Review FF: 137 sekunden

Hola. Esto es una review de FlashForward y yo soy Dani, dos universos que no acaban de entenderse del todo, así que vamos a llevarnos bien porque si no va a haber hondonadas… Aviso desde ya que este post puede herir a las pieles más sensibles, pero que su intención no es otra que dar un punto de vista y fomentar el debate. Quiero oír argumentos a favor de FF. Dicho esto, y sabiendo que 137 sekunden es el tercer capítulo de esta recién nacida serie, pasemos sin más demora a desmenuzar los pormenores de nuestra dosis semanal de desmayos, pitonisos y FBI. ¡Salto!

Abrimos con una llamada, la llamada que ya vimos en el 1×02: una señora hongkonesa previene a Noh de su muerte, en marzo de 2010. Serán tres disparos en el pecho. Ya sé que mucho me odiasteis en la review de la semana pasada, cuando tracé paralelismos entre FlashForward y otras series (Lost, Weeds, Pushing Daisies…) Pues lo siento, pero esta escena me ha recordado al peor Heroes. Te llamo, te doy la información a medias y cuelgo cuando me da la gana. Va, hombre, va… Pero como no quiero empacharos con más comparaciones, vamos a hacer una cosa: las dejaré para el final. Así os las podéis ahorrar.

Sigamos. La trama de la serie ya está totalmente encaminada a seguir el tablero de Mark. Quiero detenerme aquí un momento, para comentar lo que podríamos bautizar como la paradoja Benford. Mark, ha visto su futuro, y en él hay un tablero lleno de notas, fotografías, recortes, etc. Hasta ahí vale. Yo interpreto que el significado de eso, y de todas las visiones en general, es: esto es lo que estarás haciendo el 29 de abril de 2010, pase lo que pase, hagas lo que hagas, tu futuro en ese momento pasa por lo que has visto durante esos 137 segundos. Correcto. Pero, ¿qué sentido tiene construir ese futuro? ¿Para qué perder el tiempo en ello? A Benford se le ve muy hecho polvo en abril de 2010, ¿para qué dirigirse al abismo? Supongo que la serie tiene esa norma, sin ella no habría serie. Pero acabo de ver claro que a Benford se le deje hacer y deshacer a su antojo y que él mismo quiera seguir por ese camino.

Hacer y deshacer a su antojo… hasta el punto de liberar a un genocida nazi, ni más ni menos. Muy forzado me parece. Pero el caso es que Geyer pone a Mark y Janis sobre la pista de unos cuervos, y les da un libro. ¿Para qué quiero un libro, si tengo un fabuloso ordenador del FBI? Janis, clic, clic, clic, saca rápidamente la información que necesitan: muertes masivas de cuervos en Somalia, en 1991. De aquella también hubo desmayos de humanos, aunque no sabemos si con la consecuencia de ver el futuro. El cliffhanger, aunque no tan bueno como los anteriores, sí me ha parecido brillante. ¿Qué es esa torre? ¿Y el humo que sale de ella? ¿Gas? ¿Es eso lo que provoca los desmayos? No parece probable, puesto que en el desvanecimiento mundial no había ni rastro de humo… Lo que sí se nos deja más o menos claro, creo, es que aquello era una especie de ensayo general. ¡Ah! Acertadísima la frase de Mark: “Janis, hemos estado muy preocupados por si el desmayo podría pasar otra vez… pero no nos hemos parado a preguntarnos si esto había pasado antes”. Gran reflexión

Una suma por aquí, otra por allá...Una suma por aquí, otra por allá…

Por otro lado, tenemos a Aaron y a Demetri, toreando cada uno con sus propios flashforwards, con ciertos puntos en común. Aaron se encabezona en desenterrar a su hija, mientras que a Demetri no le parece bien contarle la verdad sobre su visión (sobre su ausencia de visión, de hecho) a su prometida. En ambos casos nos empiezan a surgir muchas dudas: ¿qué significado tiene que Aaron vea a su hija, si realmente está muerta? Ojo, porque la suposición de Kate, su ex mujer, no es tan mala: estás en el cielo con ella. Por otro lado, Demetri es visto por su futura mujer en el flashforward. ¿Cómo es posible? Recordemos que teóricamente él habrá muerto en marzo. Estas dos tramas nos avisan, creo, de que aún sabemos muy poca cosa sobre el funcionamiento de los flashes

Por lo demás, poca cancha para Olivia y ninguna para los niños o para Lloyd Simcoe. Yo los he echado mucho de menos, quizá por eso el capítulo no me ha entusiasmado. Digamos que me atrae mucho más el aspecto psicológico de la serie (¿qué haces, cómo actúas cuando sabes qué te depara el futuro?) que el policíaco. O quizá es por la infinita pereza que me dan Joseph Fiennes (Mark) y John Cho (Demetri)…

¿Veredicto? Aprobado muy raspado. FlashForward me sigue pareciendo irreal: Benford es casi infalible, Demetri le cuenta por lo menos a tres personas que no ha tenido
flash… pero, eh, a mi futura esposa no le digo nada, prefiero
inventarme que yo también la he visto a ella.. No puedo evitar pensar que la serie se da demasiada trascendencia a sí misma, en el ritmo, en los diálogos, en las actuaciones…

Para acabar, y en un tono desenfadado y festivo (que nadie se me enfade…), os dejo una lista de parecidos razonables del capítulo de hoy, entre FlashForward y otras series. Por ejemplo:

  • Lost: el bar en el que trabaja Kate, la ex de Aaron, es clavadito a aquél de Sidney en el que se encuentran Sawyer y Christian Shephard. Además, la actriz Kim Dickens interpreta a Cassidy Philips en la serie de Abrams (¡y a Shelby Saracen en Friday Night Lights!)
  • Prison Break: una cárcel y un libro sobre pajaros… ¡esto me suena!
  • Heroes: diversos escenarios por todo el mundo (Alemania, Somalia) y Noh que cada vez me recuerda más a Ando

A vosotros… ¿qué os parecido el episodio? ¿Tenéis algún parecido razonable más?

Nota del autor
3
Vuestra nota
Valoración

Categorías: Flash Forward Reviews Series Etiquetas: , , , ,

Esto también te interesará:

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »