Review Shameless: You Sold Me the Laundromat, Remember?

Fiona

No me voy a andar por las ramas y lo voy a decir claramente: este ha sido el capítulo que más me ha gustado de la temporada. Y lo digo ahora que han pasado unas horas y no lo tengo reciente. Han sabido transmitir tantas emociones en solo 50 minutos que es imposible no empatizar con los personajes: hemos visto la desesperación en Fiona, la cruda realidad a la que se enfrenta Lip y, por supuesto, el miedo, la incertidumbre y el enfado de Debby. Pero, sobre todo, me ha gustado que se entremezclen las historias de los personajes.

Pero, ¿qué ha pasado exactamente? Como hemos visto a lo largo de los últimos capítulos, Fiona sigue inmersa en el proyecto de la lavandería, un proyecto que parece ir a peor a cada segundo que pasa. Solo encuentra problemas, tiene la lavandería cerrada y encima Etta no para de demostrarle cómo se gasta el dinero de la venta. Y sí, a Fiona le molesta, al principio podía parecer que solo es preocupación por la mujer, pero a mí me ha dado la sensación de que le tiene envidia. Y es esta envidia (o resquemor) la que le lleva a aprovechar un despiste de Etta y robarle la tarjeta de crédito para comprar azulejos y un techo nuevo para la lavandería… El resto de los capítulos nos dirán cómo le explotará esto en la cara.

Aquí se da una de las cosas que más me han gustado de este capítulo: la intervención de Kevin. Y este es un claro ejemplo de lo que os comentaba, de cómo se entremezclan las historias de los personajes. Kev, que sigue sin sentirse cómodo con Svetlana, va a pedirle consejo a Fiona y no puedo dejar pasar por alto la contestación que ésta le da: para ella la rusa solo es una estafadora que ha puesto a Vero en su contra. Bueno, no voy a negar que Svetlana sea una estafadora, pero de ahí a que haya puesto a V en su contra… yo creo que simplemente no han cuidado su amistad. Pero volvamos al meollo del asunto, ya que Fiona ha accedido a escuchar a Kevin, éste a cambio le ayuda con su remodelación de la lavandería. Y tras una fugaz visita de Debby que solo podía acabar en gritos y enfados, el techo del local se viene abajo… Lo que le faltaba. Este hecho provoca que Kevin vaya al Alibi en busca de su clientela habitual y les ofrezca cerveza gratis a cambio de ayudar a Fiona con la reconstrucción de la lavandería. Y de verdad, me encanta cómo todos la ayudan, incluido Frank, aunque también me hubiera gustado ver a Vero allí, aunque creo que quizá la reconciliación de las dos se deje para el final de temporada.

Kevin

Ya que hemos estado hablando de Kevin, no me voy a ir demasiado lejos y seguiremos por el trío. Al principio del capítulo descubre que le han robado la furgoneta de limpieza a domicilio y la artífice de este plan no podría ser otra que Svetlana, cuya idea es cobrar el dinero del seguro y después repintar la furgoneta para vender helados o lo que sea. Y que todo esto se haya hecho a espaldas de Kevin a él le molesta… igual que le molesta saber que utiliza la casa para hacer pasaportes falsos o que le ha alquilado el piso de encima del bar a su supuesta tía. Yo comprendo a Kevin, no soy parcial porque ya sabéis que Svetlana no me pega demasiado con ellos y también influye el hecho de que Kev es genial (y uno de los mejores personajes de la serie) y no me gusta verle mal.

Es aquí cuando Kevin va a hablar con Fiona, necesita desahogarse y con Vero no puede hacerlo; pero cuando va al bar a buscar a los borrachos V se enfada porque no le ha consultado a ella esta decisión, y es entonces cuando Kev le echa en cara que a él tampoco se le consultasen muchas cosas, entre ellas la boda de su mujer y de Svetlana. Yo veo a Kevin dudoso, ya no está a gusto con la relación que tienen... Y si no es capaz de superarlo, me temo que Vero tendrá que escoger a alguien.

Frank, por su parte, sigue intentando hacerse un hueco en la familia y ahora que descubre que Fiona ha dejado de ser “la figura materna”, decide encargarse de ese rol. Se encuentra con una primera barrera: Ian, que se niega en redondo a tenerle en la casa. Así que decide hacerlo de otra forma: les arreglará todos los desperfectos para que así vuelvan a acogerle. Y, oye, hace lo que se propone y arregla el baño, les consigue una lavadora nueva (y esto nos deja una escena muy divertida, cuando los del albergue le persiguen) y ¡hasta ayuda a Fiona! Habrá que ver la que lía con Etta, yo espero que la señora le eche a palos de la cama cuando recobre la cordura y se dé cuenta de que no es su marido.

Lip

Y el momento en sí que me ha hecho volver a sentir que veía la serie de siempre lo ha protagonizado Lip. Recordemos que poco a poco su relación con Sierra se ha ido asentando mucho más y que, además, tiene que acudir a una reunión en la universidad para que le readmitan y limpien su expediente. Es cierto que dije que Lip necesita un cambio y que quizá la universidad era lo que necesitaba, pero por otro lado también pienso que volver a la universidad es volver a algo que hemos vivido en temporadas anteriores… en cualquier caso, ya hemos podido comprobar que sus aventuras estudiantiles están más que terminadas, ya que no le han readmitido. Y pensaba que lo harían después de la emotiva historia de Ian y de las palabras del profesor Youens, que por cierto me quedo con una frase que dice en relación con la educación, que me parece muy cierta:

Es el chico al que queremos educar, pero no lo hacemos

En lugar de eso, nos hemos quedado con un Lip exaltado, enfadado y sobre todo que cae en una espiral que puede llevarle a cualquier parte, un Lip que no quiere ser como su padre pero actúa como lo haría Frank. La aparición del ex de Sierra es un pretexto para que podamos ver a Lip comportarse agresivamente y dejarse llevar por la desesperación que hay dentro de él. Sé que no era lo que esperaba, pero qué queréis que os diga, a mí me ha gustado. Pienso que llevaba tiempo cayendo en picado y quizá aún le veamos en algún capítulo descendiendo, pero le queda nada para tocar fondo y entonces Lip volverá a renacer y a sorprendernos a todos.

Debby

Y finalmente Debby… oh Debby, con todo lo que ha luchado por Franny y las estupideces que ha cometido para que ahora se la arrebaten de esa forma. Pero pongámonos en situación: después de haber arreglado muchas de las cosas que tenía pendientes, decide ir a ver a la familia de Dereck para demostrarles que ha cambiado y que realmente cuida de su hija como es debido… pero no le sale como lo había planeado, ya que Celia y Tanya se llevan a la niña. Me parece injusto y también muy hipócrita, la familia de Dereck no ha querido saber nada ni de ella ni de la niña en todo ese tiempo, y ahora quieren actuar como los héroes de la historia. Me pongo aquí de parte de Debbie. Además, me parece muy muy muy rastrero que la graben en ese estado… Es obvio que se va a comportar así, yo haría lo mismo.

En este capítulo seguimos sin saber nada de Carl y, por otra parte, Ian aparece poco y cuando lo hace es para completar las tramas de otros personajes (como es el caso de Lip o Fiona). A mí, aun así, el capítulo me ha gustado mucho. ¿Qué os ha parecido a vosotros?

Nota del autor
5
Vuestra nota
Review Shameless: You Sold Me the Laundromat, Remember?
5 (100%) 7 votes

Categorías: Reviews Shameless Etiquetas: , , , ,

3 comentarios

  1. Juandi

    Muy buena review Raquel. El capitulo, muy bueno, como es de costumbre. Te hace sentir un montón de sensaciones contrarias cuando lo ves. En pocas series se consigue esto

  2. Carlota

    Todo muy bien explicado en la review, no te has dejado nada de nada. Todo muy detallado y con muxha razón. Estoy de acuerdo en que en este capítulo ha retomado la esencia de shameless en la que se juntan un montón de sentimientos.
    Aunque me gustaría decir que yo sí creo que Svetlana ha puesto un poco en contra a V y Fiona. Sí, de repente las dos estaban muy ocupadas y no han hablado como siempre, pero V se ha volcado en la rusa y esta la ha criticado. Vamos, cuando Fiona le echa en cara el consejo que le dio la rusa a Dev de buscarse un marido y V la defiende a Svetlana… V no habría hecho eso antes, está encoñada, como dice Kev :S

  3. Me parece que gran parte de esta serie se resume en la escena donde Kev reúne a sus parroquianos para ayudar a Fiona en la lavandería. Al menos la parte amable, porque Lip y Dev nos han recordado que la parte oscura está también siempre muy presente. Y eso que Frank apenas se ha hecho notar.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »