Review Episodes: Episode One

Review Episodes: Episode One

He de reconocer que hay dos motivos principales por los que me he atrevido a darle una oportunidad a esta serie. El primero tiene nombre propio: Matt LeBlanc. Sí, soy fan incondicional de Friends. De modo que no podía dejar pasar la ocasión de ver a “Joey” en acción (y, de paso, borrar de mi memoria al otro Joey, el fatídico spin-off). El segundo motivo es la cadena que la emite. Showtime, responsable de joyas como Dexter o The Big C (lo sé, me dejo muchas en el tintero…) es de por sí, una garantía. Existe un tercer motivo, y tiene que ver con la trama. Pero para hablar de ello necesitaré algo más de espacio. ¿Nos vemos tras el salto?

Comencemos por el principio: ¿En qué consiste la serie? Bien, Episodes es básicamente la historia de un matrimonio británico, Sean y Beverly Lincoln, guionistas de una popular serie de televisión que acaba de ganar el BAFTA por tercer año consecutivo. En plena celebración de la ceremonia de entrega de premios los Lincoln reciben una interesante oferta: un canal de televisión americano quiere comprar la serie, y además desean contar con ellos como guionistas. De modo que, tras las dudas de rigor, ambos se embarcan en el proyecto, convencidos e ilusionados ante todas las promesas que les han hecho.

La trama, por tanto, se apoya en dos pilares esenciales: el inevitable choque cultural y la metatelevisión, que nos permite adentrarnos en los entresijos de la cadena, haciendo especial hincapié (al menos, por ahora) en la falsedad de todo ese mundo. Personalmente, ambos temas me parecen de lo más interesantes. Y, aunque es cierto que su tratamiento no es algo novedoso, el explotarlos a la vez puede dar muy buenos resultados.

Vamos a presentar a los personajes, y así podremos ir viendo qué papel juega exactamente cada uno dentro de la trama:

Sean y Beverly LicolnSean y Beverly Licoln

Stephen Mangan y Tamsin Greig interpretan, respectivamente, a Sean y Beverly Lincoln, los guionistas de Lyman’s Boys. Desde el primer minuto de la serie (una escena que tiene lugar siete semanas después de la ceremonia de los BAFTA) sabemos que su estancia en América no será precisamente un camino de rosas. Aunque en un principio el inicio pueda parecer una simple discusión matrimonial, pronto nos damos cuenta de que la verdad es más complicada: Hollywood no brilla tanto como lo pintan.

En mi opinión, una forma perfecta de demostrar esto es la casa en la que viven los Lincoln: aunque impresionante en un primer momento, resulta ser poco más que un decorado reutilizado de unos cuantos reality shows, en el que las columnas son postizas y el lujo no resulta ser tan práctico como parece (genial el momento de la bañera…).

El matrimonio es el contrapunto perfecto a los personajes americanos. De hecho, el choque de culturas se hace evidente desde el principio: simplemente, el lenguaje corporal de la pareja, más frío y distante, ya nos hace distinguir las diferencias, en las que sin duda se ahondará más adelante.

Merc LapidusMerc Lapidus

John Pankow interpreta a Merc Lapidus (sí, lo sé, ese nombre…), el presidente de la cadena en la que, en teoría, se emitirá la adaptación americana de Lyman’s Boys.Lapidus es un gran ejemplo de la falsedad del mundo de Hollywood: aunque en un principio se deshizo en halagos hacia la serie, luego hemos podido comprobar que no había visto ni un episodio, sino que sólo quería comprarla por los premios que había recibido. Parece ser el típico “relaciones públicas” preocupado por ser la imagen social, que dirige pero sin llegar a involucrarse del todo. Aún así, goza de fama y los que están a su alrededor no se atreven ni a toserle. Da la impresión de que nos queda mucho por ver de Lapidus, y de que a nuestra pareja aún les esperan unos cuantos disgustos a los que enfrentarse por su culpa.

Myra, Andy y CarolMyra, Andy y Carol

Me ha encantado este trío tan particular. Kathleen Rose Perkins es Carol Rance, la encargada de mediar entre los Lincoln y, prácticamente, el resto del mundo en Los Ángeles. Resulta un poco difícil definir exactamente el papel de esta mujer. Quizás sería apropiado decir que intenta contentar a todos, aunque para ello sea necesario abusar de la ambigüedad, dando lugar a diálogos desconcertantes y divertidos a partes iguales:

Carol: Existe la posibilidad de que Merc no haya visto vuestra serie.
Sean y Bev: ¿Qué?
Carol: No estoy diciendo que no la haya visto.
Sean y Bev: ¿La ha visto?
Carol: No.

Andy Button (Joseph May), es el jefe de casting. Es en cierto modo el prototipo de hombre joven a la moda, amanerado, y que sigue la corriente a los demás. Por ahora es el que menos destaca del equipo de trabajo.

Myra Litch, interpretada por Daisy Haggard, es la responsable de las comedias de la cadena. Hemos tenido la oportunidad de ver poco de ella, pero tengo que reconocer que me he partido de la risa con su inexpresividad y las caras de asco que ha puesto cada vez que le tocaba hablar. Supongo que a la larga haría falta una cierta evolución para no llegar a cansar, pero por ahora me he reído muchísimo con este personaje.

Julian BullardJulian Bullard

No sé si en próximos episodios Julian Bullard (un magnífico Richard Griffiths) jugará algún papel importante. Pero en este episodio ha protagonizado una escena genial. Al parecen, Julian era el protagonista en la versión inglesa de la serie: un severo director de un colegio privado. Claro está, los Lincoln quieren que el actor también protagonice la versión adaptada. Sin embargo, Lapidus no lo tiene tan claro, y le obliga a hacer una audición.

La prueba parece ir viento en popa hasta que Merc decide que no le gusta porque suena “demasiado británico”. De modo que el pobre Julian tiene que repetir, esta vez imitando el acento americano. La audición en sí es un desastre, pero la interpretación de Griffiths es enorme.

En la versión americana, sin embargo, da la impresión de que el personaje del director no encaja en el perfil que desean. Y aquí entra en juego nuestro próximo personaje…

Matt LeBlancMatt LeBlanc

Como ya se comentó en el blog, Matt LeBlanc interpeta a Matt LeBlanc. Los que vieran el piloto con la intención de disfrutar del actor seguramente se sintieron un poco decepcionados. Y es que Matt apenas si aparece un par de minutos. Sin embargo, todo indica a que su personaje será central en próximos episodios.

Hasta donde hemos podido ver, Matt es la apuesta de la cadena para interpretar el papel protagonista de Lyman’s Boys. Los intereses de cada uno están bastante claros: la cadena busca a alguien atractivo y con gancho (personalmente, casi me gusta más ahora con esas canas…) y los guionistas buscan al prototipo de profesor severo, culto y con experiencia. Un perfil que “el tontorrón de Joey” no parece llenar del todo…

En próximos episodios se irá viendo cómo avanzan las tramas planteadas. La primera temporada sólo consta de 7 capítulos, y da la impresión de que en la finale volveremos a la escena de la discusión inicial. Es cierto que este primer episodio no ha sido hilarante, pero resulta difícil plantear una trama más o menos compleja (en comparación con otras sit-coms) en apenas media hora y, además, ofrecer muchos gags. Sin embargo, a mí me ha gustado, y desde luego voy a ver, como mínimo, la primera temporada. Por lo pronto, he podido ver el segundo episodio y, además de ser divertido, presenta en condiciones al personaje de LeBlanc. Un LeBlanc, por cierto, que muestra una muy buena interpretación, muy alejada de lo que solíamos ver en Friends

Para terminar, vamos a señalar ahora algunos de los puntos fuertes y débiles de la serie. De acuerdo, quizás sea un poco precipitado, teniendo en cuenta un único episodio. Aún así, me voy a arriesgar:

A favor:

  • Una genial ambientación. No nos limitamos a un par de decorados fijos, como suele ocurrir en las comedias, sino que hay mucho más.
  • Las interpretaciones, hasta el momento, han sido excepcionales. La pareja británica se complementa a la perfección, aunque quizás nos lleve algo de tiempo encariñarnos con ellos. Ahora, si, según Ausiello lo mejor de la temporada es Matt LeBlanc, la cosa promete.
  • La trama da pie para muchos cameos, que la mayoría de las veces son de agradecer.
  • No hay risas enlatadas. Si te hace gracia, te ríes. Si no, no. No te “obligan” a reírte cuando ponen algo que les parece gracioso.
  • Bien llevada, la trama puede dar mucho juego. El mundo de la televisión, visto desde el otro lado, es más que interesante.

En contra:

  • El título. No me gusta demasiado el título, y me parece poco práctico en internet. Probad a buscar algo así como “Episodes 1×01” en Google. Veréis la de resultados… Además, me gustaría algo más de imaginación para el nombre de cada episodio, no un simple “Episode x”
  • Puede correr el riesgo de caer demasiado en los estereotipos. Ni los ingleses son siempre tan estirados ni los americanos destrozan todo lo que tocan. Espero que poco a poco lleguen a un punto más intermedio.
  • No es la primera vez que se hace metatelevisión. Ojalá encuentren originalidad para no caer en la comparación con Entourage, Extras o Curb Your Enthusiasm.
  • Espero que no caigan en la repetición de algunos gags. Por ejemplo, la escena de Wallace, el portero, a pesar de ser inverosímil, ha sido simpática la primera vez. Pero repetirla cada vez que lleguen a casa perdería la gracia…

En general estas son mis impresiones acerca del episodio piloto de Episodes. Como ya he dicho, seguiré adelante con ella. ¿Lo habéis visto vosotros? Y si es así, ¿qué os ha parecido?

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Episodes: Episode One
3.33 (66.67%) 3 votes

Categorías: Episodes Reviews Series Etiquetas: , , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »