Calentando en la banda para la segunda de Friday night lights

Sigo con la sobredosis diaria de Friday night lights: la segunda temporada arranca dentro de nada (5 de octubre) y hay que estar listo para saltar al campo, ¿no? Mientras tanto, me sigo preguntando dónde está el secreto de una serie que gana con cada episodio…

  • ¿Es el fútbol? Mmm, no creo… Digamos que no es mi deporte favorito, aunque hay que reconocer que en la serie está tratado con mucho acierto. Centra buena parte de las tramas, pero no empacha. Y casi hace que te acabe interesando… Mi pregunta es: ¿realmente sólo la tocan tres? Porque digamos que en la serie, más allá de Saracen, Riggins y Smash, no es que los demás hagan mucho.
  • ¿Son los personajes? Quizá, porque los hay muy buenos. Me encanta el entrenador Taylor, pese a que en el fondo sea el peor de la familia. Y es que las mujeres se lo comen: Tami y Julie son geniales y los tres forman un gran triángulo. Mención especial, para los que hayáis visto capítulos de la primera temporada, esa escena del 1×08 en que Tami está preocupada porque una chica de la misma edad que Julie ha venido a confesar que su novio (jugador de los Panthers) está presionándola para hacer un trío… memorable dentro del coche y memorable cuando se enteran de que el bueno de Matt está revoloteando la zona prohibida

    Saracen, Lyla, Jason… son la clase media. No desmerecen, pero no llegan al nivel de los Smash, Riggins o Tyra, para mí tres de los más ricos en matices de todo el elenco. Y me parece también que Landry, hasta ahora comparsa, nos dará buenos momentos… De los secundarios, me quedo con Buddy Garrity y Corrina, la madre de Smash.
  • ¿Son las tramas? Tramas que, por otra parte, no inventan nada: racismo, tensiones sexuales, relaciones padres-hijos, microcosmos de un instituto, etc. Pero están tratadas de una manera especial, con unos giros que en muchas ocasiones son inesperados. Y el ritmo narrativo le da el empujoncito final. Sin ir más lejos: una de las columnas vertebrales de la primera temporada, la lesión de Jason, está contada de una manera muy natural, sin caer en el dramatismo, en la burla o en el abandono.
  • ¿Es la música? Personalmente, Friday night lights me parece la serie que mejor usa la música. Son buenos temas, bien integrados en el guión y muy agradables de escuchar.

Seguro que hay más argumentos para alabar a la que sin duda es una de las series a seguir a partir del día 5 de octubre, fecha del inicio de la segunda temporada, ya que como nos han demostrado series de talla de Prison Break, es el momento más difícil


Categorías: Friday Night Lights Opinión Series Etiquetas:
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »