Review American Crime Story: The Man Who Would Be Vogue

Los huracanes son impredecibles, y el atraso del Katrina cede su puesto como la segunda entrega de la exitosa antología de Ryan Murphy sobre el crimen en América a “El asesinato de Gianni Versace”. El piloto de esta temporada vuelve a ser un desfile de talento, que va mucho más allá de la víctima y el perpetrador. De nuevo el asesinato no es sino síntoma y reflejo de crímenes subyacentes y extensibles a toda la sociedad. Si en “The People vs. O.J. Simpson” la narración seguía el hilo de el proceso judicial más mediático de la historia para denunciar el racismo en Estados Unidos durante los noventa, ahora la serie se centra en la situación de los homosexuales, a través de las andanzas de uno de los prófugos más notorios de esa misma década. Andrew Cunanan será tanto o más protagonista que el propio Gianni Versace, mostrando dos caras muy distintas de una misma moneda. También se retratan medios, autoridades y la propia familia/imperio Versace, no sin falta de polémica. Todo esto condensado en su piloto de una hora, que nos promete una temporada trepidante. ¿Lo comentamos?

“Honey, if you’re Versace. I’m Coco Chanel!”
(Cariño, si tú eres Versace ¡yo soy Coco Chanel!)
Andrew Cunanan

Dos hombres, homosexuales, provenientes de la clase media y con gran ambición. Las similitudes entre Gianni Versace (Edgar Ramírez) y Andrew Cunanan (Darren Criss) puede que acabaran ahi, y a pesar de ello tanto el genio creativo como el manipulador asesino vieron ligados sus destinos para siempre aquella mañana de julio del 1997. Dos disparos en las escaleras de la lujosa Casa Casuarina de Miami Beach. El primer tiro, perdido, atraviesa mortalmente a una paloma blanca. El segundo, cruza de parte a parte uno de los rostros más prominentes de la moda de todos los tiempos. Ese rojizo amanecer de los frescos de la mansión y de aquella playa de Florida, desembocó en un río de sangre, pero ¿cómo se llegó ahí?, ¿qué impulsó a Cunanan a apretar el gatillo?

En menos de diez minutos, ACS se quita la tirita mostrándonos el asesinato que le da nombre. La corta introducción se regodea en las diferencias de vida de ambos protagonistas. El contraste entre el éxito y el fracaso, el lujo y la miseria. Pero como decimos esto solo es la excusa para hablar de algo más. Volvemos en el tiempo siete años antes, a 1990, donde ambos (quizá) se encontraron por primera vez en San Francisco. Allí podremos conocer un poco mejor al peculiar Andrew. Sus aires de grandeza e incongruencias quedan patentes tanto en el relato que le hace a su amiga Liz Coté (Annaleigh Ashford), una nueva rica que le indulge con ropa y complementos de su marido, e incluso permite que se cuele en su lecho conyugal. Tambien en su charla con su “amigo” de la universidad e incluso mas tarde con el propio Gianni. El delirio y los echos se enreversan ente quien es realmente Cunanan y quien cree ser.

– You tell gay people you’re gay, and straight people that you’re straight.
– I tell people what they want to hear.
(– Le dices a los gays que eres gay pero a los heteros que eres hetero.
– Le digo a la gente lo que quiere oír.)

Andrew Cunanan y su amigo de la universidad

Hay que recordar que la serie se basa en el libro de Maureen Orth, una de las editoras de la revista Vanity Fair en el momento del asesinato. Si realmente Andrew se encontró con Versace en ese club de ambiente de San Francisco, si el diseñador creyó realmente reconocerlo del Lago di Como, y si realmente le invitó a uno de los pases de “Capriccio” para acabar en un encuentro romántico, eso nunca lo sabremos. Es algo que la familia Versace lleva dos décadas negando, y que sin embargo la periodista asegura esta altamente contrastado. La serie juega con esto y con que dudemos de qué es un hecho y qué fruto de las fantasias del joven Andrew “DeSilva”. Esas elaboradas historias sobre una juventud en Filipinas trabajando en plantaciones de piñas, y sobre su rico e influyente padre que rehace su vida con un jovencito, eran parte de su espectáculo.

“I’m sure you’re going to be someone really special one day”
(Estoy seguro que te convertirás en alguien muy especial algún día)
Gianni Versace a Andrew Cunanan

Para lo que resta del episodio volvemos a los momentos después del sangriento suceso. Ritmo trepidante en que se alternan los últimos momentos de Gianni, la huida de Andrew, y la intervención de las autoridades. Impactante imagen de esa mujer a quien Gianni le había negado su autógrafo empapando esa misma revista con su sangre recién derramada. La del paparazzi vendiendo la ultima foto del modista antes de encarar sus últimos momentos en el quirófano. De la yuxtaposición de su autopsia con la de la paloma que cayó poco antes. Sin embargo, al descubrir que el presunto culpable es un sospechoso de otros cuantos asesinatos, el asunto se torna federal. La policía de Miami Beach y el FBI comparten no obstante su escasa empatía hacia víctima y ejecutor. Y por extensión hacia toda la comunidad homosexual. Al insensible interrogatorio policial a Antonio D’Amico (un más que correcto Ricky Martin) y a los carteles de busca y captura nunca distribuidos del maletero del agente Keith Evans (Jay R. Ferguson), se les suma la pista desoída del paradero de Cunanan una semana antes del suceso. Cuando solo había matado hombres de segunda. Y mientras, Andrew, compra impasible la prensa del día; donde al fin aparece su nombre en portada.

Pero este pastel tiene una guinda muy jugosa. Versace no es solo Gianni. Donatella (Penelope Cruz) y su hermano, Santo (Giovanni Cirfiera), llegan a Miami para lidiar con la muerte de su hermano y el porvenir de su imperio, de su familia. “He was a creator, he was a genius, everything you see around us, this house, this company… I will not allow this man, this nobody, to kill my brother twice”. (Él era un creador, un genio, todo lo que nos rodea, esta casa, esta compañia… No permitiré que este hombre, un donadie, mate a mi hermao dos veces). La actuación de la española, he de decir, que me ha impresionado. A pesar de ser amigas, la actriz aceptó el papel en esta obra sobre la que Donatella ya ha expresado su descontento. Su contención sobresale, al igual que sus frases, rivalizando con quien será el protagonista indiscutible de la serie a pesar de su nombre, Darren Criss como Cunanan. En este capitulo queda patente el desprecio de la hermanisima hacia Antonio, el dolido novio de Gianni, y su decisión de mantener la empresa como privada. Iban a hacerla pública para poder costear el estilo de vida del genio antes de su asesinato. Esa era la principal razón para que se encontrara allí esa mañana…

“They’ll judge the killer, yes. But they’ll judge the victim too. First they’ll weep, then they’ll whisper.”
(Juzgarán al asesino, sí. Pero también juzgarán a la víctima. Primero le llorarn, pero luego vendrán los susurros.)
Donatella Versace

Es difícil decir a estas alturas si esta nueva entrega de la antología estará a la altura de su predecesora. De momento el piloto es una gran introducción que toca los palos más importantes, mostrándonos esos sucesos de manera brillante. La atención al detalle y el mimo en las reproducciones es algo que cabe de nuevo resaltar. Ryan Murphy ha sido tachado en ocasiones de fomentar estereotipos en torno al mundo gay, pero en este caso tiene la oportunidad de mostrar una critica hacia algo que tan bien conoce. Aunque parece que la serie ira de algo más que de eso, tratando el tema de la psicosis y desequilibrio mental mediante el comportamiento del propio Cunanan. La complejidad de este asesino, del que no desvelaré más para no hacer spoilers históricos, es parte fundamental de su atractivo. Aunque fuera de Estados Unidos y Canadá tendremos que esperar hasta finales de marzo (como pronto) para poder verla en Netflix, aqui la iremos desgranando semana a semana para los que se atrevan a seguirla.

Nota del autor
4.5
Vuestra nota
Review American Crime Story: The Man Who Would Be Vogue
3.8 (76%) 5 votes

Categorías: American Crime Story Reviews Etiquetas: , , , ,

5 comentarios

  1. Rick

    Me ha gustado Versace, aunque no al nivel del caso de la temporada pasada. Creo que la temporada tiene potencial, y unas actuaciones bastante buenas. No obstante, pienso que la parte policial de la trama cojea un poco y no me termina de convencer.

    • Gracias por comentar Rick! Coincido contigo en que la parte policial no ha aportado practicamente nada y se queda muy corta. Supongo que será en proximos episodios donde se le de más relevancia. Será algo a valorar una vez finalizada la temporada, que como bien indicas tiene el handycap de su comparación a la exitosa primera entrega. Si mal no recuerdo, el primer capítulo de OJ tampoco me fascinó, sino que fue más adelante cualdo la serie desarrolló todo su potencial. Veremos si aqui se sigue la misma tónica… o se queda la cosa a medio gas.

  2. Sofi

    Muy buen inicio de temporada. Buena idea mostrar el asesinato al comienzo y luego ir retrocediendo en el tiempo.
    Buenas actuaciones, aunque la de Ricky Martin , no me entusiasma mucho, tal vez sea porque no me cae muy bien.
    Yo me vi de corrido los dos capítulos y que bueno que vas a seguir escribiendo Antonio, para poder seguir comentando semana a semana.

    • Hola Sofi, la verdad es que estos dos primeros capitulos van de la mano y marcan un muy buen comienzo de temporada. El tercero, como verás, es muy diferente. Seguimos llendo para atrás… hasta que lleguemos a un Cunanan que no no esté tan loco, supongo yo. Nos iremos viendo por aquí cada semana, estaré encantado de leer tus comentarios! Aunque con tanto bueno que nos trae este mes, espero no retrasarme demasiado en las reviews!!

      • Sofi

        Yo soy la que ando retrasada Antonio y espero ponerme al día para seguir comentando.
        Olvidé decirte que fue buena idea que pusieras las fotos de las verdaderas personas, junto con la de los actores que los interpretan, para así poder ver sus similitudes.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »