10 razones para ver Downton Abbey

Downton Abbey

Queridos todoserieros (si este término no existía todavía, habría que patentarlo): no sé si sabéis que he sido seleccionada para traeros las reviews de Downton Abbey de ahora en adelante. Pero como la tercera temporada no empieza hasta Noviembre, me propongo ganar adeptos. Si ya disfrutáis de las aventuras y desventuras de la familia Crawley, perfecto. Si no, aquí tienes 10 razones por las que quizás te apetezca acompañarme…

1. Por la trama: es 1912. El heredero de Lord Grantham fallece tras el hundimiento del Titanic, y como el conde sólo tiene tres hijas, el destino de Downton Abbey está en juego. Es una premisa fácil, casi de película de Antena 3, pero da igual, porque desde el segundo uno ya te ha atrapado.

2. Por el contexto histórico: la serie empieza con el hundimiento del Titanic, y pasa por los conflictos políticos y sociales de principios del siglo XX para desembocar en la Primera Guerra Mundial. Y nuestros personajes van paseando entre estos hechos, muchas veces tomando parte activa en ellos, y así determinando su futuro, sus ambiciones y sus destinos.

3. Por lo bien que está hecha: Esto es así, no hay más. Downton es una de esas series que basta con ver de reojillo para saber que es buena. Porque emana calidad en cada uno de sus fotogramas: desde la música a la fotografía, del vestuario a las localizaciones, todo está cuidado de forma exquisita. De hecho, se gastan algo así como un millón de libras por capítulo.

4. Porque son temporada cortas: reconozcámoslo, a la hora de enfrentarse a una serie ya en emisión, da mucha más pereza encontrarse con temporadas de 23-24 capítulos que con una de 7. Se han emitido únicamente 16 capítulos, gracias a la costumbre de las series inglesas de hacer temporadas cortas. Y os aseguro que son capítulos en los que pasan millones de cosas. Imposible aburrirse.

5. Por el auge de las series inglesas: Doctor Who, Skins, Sherlock…No hacen tanto ruido como sus compañeras americanas, pero ya quisieran muchas series de USA tener la calidad que tienen estas. Y Downton no iba a ser menos. En Inglaterra, se convirtió en el drama más exitoso desde principios de los 80, juntando audiencias de 9 millones de espectadores, emitiéndose en más de 100 países y ganando varios Baftas y un Globo de Oro. Ahí es nada.

Sirvientes

6. Por los personajes: Downton es una serie coral. Si no me creéis, basta con echar un vistazo a las fotos promocionales. Pero da igual, porque aunque sean casi veinte, los conoces a todos. Desde el segundo en que aparecen por primera vez, sabes que Thomas es odioso, que Sybill es un alma rebelde, que Branson te va a encantar, y que Bates es un cacho de pan. Sabes lo que les mueve, lo que sienten, y lo que desean. Y ni los buenos son tan buenos, ni los malos son tan malos. Creo que todos sabemos que una serie se sostiene en gran parte gracias a sus personajes,  y os aseguro que en Dowton encontraréis unos cuantos cuyas historias os mantendrán pegados a la pantalla.

7. Por Maggie Smith: todas las series tienen sus robaescenas (leáse Saul Goodman o Ron Swanson). Y en Downton tenemos a la Condesa Viuda de Grantham, la gran Violet Crawley, interpretada por la igual de grande Maggie Smith (sí, Minerva McGonagall). Esta mujer te hace sonreír con solo salir en pantalla, porque sabes que su intervención va a ser épica. Crítica, esnob, y en definitiva, aristócrata, puede permitirse decir todo lo que opina porque a ver quién se atreve a chistarle. Imposible no quererla.

8. Por los sirvientes: aunque esta serie se centre en la vida de los condes de Grantham y su familia, sería injusto hablar de Downton y no mencionar a los sirvientes. Liderados por el señor Carson y la señora Hughes, son los que sacan adelante la mansión día a día, y también sus ojos y sus oídos. Son los ciudadanos de a pie, la presencia invisible que se encarga de planchar los periódicos o de vestir a las damas. Son el alma de la casa.

Downton

9. Por las interpretaciones: si tuviera que pararme a enumerar la lista de premios y nominaciones que han tenido los actores de Downton, me saldrían unas cuantas páginas más. No sé que tienen los ingleses, pero es ponerse delante de una cámara, y transmitir poderío, solidez, decirte con sólo una mirada que probablemente ellos estaban interpretando a Shakespeare antes de que tú nacieras. Pero con premios o sin ellos, no hay un solo actor que no brille, y eso en una serie con tantos personajes tiene mérito. Y mucho.

10. En definitiva, por lo que engancha. Porque esto, al final, es un culebrón: amores entre clases, disputas por la herencia, escándalos, adulterio…Pero el culebrón con mayor calidad de la televisión. Ya sea por ese aire a Gosford Park (no en vano, comparten creador, Julian Fellowes), por lo bien construidos que están los personajes, por los sólidos guiones, o simplemente porque es una gozada ponerse a ver cada uno de los capítulos. A mí me tiene enamorada.

Estas son mis diez razones, pero estoy segura de que si decides entrar en Downton, tú mismo encontrarás otras diez. ¿Te vienes?


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »