiiisimo antes de lo que esperaba. Como comentaba, he devorado la segunda temporada en un tiempo record, motivado por esa relación imposible entre Chuck y Sarah, pero también por John Casey, por la madurez de Morgan Grimes, por la sonrisa de Ellie y por la posibilidad de que triunfara el desamor entre Chuck y el Intersect. Pero eso sólo es una pequeña muesca de lo mejor de la segunda temporada de la serie, que supera holgadamente el nivel del año de su debut. En honor al silencio de Devon, otro personaje fantástico, vamos a hacer dos columnas: lo más awesome y lo menos awesome. ¡Go!

That's Awesome

  • El asentamiento de la trama horizontal genera una temporada más redonda. A diferencia de la primera temporada, mucho más caótica, el objetivo de destruir a Fulcrum centra la atención durante todo el año. El Intersect sigue siendo objeto de deseo, factor que sitúa a Chuck en el centro de la acción, pero el equipo tiene un objetivo mayor: acabar con Fulcrum.
  • La existencia de una trama horizontal beneficia también la aparición de interesantes personajes secundarios. Y en esta temporada hemos visto unos cuantos. Si en la primera regresó Bryce Larkin, ahora hemos podido conocer a Jill. La ex pareja de Chuck tiene un pasado mucho menos apetecible de lo que creía el Intersect, pero eso no ha impedido una bonita relación entre ambos. En especial, por ese precioso final en el que Chuck le entrega el anillo y toda su confianza. No es el único secundario destacado. La llegada de Cole Barker, un impresionante agente de la CIA, generó dos de los episodios más divertidos de la temporada: vs the Beefcake y vs the Lethal Weapon. Y el padre de Sarah también dejó huella. Eso por no mencionar el nivelazo de algunas estrellas invitadas, con mención especial a Dominic Monaghan y su mito del rock (¡otra vez!) Tyler Martin o la espectacular (y me quedo muy corto con el adjetivo) agente Alex Forrest, que interpreta Tricia Helfer. Sin embargo, hay un secundario que me gustaría destacar por encima de todos, que es…
  • Stephen Bartowski y toda la trama de Orion. Gran interpretación de Scott Bakula, que pasa de ser un excéntrico pringado con aires de grandeza al personaje más determinante de la temporada. El creador del Intersect huyó de su familia para no ponerlos en peligro, algo que probablemente tendrá que hacer Chuck algún día. Stephen llevó a Ellie al altar. E incluso borró el Intersect de la cabeza de su hijo. Pero Chuck no puede dejar de ser un espía. Lo lleva en los genes.
  • La relación entre Sarah y Chuck. Saben que es una relación imposible que está condenada al fracaso. Pero nadie les impide intercambiar miradas, nadie les impide salvarse la vida mutuamente o arriesgarlo todo por la vida del otro. Chuck ya no es sólo un trabajador de Buy More reconvertido por obligación en un espía de medio pelo, es un agente con unos métodos peculiares que está destinado a ser un héroe. Y Sarah lo sabe. La relación entre ambos es mágica, peligrosamente real y sobre todo muy adictiva. Han tenido sus altibajos, con la aparición de Jill y de Cole, pero no se han dejado de dedicar esas miradas tan increíbles. Para mí, el gran motor de la serie. Además, son dosis de amor muy concretas, bien repartidas a lo largo de los episodios y muy originales. Tanta lucha codo con codo ha tenido sus frutos esta temporada, con ese despertar en el hotel en el que se besan apasionadamente. Qué satisfacción…
  • La relación Morgan-Chuck no tiene nada que envidiar a la que el protagonista mantiene con Sarah… salvando las evidentes distancias físicas entre la agente Walker y el señor Grimes. Morgan evoluciona mucho y muy bien en esta segunda temporada. A distinto nivel y en contextos diferentes, comparte y vive muchas de las preocupaciones con su amigo Bartowski. Como pareja también han tenido muchos altibajos, pero su amistad suele estar por encima de todo. Antológica despedida de Morgan del Buy More, por cierto, recuperando su honor y madurando. Divertidísima pareja, otro de los puntos fuertes y necesarios de la serie.
  • John Casey. Un personaje que no sonríe en 22 episodios es el que más risas nos saca cada semana. John Casey es mordaz, es borde, es irónico, es insensible y tiene un serio problema para relacionarse con la población no militar. Sin embargo, Casey también es original, un agente resolutivo y aporta pequeñas dosis de humanidad que lo engrandecen. John Casey es un motivo de peso para ver la serie.
  • Lo Awesome que es el Captain Awesome. El nombre es tan perfecto como Devon. Es guapo, es médico, es fiel, es inteligente, es encantador, es cariñoso. Realmente, es muy awesome. Y lo mejor de todo es que Ellie no merece un hombre menos increíble a su lado. Pareja encantadora que siempre regala buenos momentos y pone una nota de realismo a la vida de Chuck. Además, la vida de Ellie es el triunfo de su hermano.
  • Entretenimiento, en esencia. Eso es Chuck. La serie de NBC ofrece los 42 minutos más entretenidos de la semana. Sin alardes, sin grandes pretensiones, sin ser los más divertidos ni los más guapos ni los más originales. Única misión: entretener. Y cumple con creces…

That's Not Awesome

  • Jeff y Lester. Aunque han evolucionado en la segunda temporada, siguen siendo los personajes menos divertidos de la serie. En especial, Jeff. A Lester le empiezo a coger el puntillo. Tampoco me acabe de convencer demasiado el personaje de Emmet Millbrage.
  • La falta de minutos de algunos personajes. Ellie Bartowski merecería alguna trama propia en una temporada de 22 episodios. También Devon, Morgan o Anna. El peso de toda la trama recae en Chuck, que consigue salir airoso y sigue cayendo simpático entre la audiencia. Sin embargo, estaría bien una pequeña cura de desintoxicación cada “x” episodios.
  • La última escena de la temporada. El hecho de que Chuck recupere el intersect es una buena noticia consecuencia de la renovación de la serie por una tercera temporada, pero no me convence que sepa Kung Fu, al estilo Neo en Matrix. Chuck es encantador por su miedo, su torpeza y su ausencia casi patológica de coraje. Para dar patadas, puñetazos, repartir tiros y jugarse la vida ya tenemos a Sarah y Casey.

En conclusión, la segunda temporada mejora con creces a su antencesora debido a esa trama horizontal de Fulcrum versus the Intersect. Las historias de amor se sirven en dosis justas y cada personaje ha evolucionado de una forma coherente e interesante. En mi opinión, una temporada adictiva y muy recomendable para consumir en dosis semanales. Enemiga del aburrimiento, Chuck se enfrenta a una tercera temporada complicada. La serie sigue sin marcar grandes datos de audiencia, pero NBC ha decidido darle una oportunidad de 13 episodios, prorrogables a una temporada entera. El regreso de la serie está marcado para marzo de 2010, pero los creadores de Chuck no descartan sorprendernos bastante antes con material nuevo. Tras este post, incorporo oficialmente las reviews de Chuck semanales a nuestro diario. ¿Qué os ha parecido la segunda temporada? ¡Contadme!


Categorías: Chuck Opinión Series Etiquetas: ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »