Anatomía: La cardiopatía de todo médico

Anatomía: La cardiopatía de todo médico

A los de Anatomía les va a llegar un caso derechito a urgencias este 11 de febrero: un buen número de corazones rotos (la mayoría atravesados por flechas). Porque si nosotros también tenemos que lidiar con el insufrible día de San Valentín, médicos y residentes del Seattle Grace Mercy West, expertos en la asignatura, no iban a ser la excepción. Por primera vez en Anatomía de Grey, Meredith y amigos se tendrán que enfrentar a las idas y venidas del día de los enamorados, aquí bajo el título de Valentine's Day Massacre. ¿Sugerente? Mamá Shonda nos adelanta unas cosillas…

Citas dobles. Son tan horribles como suenan, llenas de silencios incómodos y filetes poco hechos. Y Cristina y Meredith, en compañía de sus respectivos Owen y Derek, pasarán así la celebración de los enamorados. Lo bueno es que estas twisted sisters con bisturíes pueden apoyarse mutuamente si la cosa se torna ñoña. Y lo malo, pues la cena en sí: “Meredith no es una chica de San Valentín, y Cristina tampoco”, dice Rhimes, con toda la razón del mundo.

Los hombres de la función deberán, sin embargo, forzarlas a ponerse guapas y sentarse en una mesa con camareros preguntando si quieren más gambas. ¿Lograrán el reto Shepherd y Hunt? Si un accidente en masa no lo impide… porque el argumento del episodio, con ese título tan macabro de Valentine's Day Massacre, nos insinúa que el amor pasará factura a un puñado bastante majo de gente: “Es el día de San Valentín, y los médicos deberán tratar a docenas de heridos después de que un techo se desprendiera en un popular restaurante romántico; Derek intenta arreglárselas con su ocupado horario como Jefe de Cirugía; Meredith se enfrenta a sus tareas como la mujer del Jefe; y Mark y Callie hacen equipo para convencer a Sloan de que haga lo correcto con su bebé”.

En el impecable I Like You So Much Better When You're Naked, Alex se adelantó a la jugada y fue quien dejó a Izzie, que regresaba buscando perdón y reconciliación. La Heigl, chica bipolar, no estará presente en el especial de San Valentín ni tampoco habrá una reunión a buenas entre el Izziex, que ha dejado a ambas partes rotas y sangrantes. Así que Alex, quien ahora mismo nos importa mucho más que Stevens, “encontrará su propia manera de entretenerse bastante adecuadamente en San Valentín”, según ha comentado la creadora. No irá al cine a ver la nueva peli de Jennifer Aniston como haría cualquier otro tipo duro, más bien buscará un codo en el que apoyarse y unos labios que morrear en alguien… un alguien que bien podría ser Lexie: teñida de rubia para la ocasión, tiene todavía muchas cosas que arreglar con Mark. Lo cual, bien pensado, quita posibilidades a un nuevo rollete con Karev. Ya se verá, pues.

Y entre tanto lío las únicas que salen impunes de traiciones descaradas son Callie y Arizona, frescas y felices, que celebrarán el día con todas las de la ley. “Saldrán de cita e intercambiarán regalos a las cuatro en punto, porque saben que pasarán las noche en las urgencias”. Realistas, eso sí.

El episodio se emitirá dentro de tres semanas, 11 de febrero, en la vísperas de San Valentín, y las tramas románticas no lo serán todo, como podría parecer: el retorno de April o la insistente presencia de Teddy tendrán su peso. ¿Esperáis este capítulo con ganas? Personalmente, lo estoy deseando…


Categorías: Anatomía de Grey Series Etiquetas:
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »