BSG: ¿Demasiadas tramas abiertas?

BSG: ¿Demasiadas tramas abiertas?

La ambición es la mayor virtud y el mayor defecto de Battlestar Galactica. La serie no sólo explica la travesía de una nave superviviente hacia La Tierra, sino que trata en profundidad temas políticos, sociales, filosóficos y religiosos. A nuestro juicio, la cuarta temporada está pecando de un exceso de ambición, ya que mantiene abiertas hasta seis tramas importantes: la lenta muerte de Roslin; la nueva carrera política de Lee; los conflictos de los cuatro modelos cylon de Galactica (Tory, Tyrol, Anders y Tigh); el despertar espiritual de Baltar; la guerra civil cylon; y la búsqueda de la Tierra a bordo del Demetrius, guiado por Starbuck. ¿Son demasiados frentes? En principio, no parece un problema para la serie, que ya ha convivido con distintas tramas paralelas durante tres temporadas. Recordemos, por citar algún ejemplo, la supervivencia de Helo en Caprica durante la primera temporada o la estancia de Baltar en la nave cylon durante buena parte de la tercera. Sin embargo, la cuarta temporada tiene más líneas argumentales en marcha y en ocasiones da la sensación de que intenta abarcar demasiado. Baltar, Roslin, Lee, Starbuck y los cylons tienen suficiente peso como para guiar una única temporada por sí solos, por eso parece peligroso que se combinen todas sus historias. Sólo quedan 16 episodios de esta maravillosa serie y la mayoría queremos que Galactica descubra la Tierra, no que cada uno de los personajes se encuentre a sí mismo. ¿Habrá abierto Galactica demasiadas tramas?


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »