Review Extant: Shelter

Molly encuentra a Ethan

“Shelter” (“Refugio”) supone una pequeña bajada de calidad en la línea de la serie y un encuentro con unos cuantos clichés más que manidos, como las progresivas dudas de Sparks que probablemente acaben con cambio de estatus de “malo” a “colaborador de los buenos”. Un episodio que me ha hecho perder parte de la fé que tenía en ella. Mi nota no es más baja porque el último tercio ha redimido o, al menos, ha aliviado un poco el aburrimiento general del resto del episodio.

Una de las cosas que menos me ha gustado ha sido el cambio de escenario, necesario aunque insuficiente para mantener la atención. El pequeño pueblo de pescadores donde ha aterrizado la familia Woods en busca de refugio carece de los adornos del mundo futurista que nos habían presentado en anteriores entregas. Presuponen que el hogar de la infancia de Molly, donde sigue viviendo Quinn, su padre, será seguro al tratarse de un lugar remoto, aunque no han tenido en cuenta que el ISEA lo primero que hará será buscarles donde residan sus familiares y amigos, es lo más lógico, ¿no? El contraste con las impresionantes instalaciones médicas del ISEA ubicadas en un barco ha sido bueno pero no genial.

El problema que estoy advirtiendo en “Extant” es que no hay emoción en el centro de la historia. El motivo por el que los dos primeros tercios del episodio se me han hecho tan largos es porque el drama de los personajes es totalmente irrelevante y lleno de tópicos como, por ejemplo, el padre de Molly, ex alcohólico que recae con facilidad y sin motivación aparente. Es una lástima que hayan desperdiciado la oportunidad de contar con un gran actor como es Louis Gossett Jr. para interpretar al padre de Molly, un personaje que probablemente exista solo para esta pequeña y específica parte de la historia que será rápidamente olvidada.

Hay otra cosa en la que falla la serie estrepitosamente y es que no es divertida. Los personajes de Extant son muy serios porque Extant es un drama y el futuro es una cosa muy seria pero se echa en falta algún tipo de descarga cómica por pequeña que sea, como “el baile de los ancestros” de Ethan del espisodio pasado.

Entre las cosas positivas destaco que la dinámica familiar entre John, Molly y Ethan es suficientemente rica como para que la escena del secuestro de Ethan pese. De hecho me ha enfadado la actitud del sheriff local de ni siquiera intentar buscar a Ethan porque no es un niño de carne y hueso. Apoyo la reacción de John, aunque haya acabado con Quinn y él en la cárcel.

Quinn&John

Emocionante ha sido también el momento en el que Ethan ha sido desconectado. Ha habido un pequeño detalle, cuando está cercano a perder la consciencia, llamando a su madre y mirando al cielo, a las estrellas de las que hablaron la noche anterior. Ha sido el momento más conmovedor del episodio. Irónicamente la emoción la ha provocado un robot. Ese momento ha resultado más interesante que todas las escenas con su abuelo y las enseñanzas que éste ha pretendido incucarle. No olvidemos que el niño robot no deja de ser un niño y es susceptible de ceder al escrutinio y la presión, aunque dudo que haya fallado el juego de la arandela a causa de la tensión que pudiera haberle producido la apuesta de su abuelo, más bien creo que ha sido debido a una conversación anterior que ha mantenido con éste, en la que le ha dicho que “nadie es perfecto” y él quiere ser como los demás, o sea “no perfecto”, algo que consigue fallando el tiro.

De entre las partes negativas mencionaré la lentitud de la trama de Yasumoto, que todavía es demasiado misteriosa para resultar interesante, y que me aburre. La escena del CEO del ISEA con los científicos rusos ha resultado un tanto extraña. Hablan de una sustancia, con aparentes milagrosas propiedades curativas, proveniente de un meteriorito y que están intentando replicar. No sabemos cual es su función pero Yasumoto no vacila en sacrificar a uno de los científicos de la manera más absurda para que le demuestren ¿qué?, nada que no le hubieran dicho ya. El objetivo parace ser recalcarnos que Yasumoto es “malo” y que no dudará un segundo en anteponer su proyecto a todo lo demás.

Sam, retenida por sus superiores del ISEA, acaba siendo chantajeada por haber movido las cuerdas en el pasado para proteger a su hermano, enfermo mental, que mató a alguien durante uno de sus brotes. Ocurrió hace unos diez años, ahora parece estar estable y haber rehecho su vida. Sam se encuentra con el dilema de arruinar su vida y la de su hermano o delatar a Molly, aunque no sé muy bien que más información pueden sacar de ella. Su trama ha tenido algunas incoherencias como haberla detenido, registrado su oficina y su laboratorio pero no su bolso, propiciando que pueda deshacerse (o casi) de la muestra de sangre de Molly. Resulta un tanto ilógico.

Molly en el quirófano

La captura de Molly era casi inevitable pero ha hecho que lo sucedido anteriormente en el capítulo haya sido prescindible. Perfectamente podía haber acabado en la misma situación de haber seguido en el coche con Sparks la semana pasada.

No sabemos si el bebé alien le ha proporcionado poderes telequinéticos a Molly pero la jeringuilla de la mesilla ha volado a su mano mientras vibraba toda la habitación. Aun así no ha sido suficiente para poder escapar y, en un momento cerca del final, Molly se desmaya a la entrada de la sala de operaciones en una escena montada de tal manera que casi recordaba al teatro.

Parece que van a extraer el embrión de Molly, lo que no sabemos muy bien es lo que van a hacer con él. Además la naturaleza de la paternidad del bebé en realidad aún no ha sido confirmada.

Afortunadamente el final del capítulo ha sido lo mejor. La última parte, gobernada por el silencio, producido porque los protagonistas están encerrados o desactivados, ha sido casi brillante. Esperemos que el próximo capítulo consiga corregir alguno de los fallos de este cuarto y recupere el interés perdido. ¿Vuestras opiniones?

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Extant: Shelter
3.57 (71.3%) 23 votes

Categorías: Extant Reviews Etiquetas: , , ,

3 comentarios

  1. Amber

    Yo me parece que pronto me descolgaré de esta serie… Si me dan vacaciones y me voy por ahí ya no creo que la retome… además, en el último episodio, de dónde sale el vídeo de ella en la nave? No lo borró todo en su momento? Lo tiene ella y no su empresa? Estos detalles hacen que la serie parezca chapucera..

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »