Review Castle: After The Storm

Prometía mucho y cumplió. Por eso he iniciado este post con la imagen de la semana: Castle y Beckett tras una noche de pasión descubiertos por la suegra. ¡Y con esas pintas! Hemos pasado tres meses recreando en nuestras mentes qué pasaría esa noche y, sobre todo, cómo irían los derroteros a partir de ahora y por fin este lunes despejaron nuestras dudas. Sin olvidar, claro está, a Maddox, que sigue queriendo matar a Kate. Pero claro, ahora ¿en qué punto está su relación? ¿Es una cosa pasajera o ambos desean algo mas? ¿Consigue Maddox su próposito?

El capitulo empieza con el despertar sobresaltado de Richard Castle, que observa como su musa le lleva el café a su cama y confirma que nada ha sido un sueño. Y para tranquilidad de Rick, Kate no actuó irreflexivamente al calor de la adrelanina. Ha tenido cuatro años para pensarlo y tiene muy claros sus sentimientos. Es entonces cuando se produce la escena de la foto que os he puesto arriba. Rick reacciona de una manera bastante alocada, como es él, y olvidando sus temores sobre si ella estaba enamorada decide por su cuenta y riesgo (almohada de por medio) que es mejor esconder a su amante en un armario mientras él acude a la crisis post-fiesta de su hija e intenta que ninguna de las dos se dé cuenta de que Kate sale a hurtadillas de la casa. Nos van a encantar las escenas para esconderse, prometen risas.

Pronto nos dejan ver como ha evolucionado su relacion, con una Kate desafiante y risueña que le devuelve el golpe a su novio (¿?) con la llegada de Ryan a su apartamento. Este no trae buenas noticias, puesto que Maddox sigue queriendo asesinarla. Kate, que había decidido dejar eso atrás, se derrumba (mirad cómo se agarra a la silla para no caerse) porque no quiere seguir en ese caso que tantos dolores de cabeza le ha traído. Es Rick el que, sentándose a su lado, la ayuda a poner todo en orden de nuevo, cómplices como siempre, pero ahora ya no hay barreras ni secretos entre ellos. Él estará ahí para apoyarla.

Llegan al expediente casi a la vez que el asesino, que los encierra en unos baños para tenerlos a mano cuando termine su trabajo. Es aquí cuando Rick hace una apreciación en la que parece que nos lea la mente.

Si nos asesinan ahora me sentiría muy estafado

Pero, siempre los hay, después de años de investigación el EXPEDIENTE (merece mayúsculas) vuela por los aires junto con Maddox. Tiene que ser frustrante que cada vez que te acercas a descubrir el nombre del asesino de tu madre haya algo que te lo impida. Muy frustrante. Igual de frustante que las policías de tu comisaría te mientan en tu cara, como le pasa a Gates. Pero la solución la trae Ryan, con todos los papelitos que hay que juntar.

Y entonces, cuando menos te lo esperas, llega el nombre: William H Bracken. ¿Cómo os habéis quedado? Yo anonadada. Siempre pensé que la persona que ordenó el asesinato de la abogada lo conocíamos o lo habíamos visto en algún que otro capítulo. Pensé en el Alcalde, pensé en el padre de Richard Castle -auspiciado por Sofia, que nos cuenta que es poderoso e influyente- y pensé en algún otro policía que hubiese subido de escalafón. Sin embargo, como temia Kate, cuando descubren el nombre no tienen las pruebas necesarias para llevarle a prision. Esa muerte por infarto del testigo principal huele sospechosamente… Así que decide hacerlo a su manera.

Kate nos demuestra su mente fría al conversar con el senador para quedarse a solas con él, exigir justicia y no usando su arma directamente (por algo es la mejor detective de la comisaría 12). Una gran Stana nos regala a la Kate Beckett más dura y peligrosa que ya no teme a nada y está dispuesta a todo con tal de conseguir justicia para su madre. No se lo ponen fácil, porque el senador es político (ya se sabe que sus armas son las palabras y las falacias) pero ella juega su última carta.
Un farol de los que hacen época, porque el expediente está hecho trizas y hay que recomponerlo, pero que hace dudar al senador y gracias a eso ella está a salvo. De regalo, una cicatriz para que recuerde su “pacto” todos los días de su vida. Después se lo explica a sus chicos: tendrá justicia.

I’ll get justice for her. Just not today.

Es necesario hacer un alto en el camino. Kate Beckett perdió a su madre siendo una adolescente, se convirtió en policía para poder dar justicia a los demás y a ella misma. Ese caso se convirtió en su quimera y lo dejó apartado, aunque seguía marcándola. Ahí es cuando llegó Castle dándole motivos para sonreír y fuerzas para empezar de nuevo a investigar. De la ignorancia más absoluta, ha llegado a saber quién fue el artífice de todo, poco a poco y sufriendo otras pérdidas por el camino. Pero ahora ella tiene el poder porque sabe quién fue y solo le queda reunir las pruebas necesarias para poder encerrarlo. Recordad que en USA los asesinatos no prescriben.

Tras unas palabras con la capitana, sabemos que la inspectora volverá cuando cumpla su suspensión, mientras tanto… Caskett, como se conoce a la parejita en los foros.

Lo mejor del capitulo.

  • La mañana después. Sí, ¡son pareja!
  • La relación entre ellos. Momentos como cuando Kate se abandona a los brazos de Rick mientras este susurra.

Let me take you some place, Kate, some place you’ll be safe.

Lo peor del capitulo.

  • Seguro que la mayoría pensábamos que el que estaba detrás del asesinato de Johanna Beckett había aparecido ya en nuestras pantallas en algún capitulo y no alguien que nos lo enseñan en el mismo capítulo en varias ocasiones expresamente.
  • No hay ni un solo beso entre la pareja en todo el capítulo
  • Se resolvió todo de una manera tan rápida que me asusta. Claro que no podría haber un asesino detrás de Kate toda la temporada, ¿pero bien podrían haber hecho dos capítulos con esta trama no?
  • La relacion entre Javier y Kevin. Kate ha perdonado que los traicionase mientras que Exposito aun tiene sus reticencias, cosa normal por otra parte… ¡pero no para apuntarle con el arma!

Nota del autor
4.5
Vuestra nota
Review Castle: After The Storm
5 (100%) 1 vote

Categorías: Castle Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »