Review Girls: All I Ever Wanted

Girls

Girls ha vuelto, aunque esta vez para decirnos adiós. En esta última temporada volaremos de nuevo hasta el universo de Hannah, Marnie, Jessa y Shoshanna para acompañarlas en su despedida y ver cómo evolucionan y crecen los personajes, cómo solucionan sus problemas o cómo no lo hacen, y no hay más que recordar como terminó la temporada anterior, con la amistad de Jessa y Hannah colgando de un hilo, aunque bien podríamos decir que ese hilo ya se ha roto. Girls sigue tan divertida como siempre, aunque sin dejar de lado su aspecto provocador, al que tanto estamos acostumbrados y que se manifestará ya desde el primer capítulo. Como novedad, este primer capítulo dura casi 40 minutos, algo más de lo que estamos acostumbrados en esta serie.

Comenzamos el capítulo de una forma increíble, no podría ser de otra forma: la vuelta de Hannah la escritora. Durante los primeros segundos observamos como uno de los grandes sueños de su vida se hace realidad, publicar en un periódico, pero no en uno cualquiera, sino hacerlo en el NY Times. Y lo hace al más puro estilo de Hannah, contando su vida, sus sentimientos, exteriorizando todo lo que le ocurre; en definitiva hablando de ella, y hemos comprobado en estas cinco temporadas que eso es lo que mejor se le da. En él habla de cómo perdió a su mejor amiga y a su novio, un claro ataque a Jessa y Adam, y esto nos lleva por la pantalla a ver la reacción que tienen sus amigos y familiares al leer el artículo, uno a uno vemos sus caras, sus expresiones y escuchamos sus comentarios. Sin duda alguna me quedo con las reacciones de Adam y Ray, la de éste último corrigiendo el artículo es inmejorable.

Periodico

Pero sobre todo en este primero capítulo vamos a tener mucho de Hannah, aunque tampoco resulta ser muy sorprendente. Ahora que ha dejado atrás su faceta de profesora, se centra de lleno en hacer lo que mejor se le da: escribir. Y eso te le abre las puertas a una entrevista extraña, aunque también muy de su estilo. Este nuevo trabajo le da la oportunidad de alejarse de Nueva York con la excusa de hacer un artículo sobre mujeres ricas que se han apropiado de la cultura de surf, como ya lo hicieron con el yoga. Y pese a ello, este viaje le dará a Hannah mucho más de lo que ella esperaba.

La acompañamos en su viaje hasta Long Island y nos metemos de lleno en un mundo de superficialidad y de mujeres perfectas, en mitad de todo esto la figura de Hannah sobre sale sin que ella haga nada por evitarlo, aunque no va con Hannah ser discreta. Su primer día resulta ser todo un desastre, no solo escoge el neopreno de otra chica del grupo, sino que cuando se lo tiene que quitar no duda en quedarse desnuda delante de Paul-Louis, el instructor interpretado por Riz Ahmed, pero comprendámosla… nadie le ha dicho a Hannah que debajo tiene que ponerse el bikini, y no es para menos que desconozca todo esto, como ella dirá después: la playa no le gusta. Y todo lo relacionado con ella tampoco.

Neopreno

Patosa y sin esconder que lo que hace no le gusta, Hannah aprovecha cualquier excusa para marcharse de la clase y sobre todo para no volver. Sabía que iba a pasarlo mal, pero no imaginaba cuánto. Por suerte para ella Paul-Louis le demostrará una y otra vez que allí nadie se lo pasa mal, y tras una aclaración sobre que acostarse con alumnas no quita que sea profesional, ambos saldrán de fiesta y nos llevarán a ver a la Hannah que estamos acostumbrados. Y es que el personaje de Lena Dunham no es otro que una persona sin miedo al ridículo, donde otros podrían ver un baile patético, ella ve diversión, y así lo demuestra; donde en otras series una escena se corta, en Girls le dedican varios minutos a la tarea de encontrar la pose más cómoda para follar, pero es que Dunham es experta en mezclar lo erótico con lo cómico; todo ello sin dejar de lado los planos de desnudos, que como siempre abundan, y en este primer capítulo más.

Hannah descubrirá con el instructor que la playa no es un lugar tan malo que como creía, y no solo eso, sino que allí, alejada del bullicio de la ciudad, se dará cuenta de que se ha centrado demasiado en las cosas que no le gustan, de hecho ni si quiera sabe que es lo que le gusta a sus amigos. Con una nueva actitud, incluso se plantea quedarse allí una temporada, conocer mejor a Paul-Louis… o al menos se lo plantea hasta que descubre que este tiene novia.

Odiar nos roba energía, amar nos la aporta

HannaPaul

En la ciudad la situación para las chicas no es muy buena, mientras Jessa vive idílicamente con Adam, Marnie no parece muy contenta con que Ray se haya instalado en su casa, no solo lo opina ella, su psicóloga online se lo ha aconsejado, “está pasando por un divorcio”, no es el mejor momento para que empiece a convivir con alguien. Y a Ray no le queda más remedio que volver a su casa, con Adam. Porque la idea de irse con Shoshanna está totalmente descartada… por Marnie, claro. ¿Cómo va a irse a casa de Shosh, con lo frenética que es? ¡Se lo contagiaría! Y aunque pueda parecernos un argumento vago pero válido, lo entendemos, lo cierto es que no puede irse a casa de Shosh porque era su ex novia.

Y Ray vuelve a su casa, donde ¿le reciben? Una Jessa desnuda y un Adam en calzoncillos, casi ajenos al hecho de que éste haya vuelto le explican que han apartado todas sus cosas, obviamente por “motivos sexuales”. Casi sin espacio, en una casa desordenada y que huele mal Ray acaban huyendo a casa de Shoshana, pese a que Marnie no lo apruebe del todo. Y allí somos testigos de la gran compenetración que hay entre ambos personajes, aunque hace tiempo que lo dejaron y que ya estamos acostumbrados a ver a Ray detrás de Marnie, es innegable la química que hay entre ambos. Recuerdan perfectamente qué cosas le gusta a cada uno, qué café toman, que productos no pueden comer; la conversación fluye de forma natural… Pero no solo nosotros somos testigos de todo esto, sino que la propia Marnie observa la afinidad que hay cuando están juntos.

SRay

Podríamos pensar que es esto lo que lleva a Marnie a sucumbir de nuevo ante Desi, o quizá es más bien un claro ejemplo de que el ser humano tropieza y otra vez con la misma piedra, en cualquier caso asistimos como testigos silenciosos a las peleas entre ambos, el llanto de Desi y quizá un atisbo de esperanza por parte de Marnie, ¿quiere sacarle de su vida o no? Quizá solo quiere mantenerle en el ámbito profesional, pese a que su última gira ha sido una “mierda”. En cualquier caso, parece que poco importa que ambos se estén divorciando, o que su convivencia, y relación, fuese un total desastre, ya que terminan acostándose juntos. No aguanto a Desi, desde el primer momento que apareció en pantalla le odié y espero profundamente no volver a verle con Marnie de nuevo, aunque algo me dice que las cosas no serán así…

¿Qué os ha parecido la vuelta de Girls? ¿Qué creéis que va a pasar con las chicas? Y aún más importante, ¿confiáis en que Jessa y Hannah se reconcilien?

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Girls: All I Ever Wanted
4 (80%) 1 vote

Categorías: Girls Reviews Etiquetas: , , ,

2 comentarios

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »