Review Extant: Before the Blood / Ascension

Extant Finale

Mucho ha habido para asimilar en los dos capítulos finales de Extant y cada detalle parecía que nos acercaba a descubrir la motivación del ente alienígena, con el que la serie ha estado obsesionada durante todo su recorrido. Es del tipo de misterio que los fans de ciencia ficción amamos, incluso aunque requiera un revisionado. Los movimientos antes de la final de una temporada o una serie suelen darnos lo mejor de ella y Extant no ha sido una excepción.

Desde hace ya algunos episodios me he encontrado varias veces cuestionándome qué era real y qué no en todo lo que vivían los personajes, me atrevo a decir que han llevado este recurso demasiado lejos. Que Ethan haya encontrado a su padre hablándole a la nada y que Molly haya tenido múltiples visiones falsas han amenazado con romper la confianza de creer en lo que nos estaban mostrando, creo que ha sido un error narrativo.

La clave para atrapar a la audiencia en los entresijos de una caótica conspiración residía en el “hijo” de Molly, el hibrido, ahora un niño humano plenamente desarrollado con una única característica que le delata: sus ojos. Parece que Molly estaba en lo cierto al mantener la fe en la “descendencia” dado que, como reflejan en el título del penúltimo capítulo “Before the Blood” (“Antes la sangre”), es su parte humana lo único que ha podido redimirle. La duda que nos surge es por qué no podía combatir a sus compañeros alienígenas y por qué creía que Molly si podía.

Molly&el híbrido

La finale ha sido entretenida. Es lo mejor que se puede decir de ella. Extant me ha decepcionado pero no porque no haya sido el épico acontecimiento televisivo que anunciaban sino porque no ha cumplido con las expectativas planteadas en el primer episodio.

Por supuesto me han gustado las conspiraciones tipo Expediente X y a lo largo del camino ha habido indicios de que iban a contarnos una emotiva historia del triunfo del espíritu humano, cualquiera que sea la forma que tome. Desafortunadamente eso es todo lo que hemos conseguido, conceptos apenas desarrollados.

Hay, sin embargo, cosas buenas que decir sobre la serie. No conseguí adivinar cuál iba a ser el planteamiento de la historia de antemano, algo que se agradece cuando ya estamos aburridos de ver una y otra vez las mismas cosas; cuando han desarrollado, aunque sea poco, partes de la trama han resultado interesantes, así como descubrir a los personajes. Y sobre todo la estética presentada, perdida a mitad de la historia y recuperada hacia el final. Bonus: el traje espacial de Molly, un prototipo con un casco capaz de separar realidad de las alucinaciones creadas por las esporas.

Habríamos disfrutado de más tiempo en la lanzadera, pero nos hemos conformado con ver a Molly hacer su trabajo de una manera eficiente pero, como casi toda la finale, la salvación de la tierra de las esporas mortales ha resultado un tanto anticlimática.

Lo más frustrante acerca de Extant es que realmente prometía al principio, puede que no fuera a ser una gran serie pero al menos parecía que iba a ser una serie entretenida. Uno de los mayores fallos que le he encontrado es que se han centrado en la trama equivocada. A mi modo de ver, el mejor material del que disponían en Extant incluía a Ethan y su humanidad escondida dentro de su cuerpo mecánico, que en ciertos episodios llevaron el peso de la historia pero que los guionistas no han sabido del todo aprovechar. Ethan es de los pocos personajes que ha tenido una evolución bien desarrollada, de niño robot a niño humano con emociones humanas y tratado con cariño. Podían haber hecho una interesante disertación sobre lo que significa ser humano. En su lugar los escritores se obsesionaron, al igual que Molly, con el “niño” medio humano, medio alien, que ha matado y se ha alimentado de personas y que ha resultado confuso más que otra cosa.
Ethan

El viaje de Ethan durante toda la serie me ha resultado más interesante que el amor incondicional de Molly por el híbrido cuyo propósito original ni siquiera ha quedado claro. Ethan aprendió que podía amar y ser amado (recordemos la bonita conversación con Julie) y finalmente se ha sacrificado a si mismo elevando la temperatura de su núcleo para engañar al ordenador al hacerle pensar que era humano y así poder anular el sistema y permitir a Molly desenganchar la nave de escape de la Seraphim, antes de que ésta se destruyera. Y al hacerlo ha provocado la detonación de la bomba que Odin le implantó. Ethan se ha sacrificado para salvar a su madre y de paso a toda la humanidad, aunque esto último aún no ha quedado del todo clarificado si suponemos que tanto Sean Glass como Molly fueron expuestos a las esporas alien que, curiosamente, estaban tratando de evitar que se dispersaran en la atmosfera. Un punto que no ha sido bien explicado porque, tras su vuelta a la tierra, no han hecho referencia a ningún tipo de descontaminación y desde luego no han estado en cuarentena puesto que la última escena del último capítulo “Ascension” transcurre 5 días después de su regreso, con lo cual hacer volar la Seraphim no habría resuelto nada.

Así que Ethan muere pero no está realmente muerto, en lugar de convertirse en un niño real recorre el camino opuesto y se convierte en una omnipresente tecnología que sobrevive en la nube (virtual, se entiende) a la que accedió antes de la explosión y, suponemos, puede comunicarse con cualquier lugar del mundo. Y así se muestra a sus padres, saludándoles desde el más allá.

Extant resucita

Gran parte del drama de la finale ha dependido de los niños, Ethan (Pierce Gagnon) y el híbrido (Shannon Merrill Brown). Se han visto las caras en un par de confrontaciones que casi han funcionado. El híbrido podría causar temor pero hubiera sido mucho más interesante si se hubiera comportado un poco más como Ethan. Porque al fin y al cabo se ha limitado a ponerle mala cara a todo el mundo, menos a Molly, y aunque lo del niño terrorífico ha funcionado hasta cierto punto tenían potencial para haber hecho más.

Es cierto que hemos tenido algunos momentos memorables en la final como la escena de los dos niños por fin juntos, o las tendencias de Ben a lo HAL 9000. Sin embargo esas pequeñas piezas no han sido suficientes para hacer funcionar todo el conjunto y muchos puntos han quedado sin resolver.

Me pregunto si los responsables de la serie han dejado a propósito esos puntos sin explicar a la espera de una renovación por una segunda temporada. De no ser así hay una serie de cosas que han quedado en el aire y que me gustaría mencionar:

    – Después de que Julie descubriera el plan de Odin de utilizar a Ethan para volar la Torre Yasumoto y provocar así una posible revuelta contra las máquinas, ¿nadie ha sido capaz de denunciar a Odin a la policía?, ¿nadie le ha buscado? Incluso cuando saben que ya había sido detenido anteriormente por terrorismo.
    ¿Qué ha pasado con Yasumoto? ¿ha muerto después de no ser capaz de recrear la misteriosa sustancia que le mantenía vivo?
    ¿Cuál es el futuro de la famosa “descendencia”? Hemos visto por última vez al niño deambulando por las calles y siendo recogido por una amable pareja.

Inicialmente nos vendieron la serie como “serie evento” por lo que se suponía que todas las tramas quedarían cerradas en esta primera temporada pero hemos comprobado que no ha sido así. Tal vez Extant sea renovada o tal vez no pero no estoy muy segura de a dónde podrían ir desde donde lo han dejado. Espero por el bien de todos que lo dejen estar. Sé que después de mis palabras alguno se quejará por la alta puntuación que doy a los capítulos pero la temática de ciencia ficción es escasa y como fan incondicional del género agradezco los esfuerzos aunque no resulten tan gratificantes como cabría esperar.

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review Extant: Before the Blood / Ascension
3.34 (66.9%) 29 votes

Categorías: Extant Reviews Etiquetas: , , , , ,

2 comentarios

  1. Tienes razón cuando dices que se agradece el esfuerzo, hay muy pocas series de calidad en este tema. La serie es regular, le falta algo que no he sabido definir,sin embargo no deja de ser interesante.

    La premisa con que nos deja al final de extraterrestres que controlan las emociones humanas vs los humanos indefensos ante esta manipulación, pero que son capaces de crear maquinas inmunes a esto, da mucho de donde sacar material. Creo que lo que nos protege de nuestras emociones, son nuestras creaciones. Y si fuéramos a extinguirnos por esa debilidad emocional ante una raza extraterrestre, la maquinas nos permitiría sobrevivir.

    Se agradece que la serie sea un drama que permita tratar el tema con seriedad, y no una simple historia de acción. Esperemos que para una segunda temporada (si la hay) puedan sacarle todo el potencial a la historia.

  2. Ariadna

    Por fin me he enterado del final, ya que no pude verlo, muchas gracias! Pues si hay segunda temporada, no creo que la vea, la única trama que me interesaba era la de Ethan, y ya he visto cómo se ha resuelto, así que adiós. En general me ha parecido una serie muy decepcionante y aburrida.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »