Breaking Bad: ¿Qué hay de nuevo, Pinkman?

Sólo hay un Paul mejor que el pulpo, y es Aaron. Aaron Paul, el Jesse Pinkman de Breaking Bad, uno de los personajes mejor trabajados (tanto por parte de los guionistas como en la interpretación) de la televisión actual. No en vano, Paul es candidato al Emmy como mejor secundario en una serie dramática. Y en esta entrevista que publican en AMC veremos parte del camino que le ha llevado hasta allí (¡gracias, Nancy Link!), entre otras cosas. Por cierto: si te acabas de caer del árbol y no sabes qué es Breaking Bad, que sepas que en Paramount Comedy la emiten los miércoles a las 22:10. Y cito a la cadena porque quizá gracias a ellos tengamos a punto una sorpresita este verano… hasta aquí podemos leer.

En esta temporada Jesse se da cuenta de que básicamente lo único que se le da bien es fabricar meth. ¿Te pasa a ti lo mismo con la actuación?
La verdad es que supe que me quería dedicar a esto desde muy joven. Supongo que en mi caso es cuestión de felicidad, si hiciera otra cosa no estaría tan satisfecho, tan lleno. Aunque bueno, quizá podría dedicarme a otras cosas. Astronauta, leñador… De momento, actor está bien.

¿Has absorbido la manera de hablar de Jesse? ¿Te sale natural?
No, Jesse y yo somos muy diferentes. Aunque la verdad es que digo Yo muchas más veces… Lo uso cada día, creo que ya se me va a quedar para siempre.

Hay un momento en que le dices a Walt: “You either run from things or you face them.” ¿Opinas eso?
Sí, totalmente de acuerdo. No es sano huir o esconderte de los problemas, hay que comunicarse, afrontarlos y asumir las consecuencias.

Así que no procrastinas…
Bueno, en realidad sí. Soy un gran procrastinador. Una vez, cuando estaba en el instituto, el comité que elaboraba el anuario quiso buscar a una persona que lo fuese, salió mi nombre, y me pidieron que les contara mi mayor procrastinación. Les dije que vale, que me la pensaría. Y claro, aún la están esperando… Realmente creo que hay que afrontar los problemas, pero no es sencillo.

¿Alguna vez has tenido un profesor que influyese mucho en tu vida?
Nancy Link, mi profesora de teatro. Me ayudó muchísimo, fue un gran apoyo. En el instituto yo iba al grupo avanzado de teatro, fui el primer estudiante de primer año que lograba meterse en él, y cuando le dije que me quería graduar lo antes posible para irme a Los Angeles a probar suerte, me dijo: “Sí, hazlo. Puedes hacerlo.” Nunca me preguntó cuál era el plan B…

¿Mantenéis el contacto?
Sí. Bueno, hace muchos años que no hablo con ella. Quise que viniera al estreno de Breaking Bad en LA, y le dejé un mensaje en lo que pensé que era su teléfono de casa. Luego llamé a la escuela y le dejé un recado allí. Nunca me contestó, lo cual es un poco… anti-climático [se ríe]. Eso sí, en la premiere de mi primera película [Whatever it Takes, Cueste lo que cueste] estuvimos en Idaho [su estado natal] estrenándola a lo grande. Ella vino, hay una foto en la que nos abrazamos que fue portada del periódico. Fue un momento genial para los dos…

¿Hubo mucho cachondeo cuando Hank te define como “un tipo guapo” [en la escena del 3×04 en que el policía visita la gasolinera en busca de la autocaravana y la cajera, que había comprado droga a Jesse, lo describe]?
Jajaja, sí, creo que sí. Recuerdo que me reí cuando vi el guión, es muy gracioso. Mucha gente me habla de mis ojos, quizá me ayudan a interpretar a personajes intensos. En esa escena, los directores decían Vamos a resaltar sus ojos, hagamos que salga atractivo… quizá le falte un poco de peso, y tenga la nariz muy puntiaguda, pero si nos centramos en sus ojos funcionará.

Bueno, la cajera te acaba comprando la meth
Sí, sí, funciona…


Categorías: Breaking Bad Series Etiquetas: , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »