Review Person of Interest: Wolf and Cub

Wolf and Cub. El lobo y su cachorro. Así se ha titulado el episodio de esta semana de Person of Interest. El lobo, por supuesto, es Reese, ya muy cerca de terminar su transformación en Terminator. Su cachorro, un side-kick que le vendría muy bien en más de una ocasión. Como en este 1×14, un episodio que sigue en la línea habitual de la serie: una person of interest a la que ayudar mientras nos van revelando más detalles sobre la mitología de la serie. En este caso, el oscuro pasado de Harold. Además, por segunda semana consecutiva, Person of Interest bate su propio récord de telespectadores. ¿Pueden estar 15,14 millones de estadounidenses estar equivocados? Veámoslo.

Como dice Finch: sólo los paranoicos sobreviven. Y está claro que él es uno de los más grandes que hay. Por supuesto, con un actor como Michael Emerson, que se mueve tan bien en el mundo de los personajes mentirosos y embaucadores, cualquier otra cosa que le escriban los guionistas no quedaría tan bien. Ahora ya sabemos un poco más de él. Con el nombre de Harold Wren, trabaja desde hace años en una empresa de seguros. Así es como lo conoce el hijo de Ingram.

También sabemos que conoció a Ingram en la Universidad, pero allí ya estaba utilizando un nombre falso. ¿Por qué? Ay, preguntar eso a un personaje interpretado por Emerson es perder el tiempo. Otra cosa que hemos descubierto es que Ingram fue asesinado, lo que nos lleva a sospechar muchas cosas. La última vez que supimos de él, la Máquina lo había etiquetado como amenaza para el sistema. Por el nerviosismo de Harold al hablar con el hijo de Ingram, está claro que no quiere que sepa muchas cosas. El nerviosismo de la mujer con la que habla el hijo de Ingram cuando éste menciona el nombre de Harold también indica que detrás de este hombre puede haber mucho más, y todo malo, de lo que pensamos.

Por cierto, el hijo de Ingram, personaje que se ha dedicado a sacar estos trapos sucios para que todos nos enteremos, se marcha a Sudán. Es una lástima que la serie se haya deshecho ya de un personaje que podría traer muchos problemas a Finch en un futuro. Ha parecido una decisión un poco fácil para los guionistas, pero quizá es que ya había cumplido su cometido y no era ya necesario.

Así que la historia queda en stand-by. Parece mentira que Reese no sepa que hable lo que hable con Fusco, la Máquina lo estará grabando. Y si la Máquina advierte que Reese puede ser un peligro para el sistema… Ya veremos, porque la última persona que sabemos que fue etiquetada como peligrosa está a dos metros bajo tierra.

Toda esta información sobre el pasado de Finch/Wren la hemos sacado de Fusco. Ya hemos comentado en alguna review que, tras el pacto entre Reese y Carter, el personaje de Fusco se revela innecesario. Sí, puede que encuentre algo sobre el pasado de Finch, pero poco más puede hacer. Cuando le vi recibir el disparo que iba dirigido al niño pensé que los guionistas ya habían encontrado su solución: quitárselo de en medio salvando un niño y así poder redimirse de todos sus pecados. Parece que la cosa no va a ser tan sencilla.

Mientras, en el caso de la semana, la Máquina lanza un número nuevo. A pesar del ataque de Root, la hacker de la semana pasada, parece que la Máquina sigue su trabajo detectando nuevos peligros. Cuando el número que sale es el de un niño de 14 años, está claro que todos pensamos que es la víctima. A pesar de que iba a ser él el asesino, el pobre Darren necesitaba ayuda. Y quién mejor que Reese para hacerlo.

De todos los compañeros que ha podido tener Reese en estos 14 episodios, es curioso que sea un niño el que mejor le haya complementado. Superhéroe y side-kick, maestro y discípulo, ronin… Todos los tópicos de héroes se han dado en este capítulo, por si no nos había quedado claro en el nombre del episodio de qué iban a ir estos dos.

¿Momento Reese del episodio? Me debato entre dos. a) Reese embiste con la furgoneta robada a los malos a los propios malos, que van en otro coche. Baja con la música de Terminator al fondo y dice a uno de los dos: “He encontrado tu coche”. b) Le dice a Finch que, a su señal, corte la electricidad del edificio. Carga el arma (que ha sacado de una bolsa con la etiqueta “Plan B”) y se le queda mirando: “Esa era la señal”. Brutal.

Wolf and Cub ha sido otro episodio típico de Person of Interest. La parte buena es que han aprendido que hacer episodios solamente de relleno no mola tanto, y siempre ponen algún dato más de la trama general. La parte mala es que, con temporadas de veintitantos episodios, esa misma trama queda muy desfigurada en los episodios del medio. Por suerte, esta semana ya toca el 1×15, y nos acercamos a un final que promete ser muy emocionante.

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Person of Interest: Wolf and Cub
4 (80%) 2 votes

Categorías: Person of Interest Reviews Etiquetas: , , ,

Esto también te interesará:

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »