Series de tu vida: The O.C.

No es algo normal en este nuestro querido blog tratar series adolescentes -a excepción de Gossip Girl y algún otro caso que seguro se me escapa- y he considerado que un homenaje a una de las series adolescentes por definición no estaría de más. The O.C. tuvo que vivir con los estigmas del sol californiano, las tramas 'highschooleras' y la vida pija y sin embargo fue capaz de dejar una profunda marca en los que se engancharon a las series allá por el comienzo de siglo. No es una serie de culto, pero para mi es una serie muy especial, fue la primera que empecé a seguir de forma regular a ritmo USA allanando el camino para que LOST entrase en mi vida, además de ponerle banda sonora a muchos de mis años universitarios, y esas son cosas que marcan. Si tú también soñaste con vivir en la casa de la piscina, vestir como Seth Cohen o descubriste innumerables grupos musicales gracias a esta serie pasa, que vamos a darle un homenaje.

Comenzaré diciendo que, tal y como reza la entradilla esta serie es bastante importante para mí, así que podéis esperar opiniones subjetivas y que sobrevaloren la serie en algunos aspectos, avisados quedáis que si no luego los comentarios se convierten en una carta blanca a las recriminaciones… Bueno, mucho se habló de The O.C. en su día, más por la trama principal que desarrollaba –niño 'pobre' acogido en familia rica- sino por la situación geográfica privilegiada donde se desarrollaba la acción y los diversos personajes (algunos poco comunes). Para mi lo mejor de toda la serie fue, sin duda, que las tramas tanto del sector adolescente de los personajes como del sector senior tenían su aquel, dejándote con ganas de más después de casa episodio.

La primera temporada, sin duda la mejor de las cuatro que se emitieron, es una obra completamente redonda. La acogida de Ryan (menor de edad pillado robando un coche, dejado en libertad y rechazado por su madre) en casa de los Cohen se hace de forma escalonada y voluntaria –nada forzada- y su amistad con Seth es lo que mantenía la serie unida. El hijo de Sandy y Kirsten Cohen es EL PERSONAJE de la serie, alabado por la crítica por su continuo uso de referencias a grupos de música Indie del panorama musical californiano del momento y a cómics poco comerciales, el estereotipo de Nerd o Friki queda reinventado con este personaje más cerca de un marginado social que otra cosa, pero con un estilo completamente diferente en cuanto a la música o la ropa se refiere Por su parte Sandy –el padre- y Kirsten –la madre- presentan un dúo tan distinto que funciona a la perfección. Él como abogado defensor público y ella como ejecutiva de éxito que trabaja a las órdenes de su padre, el malvado Charles Widmore, perdón Caleb Nichol.

Para completar la extensa plantilla de personajes está la familia Cooper, con Marissa –la 'reina' del instituto- a la cabeza de su hermana Kaitlin y sus problemáticos padres Julie y Jimmy; Summer Roberts –intima amiga de Marissa y amor platónico de Seth-; Luke, el novio made in Abercrombie de Marissa y Hailey, la hermana de Kirsten y oveja negra de la familia Nichol. A todos se les acaban sumando numerosos personajes a lo largo de las cuatro temporadas, lo comentamos más adelante.

Siguiendo con la primera temporada, que decir que no se haya dicho ya. Emitida en Agosto de 2003 por el canal FOX y con una media de 8 millones de espectadores tuvo un total de 27 episodios. Su gran acogida entre el público hizo que tuviese una segunda temporada, aunque algunos críticos se quejaban de la simplicidad de las tramas de la serie y la mala elección de los actores. No se puede decir que Benjamin Mckenzie pase por un chaval de 16 o 17 años, pero ya estamos acostumbrados a estas cosas, sin embargo el cast 'senior' de la serie me parece acertadísimo, sobre todo con la mala malísima Julie o el benevolente Sandy. Las tramas, sin ser espectaculares, son diversas y entretenidas, ahí quedan el viaje a Tijuana, las relaciones Ryan-Marissa y Seth-Summer, el divorcio de los Cooper, los problemas familiares de Luke (y el consiguiente affaire con Julie) o la intromisión del desequilibrado Oliver en el grupo. Pero sin duda lo que más me gustó de la primera temporada es el final… Ese final con la ex novia de Ryan, Theresa, embarazada supuestamente de nuestro protagonista, que abandona a los Cohen para empezar una nueva familia; con Marissa dándose al alcohol tras el matrimonio de su madre con Caleb Nichol y con Seth haciéndose a la mar en su catamarán y abandonando a la chica de sus sueños y a sus padres.

No hay una descripción disponibleLas caras nuevas no aguantaron el tirón…

La segunda temporada vino a confirmar que The O.C. era una serie en plena forma, al menos al inicio, donde consiguió mantener el nivel de tramas y audiencias. De hecho los productores tiraron la casa por la ventana e introdujeron varios personajes nuevos entre los que destaca Alex, interpretada por la hoy en día conocidísima Olivia Wilde y que venía hacer tambalear los cimientos de las relaciones amorosas de varios protagonistas. Como no podía ser de otra forma tanto Seth como Ryan vuelven a la residencia de los Cohen tras fracasar en sus nuevas vidas. A Ryan lo engaña vilmente Theresa diciéndole que ha abortado del bebé que esperaban y su vuelta hace que Seth se replantee dejar de vivir con Luke y su padre gay en Portland para retomar su vida en Orange County.

Esta segunda temporada queda marcada por varios momentos, primero por la introducción de la música como un personaje más de la serie, bandas del calibre de The Killers o Death Cab For Cutie hicieron su aparición en The Bait Shop, local de conciertos ficticio regentado por la sexy Alex; también vemos tambalearse el matrimonio de los Cohen con la aparición de sendos intereses amorosos para Sandy y Kirsten y vemos como las parejas van y vienen entre los personajes teenagers. Ryan encuentra a Lindsay, Seth a Alex, Summer a Zack y Marissa a CJ. Solo Zack consigue llegar hasta el final de la temporada relativamente entero, todos los demás cayeron como moscas a raíz de diversos problemas con nuestros protagonistas. La sensación general de la segunda temporada es que empieza muy fuerte y poco a poco se va desgastando hasta terminar la temporada con dos giros argumentales demasiado exagerados y que anticipaban una tercera temporada de dudosa calidad. Por un lado la muerte de Caleb es algo que se venía mascando, y hasta su mujer Julie iba a ejercer de ejecutora, pero al final es de causa natural; y por otro lado la aparición de Troy. El hermano de Ryan termina por desquiciar a –la ya de por si desequilibrada- Marissa, que le pega un tiro por la espalda para evitar que éste acabe con Ryan.

Un final que dejó herida de muerte a la tercera temporada, que empezaba sin ninguno de los nuevos personajes introducidos en la segunda y con un futuro bastante negro a tenor de las tramas que iban surgiendo en los primeros episodios. El éxodo de Marissa a otro colegio y sus amistades peligrosas, el alcoholismo de Kirsten, el regreso de Kaitlin (demasiado crecidita y atrevida), la toma de mando del Newport Group por parte de Sandy y hasta el escarceo con las drogas de Seth son unas de las varias piradas de pinza de los guionistas. Los nuevos personajes como Johnny o Volcheck no convencían a nadie, el primero era muy flojeras, su suicidio está demasiado forzado y la relación del segundo con Marissa es bastante errática, hasta el punto de terminar con el final más frustrante posible para la temporada. La repentina muerte de Marissa (que atendía más a problemas con la actriz que a otra cosa) en un accidente de coche era la peor solución posible. La marcha con su padre a Grecia, tal y como estaba planeado era una solución lógica, creíble y dejaba la puerta abierta a su vuelta en la cuarta temporada.

Llegados a este punto la serie era un cadáver andante que se debatía entre la cancelación definitiva o la renovación en busca de un final digno. A mi no me gustó, pero el fichaje de Autumn Reeser como Taylor Townsend al final de la tercera fue valorado muy positivamente por los fans y ayudó al resurgimiento de la serie, que tuvo una cuarta temporada, aunque reducida a 16 episodios para no seguir perdiendo audiencia y dinero. La muerte de Marissa es lo que marca el ritmo de la última temporada, necesitada de un empuje emocional fuerte. El otro elemento importante es la vida universitaria del sector teenager de los personajes, Seth y Summer ven como su relación sufre en exceso la distancia entre sus universidades mientras que Ryan y Taylor (la nueva pareja) luchan porque su relación funcione con la sombra de Marissa acechando en cada esquina.

No hay una descripción disponibleSolo tres quisieron terminar la serie

Por su parte Julie y Kaitlin pasan de vivir en la mansión de Caleb a vivir en la mansión del Dr. Roberts (el padre de Summer) a vivir finalmente en un trailer zarrapastroso y están como si nada, una situación de lo más extraña. Esto, sumado a la aparición del padre de Ryan ejerciendo de padre arrepentido provocan que se alineen los planetas dándonos el episodio más jump the shark que ha parido la serie, donde vemos como unos Ryan y Taylor en coma –a raíz de un terremoto- tienen que aprender a dejar atrás el pasado para poder seguir adelante con sus vidas y su relación. La verdad es que la cuarta temporada es un poco extraña y se dan situaciones de lo más extravagantes, incluso se aumenta la familia Cohen cuando Kirsten se queda embarazada por sorpresa. Lo único que la salva es, sin duda, el final. Un final redondo para cerrar la serie y dejarnos al menos con un buen sabor de boca. La escena con la boda de Seth y Summer es genial y su plan de dejarlo al final de la cuarta temporada para retomar su relación en el futuro parece que funciona, también vemos al resto de personajes que han sobrevivido estos cuatro años de lo más felices y para cerrar tenemos una escena perfecta, con un Ryan ya crecidito, ejerciendo de arquitecto y haciendo exactamente lo mismo que hizo Sandy Cohen con él cuando le arrestaron por intentar robar un coche, invitarle a su casa y ayudarle a salir adelante.

Tal y como he dicho anteriormente, no será la mejor serie jamás emitida, pero tuvo dos buenas temporadas, una muy floja y una directamente mala y aun así se consiguió cerrar de manera razonable. Para mí seguirá siendo esa serie donde la música y los cómics jugaban un papel clave, donde se veía lo mejor y lo peor de una de las zonas más ricas de California y donde aprendí que seguir una serie semana a semana a ritmo USA en versión original y a través del ordenador era mucho mejor que ver películas y series mal dobladas, y tarde, en la tele. Fue una pena que la serie no tuviese más temporadas, pero quedó claro llegada la cuarta que la serie se había muerto de éxito en su segunda temporada y que nunca sería la misma. Aun así su creador Josh Schwartz siguió apostando por el género y poco después de que The O.C. llegase a su fin emprendió un nuevo proyecto llamado Gossip Girl, no se si habréis oído hablar de él jeje.

En cuanto a los actores, no se puede decir que alguno de ellos consiguiera el éxito absoluto con su participación en la serie, pero si es verdad que Rachel Bilson y Adam Brody participaron en alguna que otra película a raíz de su aparición en The O.C. por su parte Mischa Barton comenzó su caída en picado tras abandonar la serie, seguramente cegada por el éxito. En cuanto a los actores más mayorcitos todos tenían un bagaje más que contrastado antes de comenzar la serie, por lo que no fue ningún 'career booster', tal vez los actores que más han estado en boca de todos han sido Alan Dale al interpretar a Charles Widmore en Lost o Billy Campbell, que interpretó al editor de la revista Newport Life Carter Buckley, y actualmente interpreta al candidato a la alcaldía de Seattle, Darren Richmond, en The Killing. Benjamin Mckenzie actualmente protagoniza Southland, aunque tuvo que esperar un par de años tras el final de la serie para que le ofrecieran el papel.

Para terminar me gustaría avisar a todos los que en su día fuisteis fans de la serie que todavía se pueden conseguir los famosos discos recopilatorios con las mejores canciones de la banda sonora de la serie, sin duda uno de sus puntos más fuertes. Yo tengo los 6 que se publicaron y todavía los disfruto como un enano recordando los mejores momentos de la serie a ritmo de grandes temas. Os dejo un par de ellos en video para refrescar la memoria. Si has llegado hasta aquí y aun no has visto ningúna temporada de The O.C. te recomiendo encarecidamente que veas la primera, puede que las tres siguientes no te gusten tanto, pero al ver el último episodio de la cuarta temporada todo cobrará sentido…

Californiaaaaaaaaaa here we coooooooome!


Categorías: Opinión Series Series de tu vida Etiquetas: ,

57 comentarios

  1. Fede

    Ame esta serie !! fue la mejor serie que vi en mi vida !
    -la 1º temporada fue GENIAL ! ya el primer cap te enganchaba de una manera increible !! recuerdo ese viaje a tijuana, tan tan divertido y luego alli un poco de drama, despues el trio Seth-Summer-Anna fue espectacular! lo ame, para mi lo mejor de la 1º tem, una pena la ida de anna 🙁 y luego el loce de Oliver u.u
    y ese final brillante

    -2º temporada: me encanto la incorporacion de los nuevos chicos, Alex, Zach y Lindsay ! aunque no podia soportar que los 4 protagonistas esten separados tanto tiempo! ademas la lucha de la pobre Julie(idola) y la incorporacion de Trey, que al principio me facino ! y queria que se quede toda la serie! auqnue dsp la cago con marissa… tambien destacar la relacion lesbica de Marissa y Alex jaja divertido sobretodo caundo seth le dice a Ryan: estas consiente, nuestras ex’s estan saliendo!! AJJA. Y bueno un final muy tragico tambien

    -3º temporada: bueno me daba mucha pena ver a Marissa tan perdida, con tantos problemas, su pelea con Summer, su expulcion de Harbor, pero al menos estaba con Ryan ! me gus gusto mucho la incorporacion de Johnny y Chili, y si bien amaba la pareja Ryan-Marissa, me hubiese encantado que Mari le de una oportunidad a Johnny, su muerte me dolio mucho, y la posterior incorporacion de Sadie no me gusto mucho y menos el amorio de Marissa con Volchok.. para nada, osea me hibiese gustado que Johnny no muriera y la trama fuera en base a él y marissa en vez de Volchok, tambien decir que me encanto la vuelta de Anna a la serie en Brown ! fue tan emocionante sobre todo porque era de mis personajes favoritos, siempre tan buena, simpatica y preocupandose por Seth me hubiese encantado que se quedara hasta el final de la serie
    y bueno que decir del final… tan triste, ver ese momento tan lindo y de tanta felicidad por su graduacion, y luego la muerte de Marissa, terrible.. obviamente me hubiese encantado que este fuera diferente, claramente era un pilar de la serie

    -4º temporada: bueno como un verdadero fan, en ningun momento se me paso por dejar de verla, me hubiese gustado que se mostrara algo de la muerte de marissa, su velorio, o la conmocion de todos sus allegados… pero en general me parecio que la safaron de muy buena manera, me parecia MUUUUY rara esa pareja Ryan-Taylor demasiado, pero lo acepte, porque taylor me caia muy bien, era muy graciosa, y me caia muy bien Gordon Bullit,jaja era tan extravagante, genial jaja y me hubiese gustado que Julie se quede con el, bueno pero al final se vio que en ralidad no elijio a Frank tampoco
    el final me encanto, el casamiento de Summer y Seth, el nuevo bebe de Sandy y Kirsten, el titulo de Julie y el hermoso final de Ryan recordando sus comienzo en Newport!

    en fin perdon por hacerlo hecho tan extenso, esque hace poco la termine de ver(1 semana) y realmente esta serie marco mi vida!
    y me hubiese encantado que Marisa no muriera y que The OC tenga mas temporadas 5 o 6 ! porque creo que tenia mas para desarrollar despues de esa 3º, osea los problemas de la universidad entre Summer y Seth, su casamiento, tambien lo mismo para Ryan y Marissa, el bebe de sandy y kirsten y los siempre recurrentes problemas de Julie

  2. […] Gordon (Interpretado por Ben McKenzie, que todos los que vimos The OC reconocemos) es un detective joven, de pasado militar y carácter fuerte. Se une a la policía de […]

  3. luis blanco

    Me gusto mucho la relación Ryan-marissa y Seth-summer.
    También como comentan antes Taylor le dio otro matiz a Ryan.
    Para mi las mejores escenas que nunca olvidare fueron sobre el enredo de Seth con sus dos amores Ana y Summers.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »