Series españolas: Vive Cantando

vive cantando2

Hey! -era obligado decirlo. Arrancamos septiembre, y con él una temporada cargada de ficciones patrias. Caracterizadas de un tiempo a esta parte por una ambicosa producción que ha permitido a las cadenas nacionales experimentar con géneros poco vistos en nuestro país, como la ciencia ficción y las series de época, era lógico pensar que no tardarían en atreverse con el último cinco mil televisivo, el musical. Y por partida doble esta vez. La primera en estrenarse ha sido la apuesta de Atresmedia, Vive Cantando, que debutó el martes con un 18,5% de share y más de 3 millones de espectadores, ante la despedida de una Frágiles, en sus horas más bajas. Mientras la segunda en discordia, Dreamland, que llegará próximamente a Cuatro, sorprendía con un espectacular despliegue de luces, música y bailarines en el preestreno de su piloto en el FesTVal de Vitoria. Se abre el telón.

Aunque oficialmente se promocione como tal, Vive Cantando no es un musical. Es una tragicomedia en la que se canta de vez en cuando alguna canción, con la excusa de que la protagonista es cantante. La elección de la profesión de Maria Castro, a pesar de no tener buena voz, y la estratégica ubicación de un karaoke en el barrio, sugieren que la intención era que la música surgiera de forma orgánica en la serie, pero con eso no basta para llamarse musical, de hecho solo hay que ver como toda canción que no esta contextualizada en una actuación de La Trini, resulta extraña, y fuera de lugar.

En cuanto a la historia, el piloto de Vive Cantando es basicamente un Quedate a mi lado de barrio. La asociación mental entre la película que volvió a poner de moda Ain’t no mountain high enough de Marvin Gaye y Tammi Terrell a finales de los noventa y la serie de Antena 3, es instantánea, eliminando el factor originalidad de la ecuación. A pesar de ello, y de abusar nuevamente de ese personaje tan querido en nuestro país: la choni noblota de buen corazón, la trama familiar funciona. En gran parte por el buen hacer de las Castro, sobretodo de Pilar. Un oasis de emotividad que se desvanece cada vez que entran en escena los estereotipados personajes secundarios de relleno a los que siempre vuelven nuestras ficciones, como El Almendro por Navidad: su Bar Reynolds, sus policias de para adentro Romerales y sus adolescentes enamoradizos. Incluso aunque adoremos y nos ríamos siempre con el fantástico Gorka Otxoa, César, su personaje, recuerda demasiado a sus predecesores de Cuestión de sexo y Pagafantas.

Como comentamos en la review de El Don de Alba, hay una tendencia en las series de nuestro país por condensar el equivalente de tramas de una temporada entera, solo en el piloto. Suponemos provocado, además de por la excesiva duración de los capítulos, por el reciente fracaso en los estrenos de segundas temporadas tanto de series españolas, como de series americanas de calidad, y Vive Cantando no es una excepción. De hecho puede que sea el caso más extremo, ya que si seguimos con la comparación, en tal solo sesenta minutos pasamos de Quedate a mi lado a una comedia hollywoodiense, con Kate Hudson o Scarlett Johansson como la joven tía que repentinamente tiene que criar a sus sobrinos ¿Os suena de algo? No hay una estructura de la trama con vistas al futuro, por lo que si las series llegan a ser renovadas, se resiente el guión, en una profecía autocumplida sobre la temida bajada de audiencia.

A falta de ver como sobrevive la serie sin Pilar Castro, terminamos reconociendo que Vive Cantando tiene sus momentos de lucidez, en los que no me averguenza reconocer que casi se me escapa una lagrimita, y que demuestran que el día que nos desprendemanos de todos nuestros lastres televisivos, tendremos posibilidades de salir a flote.


Categorías: Opinión Etiquetas: ,

Esto también te interesará:

7 comentarios

  1. Creo que , a día de hoy, la serie española algo más decente es “Isabel”. La semana que viene se estrena la segunda temporada.

  2. siempre lo mismo

    Lo he intentado, me he dicho, venga va! a ver si esta vale algo! y nada… la verdad que me ha parecido más de lo mismo de las series españolas, intentando abarcar todo para que sea un producto para toda la familia y resultando así ser tan cutre como el resto… salvo a María Castro de quema en cuanto a interpretación, pero a voz… no creo que haya sido la mejor elección. Habrá que escuchar el siguiente tema que se marquen, porque lo que es ver, yo no creo que le dé una segunda oportunidad.

  3. Anónimo

    Pero si la única serie buena es Breaking Bad, la única, da igual estadounidense, danesa o española. Lo demás es morralla para pobres de espíritu.

  4. Loga

    Me pregunto qué figuras televisivas toman como ejemplo los guionistas españoles para hacer semejantes aberraciones. Después de años y años de series en la pequeña pantalla aún no se han dado cuenta de que los capítulos de 60 minutos no hacen más que jugar en su contra. Cuando aprendamos a crear historias de 45 minutos (y no pido ya ni de 20) en el que las tramas se dejen catar pero no se descubran, en el que te pulsen el botón de la curiosidad pero no te la sacien de inmediato, en el que se vislumbre algo menos absolutamente previsible que lo que vienen enseñando, ahí tendrán alguna oportunidad de conquistarnos (y digo solo alguna porque con el paso del tiempo todos vamos perdiendo la fe…). Espero que alguien se atreva, de una vez por todas, de crear una serie irreverente, atrevida, que cree polémica, que levante ampollas en algún lado – los productos de 6 a 99 años como no se llevan en este negocio…

    P.d. ¿hay algo más patético que poner en tu propia web (y me refiero a la de antena3) un artículo en el que dices que las críticas a la serie son buenísimas y que todo el mundo está encantado? En fin…

  5. ComoEsQueNoLaHanVisto!!!

    El 15 de spetiembre se estrena LA serie de acción del momento: Prófugos.

  6. Jade

    Tenga o no tenga éxito la serie, María Castro es la mejor…, siempre que es personaje secundario acaba teniendo casi todo el protagonismo como en “Sin tetas…” o “Tierra de lobos”, mi voto de confianza lo tiene, ahora todo depende del guión de esta serie.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »