“True crime” docuseries: ¿crimen y castigo?

truecrime

Desde que The People v. O.J. Simpson: The American Crime Story arrasó en los Emmys de este año ya es oficial: el genero de crímenes reales está de moda. Prueba de ello es que esta antología vaya a estrenar dos nuevas temporadas en el próximo año, o que USA network esté preparando una serie similar titulada Unsolved sobre el asesinato sin resolver de los raperos Tupac Shakur y Biggie Smalls, y que la NBC prepare otra titulada Law & Order: True Crime, basada esta en el caso de los hermanos Menendez. Sin embargo, al éxito de ACS vino emparejada la serie documental de seis capítulos O.J.: Made in America (ESPN), que se estrenó en agosto de este año con gran éxito, y a la que seguirá Hard Evidence: O.J. Is Innocent (Investigation Discovery), comenzando una nueva antología. Estas series documentales tienen su máximo exponente en Making a Murderer (Netflix) o The Jinx (HBO), obras que se ciñen a exponer la realidad y que han tenido amplias repercusiones en el mundo real. Pero no estamos hablando del típico documental que podemos encontrar haciendo zapping, y que nos incita a seguir pulsando compulsivamente el botón; nuestro formato favorito lo ha vuelto a hacer, y ha llegado la era dorada de lo que podríamos llamar docuseries sobre crímenes reales. ¿Les hacemos un juicio rápido?

Sigue leyendo…