Review Black Mirror: Playtest

1

Black Mirror nos vuelve a recordar con esta segunda entrega que la tecnología de la realidad virtual pertenece al presente y no al futuro, y lo queramos o no, ya se está empezando a vislumbrar en el horizonte de nuestro rincón del ocio, ocupando con ello el vacío que dejó el fallido 3D y aumentando sin prisa pero sin pausa su catálogo de propuestas y aplicaciones para todos los públicos, ya sea en forma de videojuegos, películas, conciertos de música o viajes turísticos, buscando como fin esa ansiada y hasta ahora utópica sensación: la inmersión total.

Por mi parte, haber estado más de media vida (y lo que me queda) jugando y disfrutando de los videojuegos era motivo suficiente para que mi hype sobre “Playtest” estuviera instalado literalmente en las nubes. Os aseguro que tenía unas ganas terribles de verlo. Y no era para menos. Black Mirror iba a explorar por fin (y para regocijo de todos los gamers seriéfilos) el tema del entretenimiento audiovisual. Si a esto le añadimos que este 2016 está llamado a ser el año del boom de la realidad virtual con las gafas PlaySation VR o las Oculus Rift ya a la venta, estaréis de acuerdo conmigo en que el momento era el idóneo para estrenar un capítulo de esta temática, especialmente por todas las implicaciones que puede tener una tecnología tan desconocida en términos de efectos secundarios y daños colaterales para nuestra salud.

Katie: “Estamos trabajando en un sistema interactivo de realidad aumentada. Capas encima de la realidad”.

AVISO: A partir de aquí habrá SPOILERS de “Playtest”, el segundo capítulo de la tercera temporada de Black Mirror. Lee bajo tu responsabilidad.

En esta segunda entrega nos encontramos tras las cámaras al joven director de la interesante “Calle Cloverfield 10”, Dan Trachtenberg, que construye para la ocasión una historia de terror psicológico efectista más que efectiva, eligiendo como protagonista a un aventurero encarnado por un inspirado Wyatt Russell, que emprenderá un viaje por todo el mundo a modo de catársis emocional en memoria de su difunto padre víctima del Alzheimer y al que estaba muy unido. Es así como llega a Londres, donde tendrá la mala suerte de meterse en la boca del lobo haciendo de tester de una desarrolladora de videojuegos para probar el último grito en realidad virtual. O como se suele decir en jerga gamer “jugar a una beta”.

Hay que admitir que la peligrosa etiqueta darwinista con la que nos presentan el videojuego sobre el que pivota “Playtest” prometía regalarnos a priori una de las mejores entregas de Black Mirror hasta el momento. Al menos sobre el papel. Pero desgraciadamente la propuesta no acaba de cuajar del todo porque la historia tarda en arrancar y el verdadero peligro se hace de rogar, y eso provoca que el resultado final no encaje dentro de esa excelencia a la que nos han tenido tan (mal) acostumbrados Charlie Brooker y su equipo. Y me gustaría recalcar lo de “tardar” ya que cuando hablamos de una película el metraje suele moverse entre los 100 y los 150 minutos, lo que te permite gestionar un tiempo más que razonable para llegar hasta el nudo, pero cuando se trata de una serie la cosa cambia, porque el reducido metraje te obliga a exprimir y aprovechar mucho mejor los minutos, reduciendo la presentación y extendiendo un poco más el nudo.

2

Y alcanzado este punto no me queda otra que sacar a pasear la katana porque cuesta aceptar el hecho de que “Playtest” empieza muy pronto a enseñar las costuras, tardando como he dicho antes una eternidad en plantar la semilla del conflicto y alargando innecesariamente la presentación del dichoso software, lo que acaba comprimiendo y reduciendo su auténtico protagonismo (y su mala leche) a apenas unos pocos minutos finales donde los guionistas se acomodan optando por un concepto manido y visto ya en más de una ocasión: los bucles que esconden realidades dentro de otras realidades y que son un claro ejemplo de déjà vu de la “Origen” de Christopher Nolan. Si a todo esto le sumamos un par de sustos con aroma a cliché y un desenlace al más puro estilo Deus Ex, la sensación final de que la idea principal podría haber dado mucho más de sí es constante durante buena parte del metraje.

“Playtest” me ha gustado, aunque sin llegar a enamorarme como hicieron en su día “Toda tu historia” o “15 millones de méritos”. Y la verdad es que considerando el potencial de su temática y todo el abanico de posiblidades que podía haber ofrecido el factor de la realidad virtual, tengo que confesar que me esperaba un poco más. Aún así y a pesar de sus pequeños fallos, podemos estar tranquilos porque a día de hoy Black Mirror sigue gozando de una salud de hierro, y va a ser difícil romper esa aureola de serie de culto que la envuelve. Al menos de momento…

3

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review Black Mirror: Playtest
3.39 (67.83%) 23 votes

Categorías: Black Mirror Reviews Etiquetas: , , ,

8 comentarios

  1. wtflet

    Tengo que añadir un detalle que creo que es el más esclarecedor del capítulo. Cuando va acumulando miedos, desde el más inocente (la araña) hasta los peores (padecer la misma enfermedad que su padre), lo que más acaba aterrándole es el hecho de no poder quitarse la “chincheta” que provoca la realidad aumentada de la nuca. Es decir, en cuestión de instantes, esta tecnología se ha convertido en lo que más miedo le da. Más que las arañas, más que el matón del instituto y más que padecer alzheimer. Creo que el resto del capítulo es puro artificio (en el mejor sentido de la palabra) para llegar a esta conclusión. Otra cosa sería valorar la relación maternofilial, pero eso lo dejo para otro comentario.

  2. Sr. Amarillo

    Es cierto que la “acción” se hace esperar y que podrían haber aprovechado más el episodio para haber hecho una historia más completa en argumento y sucesos. Pero hay que reconocer que series como Black Mirror no abundan. Personalmente me sigue pareciendo la serie más ORIGINAL del panorama seriefilo. Felicidades por el análisis.

  3. Mosquetero76

    La verdad a mí me ha encantado este episodio, y toda la temporada a decir verdad me ha parecido magnífica, quizás no sea tan exhaustivo con el análisis y simplemente lo disfruto. El que más me ha emocionado es San Junipero. Saludos y gracias por la review.

  4. Laura

    Pues a mi me parece un capítulo muy bueno, probablemente por no ser jugadora de videojuego,… porque lo mágico, lo sorprendente, lo que acojona, es como una llamada de teléfono puede crear todo un mundo de recuerdos-vivencias-miedos en 0,04 s,… la capacidad infinita de nuestra mente y el hecho de que no tenemos ni idea,… resulta gracioso que al final piensen que ha habido interferencias con la llamada en el software y nadie, nunca, salvo nosotros, los espectadores, sepa que ha ocurrido dentro de esa cabecita,…

  5. Guille

    Pues a mi es el capítulo de Black Mirror que más me ha agobiado a nivel terror (Hay otros en los que la situación es más angustiosa), pero este me ha dado muy mal rollito, sobre todo por lo de estar atrapado en tu propia cabeza.

  6. Adri

    El capítulo esconde muchas joyitas, como en todo episodio de Black Mirror, os dejo las que yo pude captar:

    1. La peli que está viendo el prota en el avión tiene una araña gigante. Criatura que aparece luego en su imaginación.

    2. Se encuentra con la chica en The Raven Inn. Raven significa cuervo. En su imaginación lee “El cuervo” de Edgar Allan Poe. Además, existe un test de inteligencia llamado Test de Raven que consiste en encontrar la pieza faltante en una serie de figuras que se van mostrando. El capítulo se llama PlayTest.

    3. La mansión en la que transcurre la mayor parte del sueño aparece en el minuto 15. Es el escenario del juego “Harleck Shadow”. Juego al que jugaba de pequeño el protagonista.

    4. El hombre que aparece en la mansión es el que le provocó la cicatriz en el hombro. Va vestido igual que un personaje que aparece en un monitor en el minuto 16:20

    5. Al lado de ese monitor hay un póster que reza “skinned alive”, despellejado vivo. Es lo que le ocurre a la chica en la mansión después de atacar al protagonista.

    6. La pieza faltante aquí es la madre. Al final te revelan la verdadera razón de que el protagonista huyera de casa. Su madre también tiene principios de Alzheimer. Y él teme que vaya a padecerlo pronto. Por eso intenta vivir lo máximo posible antes de padecer la enfermedad. Nada más salir de casa su madre lo llama y él le dice que está en el trabajo. En realidad no tiene trabajo, y su madre, que vive con él, debería saberlo. Es por eso que no le coge el teléfono ni la llama cuando pierde el dinero.

    • Gabriel

      Excelente análisis. Eso da cuenta de que la presentación extendida del personaje no era inútil en función al conflicto y desenlace.

  7. Pedro Maroto

    Muy buena review Darth Mou!

    Aunque no comparto contigo lo de que no acaba de cuajar en un buen capítulo.

    Yo creo que ha sido de los que más tensión ha tenido y donde he llegado a sentir agobio por el protagonista.

    Y creo que para hacernos sentir eso era necesario toda la primera parte del capítulo.

    El primero me dejó un poco indiferente pero este ha vuelto a hacerme creer en Black Mirror!

    Saludos para tod@s!!!

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »