Review Sherlock: The Abominable Bride

sherlock

Un año despues del final de la terecera temporada, con un cliffhanger básico para el futuro de la serie y sin una pista cierta sobre la emisión de la cuarta temporada, llegaba el “especial” navideño de Sherlock. Tanto el punto en el que habían quedado las cosas como lo que sabíamos del episodio nos hacía preguntarnos qué enfoque tendría el episodio: ¿algo que permita avanzar en la continuidad de la serie, o un divertimento para mantener el ánimo de los seguidores de la serie? Una vez visto The Abominable Bride tenemos una respuesta. ¿O no?

 

El más difícil todavía: Sherlock vuelve al pasado

Uno de los puntos más interesantes de Sherlock era la interesantísima adaptación de un mito victoriano manteniendo su esencia. Trasladar su personalidad y estilo a la actualidad sin que quede ridículo o pierda la esencia de la obra. Volver al tiempo victoriano era rizar el rizo, dado que se trata de: coger un personaje adaptado, readaptarlo a su entorno original, mantener su personalidad “actualizada” sin desentonar con su estilo original, que la personalidad esté bien definida y que no choque en ninguno de los dos entornos. Eso es encadenar muchos condicionantes para un capítulo de 90 minutos. A veces da la sensación que el dúo Moffat-Gatiss escribe tramas a partir del siempre castizo “a que no hay huevos”…

Y, sin embargo, tras un enorme previously que era una declaración de intenciones sobre una de las primeras dudas, la continuidad de la trama con la serie, damos con la pareja de investigadores en el Londres victoriano en su primer encuentro. Tras esta toma de contacto, vamos viendo a Sherlock y Watson y a la mayoría de los personajes de la serie trasladados a ese periodo en condiciones más o menos similares a las que conocemos, participando de una manera u otra en la investigación del crimen que nos ocupa.

El crimen, en sí mismo, me ha resultado bastante similar a los crímenes clásicos de Sherlock Holmes (el victoriano) debido a la influencia de la superstición en casos supuestamente irresolubles (algo muy poco presente en la serie). La muerte de la señora Ricoletti, y su fantasmal aparición apuntaban demasiado a una sustitución del primer cadaver. Sin embargo, conforme va avanzando el caso, y los diálogos de los personajes, vamos viendo que hay algo que no acaba de cuadrar: las múltiples menciones y homenajes al presente y a la serie (por parte de los propios personajes en la época victoriana) apuntan a que entre el caso de la Novia y la serie hay lazos comunes, que no se trata sólo de un divertimento.

La principal y obvia relación es la sorprendente vida de alguien al que hemos visto morir de manera muy similar a Moriarty, que aparentemente vuelve a actuar pese a ella. En el caso victoriano nos encontramos con una “conspiración” sufragista para redimir a la propia señora Ricoletti y mostrar el poder real de las mujeres.

sherlock-1

 

El Palacio de las Drogas

Para esta altura de película ya nos hemos enterado de que, en realidad, esto es el “Palacio Mental” de Sherlock bajo el efecto de (lo que suponemos por la reacción de Watson y Mycroft) numerosisimas drogas con el fin de descubrir cómo es posible que el Genio Criminal siga vivo y cuáles son sus planes.

De esta manera, el desafío narrativo de Sherlock en la época victoriana, que tanto nos había intrigado, se resolvía por la conocida “solución Dallas” o, para los españoles, “el Final de los Serrano”: arreglar un entorno imposible o dramático para los personajes de la trama convirtiéndolo todo en el sueño de uno de ellos. En este caso, el escándalo no existe porque no solo la situación era de partida inverosímil, sino, además, porque todo se resuelve en un solo episodio.

La cuestión es que, una vez metidos en este juego, no solo descubrimos todo el entramado del crimen victoriano, sino que profundizamos en algo ya sabido: la obsesión enfermiza de Sherlock con Moriarty. Este tema ya se había tratado con anterioridad en la segunda temporada pero, debido al final de la pasada temporada y, especialmente, a la fantástica interpretación de Andrew Scott, no está de más volver a verlo. En este caso, la cuestión no es solo saber si ha sobrevivido al tiro en la boca que se pegó en la azotea, sino en qué pretende hacer el genio criminal. Todo esto regado con una sopa alucinógena que nos lleva a un nuevo empleo del recurso “he tenido un sueño” y que, como si fuera una serie de muñecas rusas, encierra a su vez otro sueño en el que abre la tumba de la señora Ricoletti. Al final sirve para tres cosas:

  • Tratar más profundamente el problema de Sherlock con las drogas, no muy tocado a lo largo de la serie y que, visto que Mycroft se guarda la lista, posiblemente traiga algo en el futuro
  • Establecer que no es tan importante que Moriarty siga vivo o no (a mí me parece que no) sino lo que pretende o lo que significa eso que hubiera detrás de él (igual que con Ricoletti), lo que señala una posible conspiración.
  • Servir de enlace entre la tercera y la cuarta temporada a través del hecho de que en la imaginación de Sherlock, Watson es quien acaba con Moriarty y sólo lo puede hacer con su ayuda. Lo que le da ventaja respecto al genio criminal es que él no está solo. Si recordamos la tercera temporada, éste fue precisamente el tema sobre el que pivotaron las tramas.

 

Un bonito divertimento

La sensación que deja el capítulo de Sherlock como tal es buena, al menos para mí. Coge un personaje y lo coloca bien en otro tiempo enlazando ambos y lo hace, además, adaptando su realización bastante innovadora a un tiempo donde no encajaría tan bien (por ejemplo, sustituir la sobreimpresión de los SMS por las de los telegramas). La realización es buena y el reparto está a la altura, incluso el Mycroft gordo.

¿Cuál es el problema? Por un lado, creo que el órdago de hacer un Sherlock victoriano para convertirlo en un sueño puede dejar mal sabor de boca a los más entusiastas. Un poco como pasó con la tercera temporada y la resolución del cliffhanger de Reichenbach Falls, la espera de la serie y su “envoltorio” técnico y estético hacen que las expectativas sobre ella se disparen. Si alguien esperaba una elaboradísima y sólida explicación para tener a Sherlock y Watson en el siglo XIX, o alguna utilidad de dicho recurso más allá de la diversión, muy posiblemente se sienta defraudado.

Por mi parte, estoy más que encantado de disfrutar de un capítulo entretenido que ha tenido intriga (más bien floja) y mucha gracia, y me quedo con ganas de ver qué es lo que Sherlock ha averiguado. Ahora solo falta saber qué año de estos lo podremos ver.

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review Sherlock: The Abominable Bride
4.66 (93.1%) 29 votes

Categorías: Reviews Sherlock Etiquetas: ,

5 comentarios

  1. Ashenbach

    Lo que pasa con esta serie es que nos dan tan poquito y cada tanto tiempo que el hype se dispara. No digo que sea mala serie, de hecho a mi me parece que en general es bastante buena, pero se la eleva a un punto que no hay quien le tosa, y hay cosas bastante mejorables.
    Este especial navideño ejemplifica lo que acabo de decir. Tras casi 2 años sin Sherlock nos dan una hora y media donde los personajes no solo se situan en otro contexto, en otro entorno, sino que ademas tienen que resolver un caso mientras Sherlock averigua que esta todo conectado con Moriarty, lo cual nos lleva de vuelta a nuestro presente, para contarnos despues que todo ha sido una incursión al “palacio mental” del detective…todo eso en 90 minutos, y dejando claro esta, espacio para interpretaciones de sus protagonistas y apariciones esporadicas de sus secundarios.
    Es demasiado material para tan poco tiempo, y por tanto a mi me queda la sensacion de que van demasiado deprisa, que el caso daba mucho mas de si y se resuelve sin apenas explicación ni investigación, que todo el asunto de las drogas que toma Sherlock se pasa muy por encima (por dios, en 2014 ¿nadie se escandaliza lo mas minimo si una persona, por muy Sherlock Holmes que sea se mete semejante coctel?), que la minitrama que se han inventado de Mary + Mycroft apenas se toca y que Moriarty está bastante desaprovechado…
    Pero es Sherlock Holmes, y por tanto todo lo que recibamos de esta serie, de su genial dúo protagonista, de sus ideas descabelladas y casos extremadamente dificiles de explicar (y mucho mas de resolver) sera poco.

  2. EvaR

    El capítulo es genial. Son tantas cosas y los diálogos tan rápidos, y el final tan elegante, que cuando finaliza no puedo dejar de querer volverlo a ver para disfrutarlo adecuadamente. Se superan. Entrar con el asunto delas drogas y el papel de un hermano demasiado inteligente y perspicaz tiene un punto siniestro que apunta a un futuro lleno de sorpresas y dolor. En resumen, capítulo para ver más de una vez y que te deja con unas ganas locas de saber cómo continúa la trama.

  3. Kore

    Yo creo justo al contrario que el comentario anterior, me sorprende que en pleno 2014, se escandalicen demasiado sus amigos de que un adulto use drogas para expandir su mente de la manera que prefiera. Me parece ver cierta moralina en la serie, cuando por ejemplo en la parte de la época victoriana Watson se preocupa también por el uso de de Sherlock con la aguja, en una época, el s. XIX, en que tanto cocaína como opio se compraban legalmente en la farmacia

  4. No se yo si los enganchaos de mi barriada son capaces, cuando están hasta el culo, de ir a su palacio mental.
    Para mí que no sabián como llevar a Sherlock al pasado para hacer un capítulo de época, y algún guionista fumado tendría la idea.
    Por lo demás creo que es el episodio más flojo de todos valorando solo el guión, no los decorados e interpretaciones.

  5. Lea

    Pero no es en realidad un sueño, es el “Palacio de la memoria”, el recurso al que acude Sherlock. Diseña un escenario victoriano en su mente para analizar el caso desde otra perspectiva (y, como vemos, al final del capítulo, vuelve a ese Palacio simplemente para relajarse en compañía de Watson). Es lo que le ayuda a resolver que Moriarty no puede seguir vivo de ninguna manera. A nivel de que la trama de la serie avance, no contribuye mucho. Pero, ¿qué esperáis de un especial de Navidad? Yo me lo pasé genial viéndolo, que al final es lo que cuenta

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »