Review Spartacus: The Dead and the Dying

spartacus-3x09

For Crixus! grita Spartacus en uno de los momentos más conmovedores que nos ha dado esta serie… y todos nos imaginamos el cadáver de The Undefeated Gaul, esté donde esté, sonriendo de satisfacción. For Sura! dice entonces Spartacus, recordándonos por qué estamos aquí. For Varro and for Mira! vuelve a decir el tracio. Y entonces nos damos cuenta del largo camino recorrido. Gannicus rompe el silencio: For Oenomaus! Y el látigo del Doctore restalla sobre la arena de ese estadio improvisado tan de primera temporada. El ejército rebelde con los ojos encendidos nos grita entonces el enorme precio de la guerra: For Diotimus! For Rhaskos! For Sanus! For Donar! For Duro! For Barca! Hasta que uno cierra el círculo: For Crixus! Y las puertas del cielo se abren con sólo oír su nombre: la venganza ha empezado. Que sufran los romanos…

  • Episodio 3×09: The Dead and the Dying
  • Fecha de emisión: 5 de abril

Cada capítulo la hemos odiado un poquito más, pero nadie mejor que ella representa el camino recorrido por los rebeldes. Naevia representa en sí misma todas las fases del proceso de liberación de los hombres de Spartacus. Nació esclava. Creció esclava. Se sometió a la voluntad del Dominus y la Domina porque nunca tuvo alternativa. Sufrió los horrores del poder. Se rebeló. Esquivó a la muerte en varias ocasiones. Cogió una espada para combatir todas esas injusticias. Padeció las consecuencias de su osadía. Y finalmente, en The Dead and the Dying, encontró la redención. La suya llegó con la muerte de Tiberius, mucho menos sangrienta de lo que habría deseado, pero su corazón latía para presenciarlo. Otros no pueden decir lo mismo. Otros, la mayoría, no encontrarán la redención hasta el más allá. Naevia es principio y final de esta historia. Es la razón por la cual Spartacus se encaramó al balcón de Batiatus y empezó a escribir su entrada en las enciclopedias.

A Naevia le corresponde también la horrible misión de anunciar la muerte de Crixus. Así lo quiso Crassus, que entendió que sería un juego macabro que la mujer que deseaba morir en el campo de batalla viviera para contarlo. Crassus ha ido oscureciéndose a medida que ha avanzado la temporada, aunque sería más justo decir a medida que ha avanzado la guerra. Poco queda de aquel hombre leal que se jugaba la libertad de su esclavo/entrenador a un combate a muerte o que prometía un imperio a Kore, su esclava favorita. Sabe Crassus que sólo hay una forma de ganar la guerra y en ella no caben ni la compasión ni las buenas obras. Naevia llega, decíamos, al campamento rebelde y activa la venganza, motor de las grandes historias del ser humano (desde Spartacus hasta Batman) precisamente por su efecto deshumanizador. Un hombre casi nunca mata por placer, pero tortúralo y ponlo delante de su enemigo y será capaz de hacer todo el mal que se le ocurra justificándose en los brazos de la venganza. Y así se inicia uno de los capítulos más orgásmicos que nos ha dado esta serie…

spartacus-3x09-1

Venganza que empieza en los ojos de Caesar, testigos de que los mensajeros de Pompeyo son en realidad hombres de Spartacus. Dos cosas me han encantado del principio del capítulo: la calma con la que Spartacus gestiona las emociones y la rápida estrategia de Caesar contra Tiberius. El tracio no ha cogido la espada al escuchar la narración de Naevia, sino que ha reunido a sus hombres fuertes (cada vez menos) y ha diseñado un plan para cazar al rey, aunque al final se ha tenido que “conformar” con el príncipe. Esa es la gran diferencia entre Crixus y Spartacus y la razón (seguramente) por la que uno todavía vive y el otro ya forma parte de la historia: la capacidad para templar las emociones. Cuando apetecía pintarse la cara, coger la espada y cargar contra el campamento romano, Spartacus se ha sentado ante un papel y ha empezado a enfriar el plato de la venganza.

La jugada de Spartacus funciona gracias a que Tiberius se ha labrado más enemigos que nadie en esta serie. Dos de ellos, Caesar y Kore, lo han empujado a la muerte. Como comentábamos, Gaius Julius Caesar ha demostrado en una escena por qué su nombre aparece destacado entre las grandes figuras de Roma, si no la más importante de su historia, sí la más mediática. En pocos segundos, Caesar lee el miedo en los ojos de los enviados romanos, que en realidad son rebeldes, traduce sus gotas de sudor y ejecuta un plan maestro para encerrar a la rata de Tiberius. Y sale bien. Y Tiberius cae. Y su cara de terror es la mayor satisfacción que nos llevamos del capítulo…

spartacus-3x09-2

War of the Damned se ha concedido varios homenajes, pero ninguno tan espectacular como el que ha rendido The Dead and the Dying a la primera temporada. Este 3×09 nos ha recordado que la serie es francamente buena cuando va a la guerra, pero es exquisitamente soberbia cuando salta a la arena, aunque sea una improvisada dentro del campamento rebelde. Las coreografías de cada lucha cuerpo a cuerpo son de largo el mejor legado que deja Spartacus, sangre y sexo aparte. Evidentemente, tiene mucho que ver el presupuesto del que dispone la serie, ya que no es lo mismo recrear una batalla entre dos ejércitos que un cara a cara entre gladiadores, pero que sea más sencillo de hacer no significa que sea fácil de hacer. Y Spartacus ha brillado en este aspecto, aunque al principio nos costara adaptarnos a la sangre aguada.

Creo que desde el último capítulo de la precuela, en mi opinión el punto más álgido de esta producción, no disfrutábamos tanto de los combates. Spartacus y sus rebeldes se han dado un último festín a costa de los veinte romanos que acompañaban a Tiberius. Y lo han hecho a su manera, entregándoles un arma y dándoles la opción de que se defendieran. O sea, exactamente igual que cuando muchos de ellos eran gladiadores y hacían las delicias de un público romano desbordado por el espectáculo. Spartacus se ha tomado esa licencia por venganza (recordad, deshumaniza), ya que desde el día que inició la revolución ha querido parecerse muy poco a su enemigo. El caso es que los romanos dan para un espectáculo magnífico, en especial cuando van de dos en dos o de tres en tres (Gannicus siempre más que nadie) y sueñan con la libertad, porque es ahí cuando se disfruta más arrebatándosela. De esa pajillera ristra de combates, me quedo con el 3 VS 1 a un equilibrista Gannicus y con las dos espadas que Spartacus clava por la espalda a un romano acojonado. Brutality! Desde luego, si los guionistas querían satisfacernos tras la debacle de la semana pasada… ¡misión cumplida!

spartacus-3x09-3

El evento principal del episodio es sin lugar a dudas el combate entre Tiberius y Naevia, que también tuvo el honor de enfrentarse a otro gran traidor como Ashur. Y es que Naevia, como decíamos y a pesar del cambio de actriz (a peor, para muchos), es un elemento significativo de la revolución. El desarrollo del personaje se acompasa con la actitud de los rebeldes. Primero, con miedo. Luego, llenos de dudas. Tercero, soñando. Y finalmente, letal. A pesar del intercambio que le propone Crassus a Spartacus, es a Naevia a la que corresponde la decisión de matar o no a Tiberius. Nadie lo merecía más que ella. Ni siquiera Kore.

Kore. Aaaay, Kore, cómo sabíamos que tendrías un papel fundamental en el desenlace de esta historia. No deja de ser romántico que sea una de sus esclavas la que acabe con la vida de Tiberius, pero la escena ha sido muy anticlimática. Lo peor del capítulo, seguramente. No los motivos, no la sensación que nos deja y no el hecho en sí, una puñalada por la espalda, pero sí la ejecución. Kore ha salido entre la multitud en un momento en que todos estábamos pensando en otra cosa, tal vez en el asco que nos daba la salvación de Tiberius… o en el extraño cariño que le habíamos cogido al personaje, por aquello de que los malos dan rabia, pero los muy malos molan. Kore se cobra su venganza (otra vez es palabra) y no podemos decir que no se lo hubiera ganado. Tiberius no sólo abusó de ella, que lo había cuidado como un hijo, sino que le prometió que lo haría todos y cada uno de los días que compartieran en Sinuessa. Y en el fondo, a pesar de que la escena me ha patinado, es fantástico que Tiberius no muera en un campo de batalla. Ese es un lugar sagrado para los guerreros en el que las ratas no tienen cabida. Buen personaje Tiberius, me arrepiento de haberlo menospreciado al principio de temporada. Adiós.

spartacus-3x09-4

La emotiva escena final de los reencuentros nos ofrece una enorme sorpresa: ¡Agron está vivo! Y ya no es que lo dudáramos por su fea herida en el campo de batalla, sino porque la última vez que lo vimos estaba colgado en una cruz… Por cierto, me encanta que los rebeldes acaben siempre escupiendo a sus captores romanos. ¿Hay algo más despectivo que eso? ¿Hay algo más winner que cabrear al que sabes que te va a torturar? ¡Agron está vivo!

¿Qué le depara el destino a nuestros protagonistas ahora? Yo recomiendo a los que no quieran finales tristes que interpreten The Dead and the Dying como el último capítulo de esta serie. Que lo dejen ahí, que no vean la más que probable escabechina de esta noche. Pero como esa recomendación es absurda porque llegados hasta aquí, quién se iba a perder “el capitulazo”, mejor prepararse para lo peor. Mientras tanto, ahí va mi quiniela con el desenlace de los protas. Como sucede desde el primer día, no miro a los libros de Historia para hacer mis apuestas:

  • Agron: participa en la batalla, que acaba con derrota de los rebeldes, pero acaba escapándose con Nasir, al que Castus le salva la vida antes de confesarle su amor
  • Naevia: muere en el campo de batalla después de llevarse a unos cuantos romanos por delante y tiene una última visión de Crixus
  • Laeta: no participa en la batalla porque Spartacus le encuentra un hogar y le salva la vida. Hay revolcón final y es ella la que cierra la serie (años después) con una niño que se llama Varro, en honor al mejor amigo de su padre
  • Crassus: se salva, por supuesto y por el posible spin off, no sin antes llevarse por delante a Kore
  • Caesar: se salva, por supuesto y por el posible spin off, no sin antes salir humillado de un cara a cara con Gannicus en el campo de batalla
  • Gannicus: me encantaría que se salvara y que la suya, al lado de Sybil, fuera una de las imágenes con las que se cierra la serie, pero los guerreros suelen morir en el campo de batalla. Y él es la representación del guerrero perfecto…
  • Spartacus: ¿muere de forma gloriosa, se salva de forma inesperada o su desenlace se deja en el aire? Yo apuesto por la tercera opción, aunque me gustaría que se salvara. Sí, más que nada para confirmar que estos guionistas llevan haciendo lo que les da la gana tres años.

Cómo vamos a echar de menos esta serie…

Nota del autor
4.5
Vuestra nota
Review Spartacus: The Dead and the Dying
4.84 (96.79%) 56 votes

Categorías: Reviews Spartacus Etiquetas: , , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »