BBad: Las entrevistas del PaleyFest

El PaleyFest de este año nos ha dejado mucha información sobre nuestras series: Lost, Dexter, Gleey ahora Breaking Bad. Los protagonistas de la serie de AMC (Walt, Skyler, Hank, Walter Jr. y Jesse), junto con el jefazo Vince Gilligan, estuvieron en un panel en el que hablaron de muchas cosas, básicamente relacionadas con las dos primeras temporadas de la serie, pero también con la tercera. Hay muchas curiosidades sueltas, y sobre todo mucha demostración práctica de que Bryan Cranston es un crack. Son siete vídeos es inglés, pero nuestro equipo de lingüistas (?) ha logrado traducir las partes más interesantes. Con ellas os dejo. Con las partes, no con las lingüistas, ni con las partes de las lingüistas, ni con las lenguas en las partes, marranos

Habla de Daniel y de Luis, los dos malos de esta temporada. Para Daniel Moncada es su primer papel. Luis lleva un tatuaje en los párpados. Fuck en uno, you en otro. Bryan Cranston le preguntó si le había dolido, y el tío le dijo que no, que el tatuaje no dolía. La cuchara que le pusieron entre el ojo y el párpado sí… Cranston habla del gran papel que ambos han hecho durante la temporada, pese a su corta experiencia; narra la grabación de la escena que ya hemos visto, donde la camioneta explota, y también cuenta que en la despedida, ambos actores lloraron cuando el equipo les decía adiós.

En este vídeo hablan de Saul Goodman, interpretado por Bob Odenkirk. Cranston dice que fue genial trabajar con él y ver el contraste entre las reacciones y el estado de ánimo de Walter y Jesse, atenazados, asustados, y el papel de Saul, casi opuesto. Veremos más Saul en la tercera.

Cranston y Gilligan cuentan la historia de un perro… Un perro que se suponía que iba a estar en el depósito de coches de donde Jesse se acaba llevando la autocaravana. No recuerdo si en esa escena había un perro, y tampoco me queda muy claro en el vídeo si pudieron llegar a grabar con él. Lo que sí está claro es que parece ser que la broma del perro les costó ni más ni menos que 25.000 dólares…

Curiosa historia… La primera temporada iba a tener nueve episodios, pero la famosa huelga de guionistas la dejó en siete. La idea original era matar a un personaje al final de esa tanda de nueve: Jess Pinkman. Gilligan dice que cuando contraró a Aaron Paul no sospechaba lo bueno que podía llegar a ser, como tampoco sabía por ejemplo que Anna Gunn, Skyler, podía ser tan divertida.

Sobre la muerte de Jane… ojo, porque la primera idea era que Walt la mataba él mismo. Por suerte o por desgracia, no se atrevieron a cargarle un muerto a sus espaldas, así que eligieron que simplemente la dejaba morir.

Los momentos más impresionantes de la serie. Para Hank, claro, la tortuga explosiva. Para Walt, la primera página del guión, donde un hombre en calzoncillos conduce una autocaravana por el desierto con otro tío con máscara de gas gritando y… bueno, ya sabéis de qué os hablo, es la primera escena de la serie. Para Skyler, lo más impresionante es la perfecta mezcla entre momentos peligrosos (como un hombre derretido goteando del techo) y momentos familiares. Un cuestión de segundos se cambia de uno al otro de la manera más natural. Para Jess también es el piloto. Walter Jr. coincide con su madre, y además recuerda la escena en que los White están comprando ropa y unos niñatos se meten con él, hasta que Walt los apaliza.

La gran pregunta: ¿cuándo tendrá un respiro Walt? Cranston: “Es curioso, porque realmente Walt nunca ha estado más vivo que desde que le dijeron que iba a morir. Ahora tiene la capacidad de intimidar, cosa de la que jamás se había sentido capaz. Tiene mucho dinero. Se siente importante”. Así que no está tan claro que realmente necesite un respiro en su vida…


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »