Review Downton Abbey: Episode Four

downton

¿Os acordáis de cómo os enganchasteis a Downton Abbey? En mi caso fue una de las últimas series que comencé a ver en la televisión, con sus cortes publicitarios y todo (y doblada… ¡herejía!). Recuerdo haber visto este tráiler con esa maravillosa y tan apropiada versión del Every breath you take de Police y que la serie llamara mi atención, y recuerdo engancharme prácticamente desde que hablan del hundimiento del Titanic. Pretty much la primera escena de la serie, lo sé. Lo dije en una de las primeras reviews de la temporada y lo repito ahora: utilizando bien el factor nostalgia tienen la mitad del trabajo hecho para la despedida, y no hay mejor ejemplo que capítulos como el de esta semana. De momento ya han conseguido que recuerde mis primeros momentos con la serie y por qué le tengo tanto cariño. Vayamos a comentar el episodio antes de que me ponga aún más moñas…

Y un par de reencuentros han garantizado que disfrutara todavía más del capítulo: Henry Talbot primero y Gwen-you-know-nothing-Jon-Snow después. Y es que aunque los planes de Violet de añadir un miembro más a su bando no han sido muy exitosos, al menos han servido para traer a Mr. Talbot (y a sus ojos) de vuelta. Me encanta cómo le cambia la cara a Mary al verlo, y me encanta que él pase de ella, aunque solo lo justo. Ya lo he comentado otras veces: al personaje de Mary le viene bien que lo dejen respirar lejos de los rollos sentimentales, aunque poca duda había de que alguna historia íbamos a tener. Como dice ella, puede ser que no conduzca a nada, pero lo bien que se lo van a pasar por el camino…

downton

Sé que existen aquellos que defienden el Mary-Tom, y después de la vuelta del ex chofer en el anterior episodio me daba miedo que tiraran por ahí, aunque Mary llamando a Tom “hermano” me ha dejado bastante tranquila. Además, parece que todos tenemos más asumida la muerte de Matthew que la de Mary, o al menos, nos es más fácil ver a Mary con un nuevo pretendiente que a Branson con alguien que no sea Sybill. También hay que decir que las candidatas de Tom no han sido precisamente de primera división (qué pesada era la profesora, ¿no?) y que el recuerdo de Sybill no es algo que se supere con facilidad. Es más, en el episodio de hoy ha conseguido que el señor Mason tenga su granja, después de una preciosa conversación llena de recuerdos. Así es Sybill, haciendo del mundo un lugar un poco mejor hasta después de muerta.

Y como ya hemos hablado bastante del pasado, veremos qué depara el futuro. Tom quiere ser algo más que el administrador de Downton, y parece que la idea de hacer algo relacionado con coches le atrae bastante, y sería una manera bonita de cerrar el círculo con este personaje. Daisy, después de una de sus enésimas rabietas (esta abortada antes de producirse) consigue un hogar y un trabajo para el señor Mason, y quién sabe si un futuro granjero con Andy, porque no he sido la única que en esa conversación sobre ser un chico de campo había un claro guiño, guiño en su mirada, ¿verdad?

downton

El que parece seguir moviéndose en un futuro incierto es Thomas, que esta semana ha disfrutado de los beneficios de ser mayordomo y que todos sus coworkers tengan que levantarse cuando entra en la habitación. La treta de dejar en evidencia a Gwen no le ha salido nada bien, y lo peor de todo es que todo el mundo se ha dado cuenta. Me ha gustado mucho la conversación con Baxter, con ese aroma a cigarrillos de las primeras temporadas, pero cambiando los rizos y maquinaciones de O’Brien por la sonrisa dulce de Baxter. A pesar de que el inicio de su relación fuera básicamente un chantaje, creo que ambos se respetan y a su manera confían el uno en el otro, al menos lo suficiente como para compartir dudas, y en el caso de Baxter, hasta darle ese empujoncito que necesitaba para enfrentarse a su pasado y tratar de enmendarlo hasta donde pueda.

La semana pasada no le di importancia, pero ya llevan dos episodios seguidos con los dolores de estómago de Robert, por lo que es un detalle que a lo mejor merece la pena tener en cuenta, si quieren meter drama Fellowes-style para esta última temporada. También Anna ha necesitado atención médica en este episodio (muy bien Mary sin dudar ni un segundo a la hora de ayudarla), pero parece que de momento no hay motivos para la alarma e incluso los Bates se han permitido una sonrisa.

downton

Como decía, episodio de nostalgia. Por volver a ver a Gwen y cómo se ha hecho a sí misma, al evocar el nombre de Sybill, al recordar la muerte de William (que solo quería estar casado con la mujer a la que quería antes de morir), al ver a Carson quitando su nombre de la pared… Nostalgia, sí, pero de la buena. De la que te deja con una sonrisa por todo el camino recorrido. Definitivamente, voy a inundar mi habitación cuando vea la series finale…

Y ahora es vuestro turno, ¿qué os ha parecido el episodio?

Nota del autor
4.5
Vuestra nota
Review Downton Abbey: Episode Four
4.78 (95.56%) 9 votes

Categorías: downton abbey Reviews Etiquetas: , , ,

9 comentarios

  1. Matador el momento Carson… ¡qué pena le da irse de su habitación! No se arrepentirá, ¿verdad? Lo de Robert da mala espina, pero no creo que ya a estas alturas metan drama chungo (muertes o enfermedades largas). Más bien creo que servirá para resolver, de alguna manera, la trama del hospital. Del rollo que tendrán que irse a York a tratarlo de urgencia, casi morirá en el camino, y su Santa Madre se dará cuenta que es mejor contar con equipos de última generación aunque signifique renunciar a cierta independencia.

  2. Laura L

    Sí, también de acuerdo con tu teoría Robert, y que sea pronto, porque esa pelea del hospital ya cansa…

  3. anleg

    Cuesta recordar un episodio más redondo que 6×04.

    Desde el momento en el que Barrow presenta a Gwen al estilo Barrow, creo que no tiene desperdicio todo el episodio.

    La emoción con la que la Gwen explica su historia y con la sinceridad con la reconoce que todo se lo debe a Sibyl me parece excepcional. Es imposible salir mejor de una situación muy comprometida.

    No le tenía aprecio especial a Sibyl hasta que Gwen la ha recordado de ese modo. ¡Qué emocionante!. “Que bonita forma de recordar a Sibyl”.

    Pasando a continuación al remordimiento/reconocimiento de Mary hacia la bondad de su hermana pequeña, sin ser consciente de que ella, sin ser blanda, hace lo mismo por Anna.

    También me ha gustado toda la crisis de la insoportable Daisy, como Baxter la acompaña para protegerla, como pide Daisy a Tom que interceda y como finalmente Cora se salta la cadena de mando, primero con Mary, después con Tom, que lo acepta y dice que Mary es cosa suya y que ratifica el “chantaje emocional” de Cora.
    Brillante el momento en que le comunican a Daisy/Baxter la buena noticia.

    La explicación de la tía Violet de su negativa a perder el control del hospital, nos trae una reflexión entre que es moderno y que antiguo. El progreso y la democracia del siglo XX, en muchos casos limitan los derechos individuales. Lo reconoce la prima Isobel, reconociendo que no esperaba tan nobles argumentos para su causa. Y cierra Isobel con un magistral “espero que hayas preparado tu pasaporte”, para hacerle más llevadero su bajada a las cocinas.

    La cita Mary/Talbot, me ha parecido preciosa y muy divertida como ella misma comenta, y al igual conviene recordar que Mary necesitó ver a Matthew ciego para darse cuenta que lo quería. En la esgrima frívola con Talbot, no es consciente de lo que siente por él, me temo que tendrá que conocerle en la cama (del hospital) :).

    En fin ojalá sean capaces de mantener el nivel de este episodio, pero será francamente difícil.

  4. Indi

    Me encantó este capítulo, con todo y sobre todo, con el recuerdo de Sybill. Nunca entendí la muerte de ese personaje, me acuerdo que me dejó schokeada en su momento. Qué diferente es la hermana mayor, por favor!! Mary, desagradable hasta en sus buenas intenciones!! Me cae mal su estiramiento, no puedo superarlo. Y ese novio tan british, tan flemático, me cae peor. Thomas me da pena, no encuentra su lugar en ese mundo y lo vuelca en su resentimiento a todos los que lo rodean. Igual mi pálpito es que va a terminar siendo el sucesor de Carson. Lo del papá Crawley lo veo mal. Si es así, voy a llorar mucho por más que termine la serie. Siempre me resultó entrañable ese personaje. Como sea, igual voy a llorar cuando termine la serie!!! Si bien su tiempo de guión está agotado, no veo otra producción igual.

  5. Juan

    ¿En serio nadie va a decir nada sobre el comentario de nuestra querida Dowager: “Mary necesita más que una sonrisa hermosa y una mano en la palanca de cambios”? A mí me ha dejado roto.

  6. Daniel

    Extraordinaria serie, pena que qui en España este relegada a un tercer plano…. aqui solo gran hermanos y series con buenorros y buenorras. Esperemos que vuelvan con la sexta temporada.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »