Review Castle. Murder, He Wrote


¡Nos vamos a Los Hamptons! Inicialmente, para pasar su primer fin de semana romántico lejos de miradas indiscretas y sin tener que esconderse de nadie. Sin embargo, resulta que se les cuela un señor con un disparo en el pecho que muere en la piscina y no pueden evitar, al menos Rick, meterse de lleno en la investigación. Y mientras tanto, los de Nueva York investigando la identidad del nuevo novio de Kate con la complicidad de Rick….

Ver a Kevin y Ryan hablando para darse razones para investigar la identidad del nuevo novio de Kate como si fueran “hermanos mayores” nos ha arrancado unas cuantas risas. Sobre todo porque después de investigar para Castle, Ferrari mediante, siguen hablando como policías sobre el estado sentimental y geografico de los ex de Kate, al menos de los que conocemos. Rick también se apunta como buen marujo que es. Pero, como avanzábamos, la parejita se ha fugado a ese sitio de ricos y venganzas. No solo nos viene a la cabeza Revenge al pensar en los Hamptons, sino también la famosa serie de Jessica Fletcher traducida en España como “Se ha escrito un crimen”, que en su versión original era Murder, she wrote, que es el que inspira el titulo del capitulo.

La casa de Rick, como nos esperábamos, es muy grande. Cosa que impresiona a Kate, pero lo que de verdad está pensando la muchacha es la de chicas que habrán pasado por allí. Este giro de guión no me lo esperaba porque Kate no es ni insegura ni una chica que no haya tenido novios, precisamente. Es más, alguna vez ha dejado a Castle boquiabierto al revelar algún secreto de su pasado rebelde… pero es normal que tenga dudas. Su fin de semana se trunca cuando un hombre irrumpe en escena para caer dentro de la piscina tras recibir un disparo. Mientras el Jefe de Policia descubre pronto un culpable, a Rick no le parece que todo esté resuelto y convence a Kate -la pobre quería descansar y romanticismo- para seguir investigando. Al final, acaban detenidos por el delito de obstrucción a la justicia.

Será su día de suerte porque el Jefe de la Policía es un novato en esto de los homicidios y no sabe por dónde tirar. Así que son ellos los que toman el mando de la investigación, descubriendo el pasado de la víctima. De banquero de Lehman Brother’s ha pasado a tener una inmobiliaria, en la que todo parece ir muy bien, y se acostó con una chica del pueblo para ganarse su voto en la aprobación de la construcción de su helipuerto. Es cuando intercambian información con Nueva York sobre el asesinado cuando Kate parece molesta por la insistencia en descubrir el nombre de su novio y es Rick el que le explica que son los nuevos Brangelina, dándonos un momento irrepetible con un guiño hacia los fans.

We are Rickate… Kateick… Caskett!

Al final, descubrimos que el muerto había apostado por los inmuebles para dedicarse al negocio de la droga: en los sótanos la fabricaba y la transportaba a la ciudad costera en su helicóptero, razón por la cual quería un helipuerto. Y en un giro hilarante, ahora es Beckett la que se hace preguntas para seguir investigando dejando a Rick con la miel en los labios y con cara estupefacta. No es la primera vez que nos muestran que, mientras describen la razón del asesinato, se sienten atraídos hasta llegar a “las manos”. Aunque casi siempre se ven interrumpidos, unas veces por estar en la comisaria y esa noche por tener que pillar al asesino. Me encanta como Rick atrapa con el brazo a Kate y la cara que se le queda cuando deben parar.

Por otro lado, mientras Kevin intenta sonsacar al socio del muerto quién es el asesino, descubre que Rick tiene novia y que se llama Kate (bueno, y que es morena, alta y que está increíblemente bien). Asi que decide ‘vengarse’ de ellos a través del teléfono. Lo consigue, porque en Los Hamptons la parejita se pone histérica perdida intuyendo que sabe más de lo que dice: Kate es la que lo pasa peor mientras que Rick intenta mantener la compostura por si acaso Kevin pudiese verlo. Mientras en voz baja susurra ‘relax’ demuestra que no lo esté en absoluto y hace preguntas un tanto absurdas para indagar qué sabe el inspector.

Finalmente, el asesino resulta ser el ayudante del Jefe de la Policia que tenía su negocio montado y lo vio amenazado por el señorito rico. Y, para nuestra sorpresa, Kevin decide guardar el secreto a la pareja y no contárselo a su compañero. Es más, intenta disuadirlo de que sigan con el tema… que ya se enterarán. Por su parte, nuestra parejita por fin puede disfrutar de la ansiada calma tras la resolución del asesinato, así como de un poco de romanticismo. ¿Creéis que Kevin guardará mucho tiempo el secreto siendo cómplice de la pareja?

En el próximo capitulo todas las pruebas apuntarán a Rick como posible homicida y recordad que después hay un parón debido a las elecciones de U.S.A.

Lo mejor

    • Las investigaciones de Kevin y Javier sobre los exnovios de Kate como si fuese un caso más.
      Cuando Richard intenta hacer cuadrar sus nombres para que suene como Brangelina y tras varios intentos da con nuestro nombre CASKETT. Nos leen!!
      Kevin Ryan, porque primero vacila a la parejita y los pone al borde de la apoplejía jugando con ellos vía telefónica y porque después calla la información, dejándoles a ellos la decisión de contar o no la relación que mantienen.
  • Lo peor

  • La repentina inseguridad de Kate sobre los sentimientos de Rick
  • La respuesta de él
  • Gracias por dedicar seis o siete minutos de vuestra vida a leer esta review… ¡Dejad alguna cosita que demuestre que estáis ahí!

    Nota del autor
    4
    Vuestra nota
    Review Castle. Murder, He Wrote
    4.33 (86.67%) 6 votes

    Categorías: Castle Reviews Etiquetas: , , ,
    ¡Únete a nuestra comunidad!

    Déjanos tu comentario »