Pilotos de Otoño: Notorious

Notorious

La temporada televisiva es como la mañana del día de reyes para un niño. El 6 de enero estás expectante, sales de la habitación y… ¡ahí están los regalos! Llevas semanas esperando con ilusión aquello que pediste en la carta y por fin lo tienes delante: esa bici roja, ese coche teledirigido, ese juego de mesa. Y saltas, y brincas, y te diviertes. Debajo del árbol ves un paquete envuelto con un papel brillante y un gran lazo. Lo abres y tu cara es un poema. No puedes creer lo que tienes delante. Eso mismo me pasó con Notorious. ¿Quieres sabes por qué? Sigue leyendo…

Sigue leyendo…