Review Spartacus: Spoils of War

spartacus-3x06

Decíamos ayer que Spartacus se había dado un pequeño homenaje en Blood Brothers, un capítulo cargado de épica en el que los rebeldes aguantaban el empuje romano y se daban el último gustazo de “darles fuerte”. Sin necesidad de mirar a los libros de Historia, la idea de perder Sinuessa en Valle, unida a la cercanía del ejército de Marcus Crassus (extramotivado tras la Decimation), era poco halagüeña para las tropas rebeldes. No nos equivocamos. Spartacus y sus hombres están jodidos. Muy jodidos. Y Spoils of War es el capítulo en el que el peso de la lógica (Crassus > Spartacus) cae sobre los rebeldes, que empiezan a ser conscientes ya de que el sueño de vencer a Roma seguirá siendo eso, un sueño. Gran capítulo, by the way.

  • Episodio 3×06: Spoils of War
  • Fecha de emisión: 9 de marzo

Repito sensación respecto a la semana pasada, lo que posiblemente no sea casualidad, sino consecuencia de la proximidad del final: capítulo de homenaje. La semana pasada a sí misma, a la esencia de Spartacus, y ésta a uno de sus mejores personajes: Gannicus. Y viendo cómo se desarrollan los acontecimientos, no descarto que en el capítulo de esta noche nos despidamos de Agron y en el siguiente le toque el turno a Crixus (o al revés), antes de decirle adiós a Spartacus, a las tropas rebeldes y a la serie. No soy yo, ¿verdad? Esto huele a pañuelo de estación, a sala de espera sin esperanza, a trono de príncipe destronado y a todas esas cosas que nos cantó contó Sabina en Nos Sobran Los Motivos.

El atípico final de Blood Brothers ha provocado un atípico arranque de Spoils of War, ya que en el primer minuto de partido ya habíamos cortado varios gaznates romanos, algún que otro brazo, tres o cuatro piernas y una revolución. Sí, la lógica ha hecho acto de presencia muy pronto en el capítulo, más o menos al tiempo que el dragón (¿o era un perro?) hacía añicos la puerta de Sinuessa y por allí entraba Marcus Crassus… y un repugnante olor a victoria romana. En ese instante, Spartacus ordenaba retirar a sus tropas hacia el norte y el peso de la lógica caía sobre la revolución. Crassus es un enemigo demasiado rico, demasiado preparado y demasiado inteligente incluso para Spartacus, que es el primero en darse cuenta que los rebeldes están bailando al son de los tambores de guerra del líder romano. No habrá paz para los malvados. Y si la muerte no viene a visitarlos la próxima semana será por una única razón: porque a Marcus Crassus no le da la gana. De esa invasión me quedo con la escena final, en la que Crassus y Spartacus cruzan por primera vez la mirada y, sin hablar, se citan en el campo de batalla. Por cierto, Crassus tenía la sonrisa confiada del que se sabe vencedor y Spartacus el gesto torcido del que empieza a tener miedo. Del que ve las orejas al lobo… o los dientes al dragón.

spartacus-3x06-1

Si alguien no ha visto el capítulo (tonto él) y ha leído hasta aquí (más tonto aún), pensará: ¿cómo se puede homenajear a Gannicus si los rebeldes han sufrido la mayor derrota de su corta existencia? La guerra es una mina de historias personales apasionantes y Gannicus ha escrito una de sus páginas más heroicas. El rebelde más rebelde ha creído conveniente que para garantizar la huída de sus compañeros debía retrasar el avance de los romanos, con la única ayuda de sus dos espadas, de un armario empotrado que dice ser gladiador, de su atrevimiento y de ese puntito de locura que lo convierte en un personaje enorme. Y cuando se ha despedido de Spartacus, Crixus y Agron, todos nos hemos temido lo peor. Optimista, yo he pensado que al final del capítulo la espada de Caesar cortaría la cabellera del ex campeón de Capua, posiblemente el mejor guerrero de todos los que están en Sinuessa. No, perdón, es el mejor.

En fin, que Gannicus se queda porque los tiene cuadrados (hablando en plata) y porque es consciente de que nadie echará de menos a un borracho mujeriego… salvo toda la audiencia. Pero una de los muchas virtudes de Gannicus es que es muy difícil de matar. Es la cucaracha del apocalipsis. Gannicus todavía tiene cosas que aportar a la batalla final, en la que seguramente caerá devorado por Caesar, al que ya ha “vencido” en dos ocasiones. Pero el héroe de Spoils of War le dice a la muerte lo que Arya Stark: Not today. Y cuando deja atrás las puertas de Sinuessa montado a caballo y con la bellísima Sibyl detrás, no podemos hacer más que levantarnos de la silla y aplaudir. Porque, quién sabe, igual sí que hay paz para alguno de los malvados…

Por el camino nos ha dado para aplaudir un par de veces más: cuando Laeta mata al traidor pirata y cuando Gannicus raja a Caesar. Insisto: Not today. La serie ha obrado bien con el personaje de Laeta, a la que nunca ha apartado del camino de la razón y a la que ahora podemos sentir como una más de la revolución. Porque Laeta no tiene la culpa de ser romana ni de ser la mujer del edil y tampoco se le puede reprochar que ayudara a un inocente panadero y a su señora esposa, o que odiara a Spartacus por haber matado a su marido, o incluso que se confesara ante Marcus Crassus. Ha sido una víctima, primero de la revolución y ahora de los romanos. Y es que Marcus Crassus ha mostrado su cara más amarga (la tiene, nadie se hace rico con buenas obras) cambiando el apoyo pirata por un puñado de monedas… y por Laeta. Sorprende la decisión de Crassus, pero nadie le podrá decir que no ha hecho todo lo que está en su mano para ganar la guerra. Y si nos extraña (y nos alegra) la supervivencia de Gannicus tras Spoils of War, la de Laeta es poco menos que un milagro. ¿Qué papel jugará en la recta final? Seguro que volvemos a hablar de la tensión sexual que tiene con Spartacus.

spartacus-3x06-2

Del bando romano, aparte de Crassus, el que más ha brillado otra vez ha sido Caesar. Me fascina la confianza que tiene Crassus en él, que vea tan claro que será una leyenda de Roma y que lo trate con tanto cariño. Demuestra lo que decíamos antes, que Crassus, aparte de un tipo muy inteligente, es un gran estratega. A Caesar sólo hay que pulir su lado más valiente, que a veces confunde con inconsciente. Si no supiéramos en qué se convierte este personaje, posiblemente apostaríamos a que su voraz apetito de gloria acabará por condenarlo. Caesar es el elegido para infiltrarse en Sinuessa, es el primero en cargar contra los rebeldes y es el primero en bajar al barro para vérselas con un gladiador, acciones en las que esa línea entre valentía e inconsciencia es muy difusa. Pero Caesar siempre sale airoso. Me gusta que la serie tenga claro, por cierto, que un romano muy preparado sigue siendo peor guerrero que un gladiador. Caesar está capacitado para ganar una de cada diez veces a uno de los hombres de Spartacus… y sólo cuando éste está herido.

La historia entre Tiberius y Kore no ha evolucionado en Spoils of War. Una tiene miedo a confesar la violación porque el otro es romano, es “hijo de” y es un gran mentiroso. La idea de que Crassus tenga que mediar en este conflicto me perturba y me fascina a partes iguales: su ira puede alcanzar límites no vistos hasta ahora, pero a la vez tengo ganas de verlo contra las cuerdas. No será fácil decidirse entre su hijo, romano, y la mujer a la que ama, esclava. Tiberius ha perdido la guerra con Caesar por el cariño de su padre y apunta a perder también ésta. Huele a fiambre. ¿Será capaz Crassus de hacer un Abraham? Lo que es evidente es que al hombre más rico de Roma le van mejor las cosas en la guerra que en casa. Sus planes han puesto contra la pared (literalmente) a los rebeldes. ¿Se acabarán en ese muro los sueños de la revolución? Aquí es donde Spartacus se guarda su mejor carta: hacer caso a la Historia o reescribirla para beneficio de la serie. Yo espero que apuesten por la segunda opción…

spartacus-3x06-3

Y antes de acabar, un mensajito al aire…

Señores de Starz, piénsenlo bien. ¿Para qué liarse con un spin off de Caesar y Marcus Crassus, en el que se van a gastar mucha pasta en exteriores, en la recreación de las batallas y en los extras, pudiendo hacer uno de la juventud de Gannicus hasta convertirse en campeón de Capua? Necesitamos muy poco: Gannicus, un par de espadas, una jarra de vino y alguna que otra señorita de vida alegre. Es más, eso nos permitíria resucitar al otro gran personaje que nos ha dado la serie: Batiatus. E incluso al tercer personaje más emblemático: Lucretia. Hágannos caso, déjense de romanos con nombre y apuesten por hombres con historias.

Firmado: todos los seguiodores de Spartacus.

Nota del autor
4.5
Vuestra nota
Review Spartacus: Spoils of War
4.79 (95.81%) 43 votes

Categorías: Reviews Spartacus Etiquetas: , , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »