Anatomía: Las horas perdidas de O’Malley

Anatomía: Las horas perdidas de O'Malley

Hagamos cuentas, señores: durante los primeros nueve episodios de la quinta temporada, George apareció 48 minutos en pantalla. Comparándolos con los 114 que tuvo Cristina, estamos ante una completa tomadura de pelo para cualquier personaje regular. Pero esta 'marginación interpretativa' no fue lo único que disgustó a T.R. Knight, cuya salida de Anatomía de Grey ya es un hecho desde hace más de un mes. Insulsas tramas que hicieron que el propio actor dejara de entender y respetar a su personaje y una gradual falta de entendimiento entre él y la creadora Shonda Rhimes propulsaron que pidiera ser liberado de su contrato, que le unía a la serie hasta la séptima temporada. Knight está contento con su elección, y ahora desea dedicarse a nuevos proyectos, en el mismo lugar que le vio nacer profesionalmente: el teatro. Musicales y dramas le esperan para la próxima temporada. Y entre medias, un descanso, en el que Knight podría haber hecho una última aparición en la serie, oferta que rechazó sin dudarlo. Aunque una última aparición no hubiera matado a nadie (irónicamente), el actor cree que lo que debe hacer es seguir adelante. Entertainment Weekly ha conseguido acceder al episodio perdido de George O'Malley. Veamos lo que pudo ser y no será:

Con su salida voluntaria de la serie, T.R. da la espalda a un sueldo que le reportaba 14 millones de dólares, un puesto estable en una de las series más vistas y mucho reconocimiento. Sin embargo, Knight sintió que los recientes acontecimientos que le habían ocurrido a O'Malley eran síntomas del desgaste de su personaje, y notaba que ya había “expirado”. Este mes, con el rodaje de la sexta a punto de empezar, los productores de la serie dieron al actor la opción de volver para la season premiere, a modo de flashback. El actor se negó. A pesar de lo decepcionante que pueda resultar no volverle a ver, la responsable está contenta con el desarrollo del personaje. “Llegamos a verle crecer”, dice Shonda. “Es como si hubiéramos visto una evolución completa de un personaje, y me hace sentir bien”.

El 24 de septiembre se emitirá un primer capítulo doble, donde veremos cómo George sucumbe finalmente a las heridas que sufrió en la finale de la pasada temporada. Aun así, eso no era lo último que íbamos a ver de nuestro querido 007: según Rhimes, a lo largo del capítulo veríamos en flashbacks las horas que pasó el residente desde que se marchó del hospital hasta que fue ingresado, totalmente desfigurado y en estado muy crítico, atropello incluido. “Quería ver su último día con vida muy mal”, dice la guionista. “Pensé que sería interesante la idea de saber que es el último día en la vida de alguien, y verlo de forma diferente que en cualquier otro momento”.

Los espectadores también habríamos visto la decisión instantánea de George de salvar la vida de la chica, que le costaría posteriormente la suya propia. “Quería ver el momento en el que saltó enfrente del autobús”, comenta Shonda. “Quería organizar el episodio de tal forma que la primera vez que lo vieras saltar delante del autobús, resultara muy aterrador. Pero la segunda vez que lo ves, es un héroe. Hubiese sido un episodio precioso”, continúa, añadiendo que de haber visto esas horas perdidas, “podríamos haber aprendido algo nuevo acerca de George”.


Categorías: Anatomía de Grey Series Etiquetas:
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »