Review Spartacus: The Greater Good

spartacus
Y a la tercera… no fue la vencida. Spartacus vuelve a ofrecernos un buen episodio, pero todavía alejado de la calidad mostrada en la segunda parte de la primera temporada y en la precuela. El tiempo de adaptación a la vida alejada de la espectacularidad del estadio o el ludus empieza a volar y la serie sigue cojeando más que Ashur en la parte política, a pesar de que el sirio ha sabido concentrar todo nuestro odio en apenas una sonrisa. La buena noticia es que la historia de los gladiadores se ha asentado, el grupo empieza a dividirse por culpa de la emergente figura de Agron y Spartacus se enfrenta a sus primeros problemas de liderazgo. Tomar decisiones no será fácil. ¿Comentamos The Greater Good?

  • Episodio 2×03: The Greater Good
  • Fecha de emisión: 11 de febrero

Buen episodio, remarco. The Greater Good es un buen episodio, con una interesante historia de 53 minutos que bien podría funcionar como una película. Se ha planteado un conflicto, se han dado vueltas sobre la posible solución y se ha llevado a cabo una acción para resolverlo. Bien. ¿Problemas? La serie se descompensa, a mi juicio, cuando nos ofrece la parte política, en la que seguimos echando de menos a Batiatus. La buena noticia es que los guionistas lo tienen claro y han devuelto a Ashur a la acción para ocupar ese lugar. Y es que el sirio es capaz de tocarnos la fibra como ningún otro: nos alegran sus fracasos tanto como nos sentimos atraídos por sus odiosos éxitos. No es Batiatus, porque es mucho menos influyente y mucho más cobarde, pero tiene el don de la oportunidad, huele la sangre a kilómetros de distancia y es capaz de cortarse medio brazo para que no le corten el cuello. Un tipo listo.

El otro punto a favor de Ashur es que conoce a los gladiadores. Fue uno de ellos. Y aunque no aspiraba a ser el Champion of Capua, nadie le puede negar que era un gran superviviente… hasta que Crixus se cruzó en su camino. Desde entonces, el sirio no ha perdido la oportunidad de amargarle la vida, a la vez que iba cambiando la espada por el cebrero como principales armas para su supervivencia. Creo que estaremos de acuerdo en que Ashur tiene todos los números para morir más pronto que tarde, pero el tiempo que esté al lado de Claudius Glaber nos lo vamos a pasar muy bien. Es más, estoy convencido que se va a ganar a pulso tener una muerte lenta y dolorosa. Lo que no sé es si será a manos de Crixus o de Oenomaus, ya que a los dos les ha dado motivos en este episodio para perseguirlo hasta el inframundo.

Como comentamos en A Place in this World, el Doctore ha caído en la parte fea del tablero. Mis predicciones sobre su posición en esta guerra estaban totalmente desviadas, ya que Oenomaus no tiene intención de traicionar a los gladiadores, pero a mi favor debo decir que la domina todavía no ha entrado en juego. Para Oenomaus, no es lo mismo recibir órdenes de Ashur que de Lucretia, a la que posiblemente todavía guarde un respeto reverencial por representar a la casa de Batiatus. Y es que la domina tiene ascendencia entre varios personajes clave (Ashur, Ilythia, Oenomaus) por lo que fue y por lo que representa, ya que su milagrosa salvación le ha otorgado el papel de mito de la resistencia contra los salvajes gladiadores que se han alzado en armas. O sea, Lucretia tiene mucho que decir esta temporada, mucho más de lo que aparentaba hace dos episodios, cuando salió detrás de aquella columna con el vientre cosido (gracias Ashur) y el cerebro descosido. Por ahora está actuando a través de Ashur, pero es cuestión de tiempo que tome las riendas. Y yo creo va a intentar captar a Oenomaus…

spartacus-1

Inciso: Ashur (Nick Tarabay) está sensacional durante todo el episodio, pero en especial en la última escena, cuando sonríe victorioso ante Crixus, y en su conversación con el Doctore, en la que le mete en la cabeza la duda sobre la fidelidad de Melitta. Un aplauso a cómo la serie ha tirado de este hilo…

Por lo demás, Claudius Glaber ha demostrado dos cosas en este 2×03: tiene un autocontrol inmenso, ya que decirle que no a la Ilythia más caliente es de campeón; y, lo que nos importa, sabe tomar sus propias decisiones. Hasta ahora, Glaber era poco menos que una marioneta en manos de su suegro y el resto de nobles, pero el giro de tuerca del estadio nos invita a pensar en él como un personaje con aspiraciones políticas, capaz de traicionar a los que están por encima suyo para acabar ocupando su posición. Es decir, en The Greater Good ha sido un poco más Batiatus y un poco menos pardillo, aunque el traje de villano principal todavía le quede grande y necesite rellenarlo con el dúo Lucretia-Ashur. Personalmente, no me interesa demasiado su conflicto con Seppius por ser el primero en dar caza a Spartacus, pero sí me gusta la idea de que uno y otro se concentren en esa misión, que al fin y al cabo es la que va a establecerse como leitmotiv de la serie.

A pesar de Agron, los gladiadores han estado esta semana capitaneados por Crixus. Entre ellos hay un mal rollo que tiene que ver con sus orígenes, pero también con su estancia en el ludus y su forma de entender la rebelión. Mientras que Crixus cree, como Spartacus, que merece la pena arriesgar una vida (o varias) por salvar otra, Agron es más práctico, más estratega, y considera que la batalla no se puede detener en luchas personales. Claro que la influencia de Crixus en el grupo es hercúlea, de ahí que no haya hecho falta más que un discurso cargado de épica para marchar hacia las minas en busca de Naevia. Eso, y el favor de Spartacus, que en este 2×03 se ha encontrado con un conflicto interno y se ha dedicado únicamente a recordarle a todo el mundo por qué están en guerra. Por cierto, si todavía no os convence el nuevo Spartacus, en favor de Liam McIntyre debo decir que el personaje nunca ha sido el más interesante de esta serie. Tampoco lo era con Andy.

spartacus-2

Total, que una buena parte de los gladiadores se han marchado a las minas a rescatar a Naevia, en un vibrante y angustioso final de episodio en el que hemos jugado al gato y al ratón. El noble gesto de Crixus de recuperar su corazón, que estaba en manos de Naevia, se ha visto totalmente empañado por el cambio de la actriz, segundo y último (esperemos) que afronta la serie en su segunda temporada. Entre que Naevia, el personaje, estaba aturdida por su trabajo en las minas y el castigo psicológico al que ha sido sometida y que la actriz… no era Naevia, la escena ha resultado bastante anticlimática. Es cierto que la serie se ha enfrentado a problemas mayores, pero también lo es que los contratos de los actores son un elemento más a la hora de valorarla. Una lástima, porque el momento era realmente dramático.

Aún así, lo mejor del episodio estaba por llegar, con ese sacrifio de Crixus que se erige como uno de los mejores cliffhangers de la serie hasta el momento. Y no sólo por la acertada combinación de escenas, sino por esa mirada descontrolada de Crixus a Ashur, la respuesta de éste en forma de sonrisa, la locura del galo, la desesperación de Naevia y la sensación de que las cuentas pendientes de los gladiadores no pueden marcar la agenda de la rebelión. Yo estoy con Agron. El grupo ha salido perdiendo con el cambio (Naevia por Crixus), así que la pregunta de cara al episodio de ¡esta noche! es si Spartacus volverá a por su amigo o asumirá finalmente el papel de líder, ese que valora los riesgos de cada acción y decide siempre en favor del grupo. Va siendo hora…

Nota del autor
3.5
Vuestra nota
Review Spartacus: The Greater Good
4.33 (86.67%) 3 votes

Categorías: Reviews Spartacus Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »