Review Billions: Pilot

billions

Si algo bueno tiene la gripe (o sucedáneos) es que te da la oportunidad de meterte en la cama, envolverte en una manta y empezar a ver series. Yo tenía muchas ganas de ver el primer capítulo de Billions y de compartirlo con todos vosotros. Espero que os animéis y os enganchéis conmigo, semana a semana, a esta lucha de egos, persecución y bajos fondos en Wall Street. Su primera temporada acaba de llegar a España a través de Movistar+, así que nosotros le haremos un seguimiento hasta que arranque la segunda entrega en Estados Unidos, que será el próximo 19 de febrero. Allá vamos…

Empezamos el capítulo con una escena en la que el personaje de Paul Giamatti está inmovilizado en el suelo mientras escuchamos pasos. Una bota de mujer se clava en su pecho así que, está claro, se trata de un juego sexual. Unas manos de mujer apagan un cigarro en su torso (dolor, pienso yo, mucho dolor) y la escena termina con una lluvia dorada. Como decía una campaña publicitaria de hace un par de años, el comienzo de temporada lo tiene todo (Papi): Fly, party y pura sabrosura.

billions

Necesitas que te castiguen, ¿Verdad?

A continuación nos trasladamos a la Fiscalía de los Estados Unidos en el distrito sur de Nueva York para descubrir que el protagonista de nuestra escena es el Fiscal General Chuck Rhoades y número uno de un equipo donde se destacan por ser impecables. Al comienzo de una reunión informal donde se van a exponer los resultados de dos investigaciones, donde comenzamos a intuir la efectividad de este equipo, reciben la visita inesperada de Ari Spyros, un representante de la comisión de valores con el que se intuye rivalidad y no muy buena relación, aunque hay que decir que Chuck se mantiene en su sitio, es un hueso duro de roer. Le presenta un caso de información privilegiada de tres empresas que se relacionan con un empresario: Bobby Axelrod.

axel

El puto Bobby Axelrod, el hombre del pueblo

Nos presentan a Bobby comiendo pizza junto a su mujer, que se ofrece a asociarse con el dueño de la pizzeria y así poder salvar su negocio. Nos cuentan que Bobby comía allí después del colegio para luego trasladarnos a su empresa, Axe Capital, y mostrarnos la otra cara del hombre de negocios, no el que ayuda a sus semejantes, sino el que controla números, acciones, porcentajes y beneficios, que habla de millones de dolares como algo cotidiano.

Spyros, por otra parte, sigue intentando venderle el caso a Chuck aunque éste se encuentra reticente. Y tiene toda la razón. Parece raro que si tienes todas las piezas dispuestas para atrapar a un estafador, no lo hagas y vayas a ofrecerle el caso a otro para que éste se lleve el merito y no tú. Y es aquí cuando Spiros suelta la bomba, y es que la mujer de Chuck trabaja para Axel. ¿Conflicto a la vista? Es evidente.

chuck

Volvemos a Axel que se nos vuelve a presentar como un filántropo, entregando 26 becas a jóvenes que ese año comienzan la Universidad. Pronuncia un breve discurso sobre cómo la empresa remontó frente al 11-S hasta que una voz discordante lo interrumpe. Axel fue el único socio superviviente al ataque a las Torres Gemelas y eso fue porque se encontraba fuera de la empresa. Parece sentirse en deuda con aquéllos que no tuvieron la misma suerte pero, ¿será todo fachada?

En lo que deducimos que es un almuerzo descubrimos el punto débil de Chuck: presume que es imbatible en juicios financieros, 81 a 0, porque él sabe cuándo es el momento de atacar. Analiza la información que le ha dado Spiros y expone que, al ser un héroe para el pueblo, ir contra Axel sería un suicidio, pero si consiguen desgastarle, rompen su imagen pública, podrán alcanzarle.

reunion

Bobby Axelrod es Mike Tyson en su mejor momento. Y no querrías a Mike Tyson en su mejor momento. ¿Recuerdas los que pelearon contra él?

Lara, la esposa de Axel, se reúne con la viuda de uno de los socios que resulta ser la que ha interrumpido la reunión y vemos como la amenaza. Pero no de forma sutil. Es una amenaza en toda regla. Así que debajo de esa apariencia dulce se esconde una posible arpía, y si no tiempo al tiempo.

Una de las colaboradoras de Chuck le informa que Axel está interesado en la compra de una casa y por primera vez escuchamos hablar del padre del fiscal general. Podríais pensar… “Venga Birima, que a lo mejor estamos hablando de un apartamento”… Pues no, es una mansión en la playa que aún no ha salido a la venta, tasada en 83 millones de dolares, lo cual podría dañar su imagen pública, que la gente lo encasillara como el típico multimillonario que comete excentricidades.

casa

Y es aquí cuando regresamos de nuevo a las instalaciones de Axel Capital en el que conocemos a Wendy, “la doctora de los dones”, que no es otra que la esposa de nuestro fiscal general. Se nos presenta como una mujer segura, una coach que motiva al personal, que analiza sus crisis y los apoya a seguir adelante. Hubo un momento en el que ella hace unos movimientos con el puño, en el que pensé que se abriría una puerta, entraría Matthew Mcconaughey y esto sería “El lobo de Wall Street” pero no, falsas ilusiones las mías.

wendy

Y entonces, en el núcleo familiar del fiscal general surge el conflicto. Chuck le sugiere a Wendy que quizás debería buscar nuevas oportunidades de empleo, fomentando sus ansias de crecimiento y la posible sensación de estancamiento que pueda estar experimentando ella. Sin embargo, ella intuye que algo raro pasa y le pregunta si está investigando a alguien de Axel Capital. Él miente y surge la discusión donde afloran los sentimientos de inferioridad de Chuck ante una esposa que gana más que él y cuyo trabajo es más importante.

– Trabajo por el bien público. Chuck
– No, trabajas por el bien de Chuck Rhoades y quizás a veces eso coincide

Pasamos a una escena familiar totalmente diferente donde el protagonista es Elmo, un pequeño pastor alemán que no para de hacer trastadas en casa de Axel. Conocemos a sus hijos a los que Axel no sólo estimula con preguntas sobre el Presidente de los Estados Unidos sino que también anima a competir. Hablan de adiestrar al perro pero parece que esté adiestrando a sus hijos.

Ves, conoce a su cliente y le domina. Prefiere parecer tonto al principio para vencer después. Debes recordar eso.

Éste no deja de ser un capítulo de introducción y presentación de personajes. Y ahora le toca el turno del padre de Chuck. Lo conocemos en una reunión que organiza un empresario (o financiero, no queda claro) Skip Wolchowski que es condenado culpable y se encuentra a la espera de entrar en prisión, su abogado y el padre de Chuck que hace las veces de mediador. La propuesta que realizan es la de pagar 10 millones de dólares a cambio del arresto domiciliario. Hay antecedentes y es la medida a la que se acogían los anteriores fiscales generales. Pero Chuck se revela en un no rotundo.

skip

Aquí no podrás comprar tu justicia

Descubrimos que Chuck lo conoce desde niño puesto que es amigo de su padre. Aparece un Chuck implacable, letal, pudiera parecer incluso falto de empatía ante el derrumbe de Skip, pero para él esto es un triunfo, un encarcelamiento que exponer ante los medios. Es una medalla a la que no piensa renunciar. Le gusta regodearse en sus triunfos, como comprobamos en una rueda de prensa en la que se anuncian los resultados de una operación antidroga en la que sólo falta un póster con su rostro y unos focos rodeándolo. Su cara cuando un periodista del Journal le pregunta acerca de una posible investigación acerca de Axel Capital es impagable. Es desconcierto y enfado, no le gusta que las cosas escapen a su control.

rueda

Chuck le indica a su ayudante, Brian Connerty, que se reúna con un conocido suyo y le diga a Axel que no compre la casa de la playa. Se trata de un abogado, antiguo profesor de Universidad, que ahora trabaja para Axel. Se reúnen en una barbería y parece el encuentro de dos lugartenientes que saben que se avecina una guerra. Paralelo a este hecho, Chuck llama a Spyros puesto que sospecha que ha sido éste el que le ha filtrado la información al periodista y continúa creciendo la tensión. Está claro que estos dos no se van a llevar bien.

Si un coche de policía sigue a alguien durante 800 kilómetros, le va a caer una multa

Wendy va al despacho de Axel y éste le expone las dudas acerca de la posible compra de la casa. Para ella las razones de su motivación son: Un sustituto del poder y autoridad externa, aunque ella le felicita por los logros conseguidos a nivel personal en 10 años. Así que se trata de una relación laboral fructífera y que ha dado muy buenos resultados a ambos, tanto a nivel económico como personal. Sin embargo, cuando ella le comenta su marcha y las razones que argumenta son la valoración y el crecimiento, el poder enfrentarse a otros retos y a otro tipo de pacientes, Axel desea saber la raíz de todo ello sospechando, o eso creo, que detrás puede estar su marido. Así que le ofrece una solución alternativa: Que se quede en la empresa, junto a él, y al mismo tiempo ver a otros pacientes fuera de ella. Dejamos a un Axel pensativo decidido a no comprar esa casa. ¿Será así? Dentro de poco lo comprobaremos.

wen

Chuck va a visitar a su padre y le expone que el trato que ha dado a Skip ha sido una victoria puesto que su abogado ha difundido lo que ha ocurrido y ahora todos lo temen. Le pregunta sobre el periodista que realizó la pregunta sobre Axel Capital y al enterarse de la posible investigación nos encontramos con los mismos argumentos que ya nos ha expuesto Chuck antes. Su padre piensa igual: Axel es alguien con una gran fama y popularidad, necesita una jugada que le haga perder la buena imagen pública que tiene.

He dicho que le digan que no debería comprarla. Si es inocente no lo hará porque es un jugador disciplinado y sabe que es la jugada disciplinada. Pero, ¿Y si es culpable? La comprará para demostrarme que no tiene nada que esconder

Su padre le propone que uno de sus conocidos puje por la casa para ver la reacción de Axel. Todo parece ir bien hasta que sale el tema de Wendy. Su padre le advierte del conflicto que surgirá cuando comience a investigar la empresa de Axel y Chuck le dice que han empezado a hablarlo. Parece que ésta será una de las tramas de la temporada, ver que decisión toma Wendy y como va a afectar no sólo a su carrera profesional sino también a la relación con su pareja y al vínculo que mantiene con Axel.

Una visita inesperada de Dan Margolis, lo que supongo es un antiguo colaborador suyo, hace saltar las alarmas de Axel. Descubrimos que, escondida en su despacho, hay una caja fuerte con varios documentos y tres teléfonos móviles. Axel hace una llamada y se reúne en un sótano con alguien que le confirma que Dan fue detenido y puesto en libertad bajo fianza a la espera que compadecer en el juzgado, lo que se traduce que está cooperando con el FBI. Le advierte que la comisión de valores no es lo importante. Su preocupación ha de ser los fiscales generales del país. Le aconseja que tenga como aliado al periodista, le recuerda su mayor miedo (“Tipos con chaqueta entrando en su despacho y gritando que se aleje del ordenador”), y buscan una víctima, una distracción que será el financiero Steven Birch al que Axel define como un estafador y con el que va a coincidir en una conferencia. Vuelven a cruzarse bolsas con dinero y es la segunda que vemos en el capítulo. Si no ha quedado claro ya, Axel no está limpio.

sotano

No tienes que nadar junto al tiburón, sólo junto al tipo que hace submarinismo con él

Axel sigue sus consejos y se reúne con el periodista al que invita a comer, literalmente. Después de un cruce en el que el periodista le llama “ladrón de bancos”, así como si tal cosa, Axel le cuenta la historia de Steven Birch y le incita a que investigue. Con esta historia ha ganado al periodista, del que intuyo sabremos más en los próximos episodios. Sin embargo, no esperaremos tanto puesto que se encarga de despertar a Chuck, en mitad de la noche, para saber sus impresiones sobre el suicidio de Skip. Así termina su historia.

Es la conferencia de Axel y Steven y se presentan en medio del público Chuck y Brian armando algo de revuelo, todo se ha dicho. De repente, se produce lo que llevamos esperando 47 minutos, el cruce de miradas, la tensión latente, el enfrentamiento. Y todo explota: El record de Chuck, la soledad de Axel, el orgullo malentendido de ambos y unos egos que no pueden permitirse un fracaso.

conferencia

Cuando Axel se entera de otra oferta que existe por la casa y ve que han castrado a Elmo, compra la casa y ofrece 63 millones de dólares en metálico. Le advierten lo que la gente dirá pero ni siquiera da la oportunidad de dar alguna explicación.

El capítulo termina con Chuck dando un discurso en su oficina a raíz del suicidio de Skip. El discurso versa sobre el peso de nuestras acciones y como debemos cargar con las consecuencias.

Habría sido blando con un traficante de drogas? No. ¿Y porqué iba a serlo con un hombre de negocios?

Ahí es cuando se entera que Axel ha comprado la casa y es portada de un periódico sensacionalista mientras vemos como cambia su rostro. Sonríe y acepta el reto mientras Axel, en su nueva casa, se entera que han abierto un expediente sobre él y se declara listo. Comienza el juego.

Dejamos Billions con esa última escena que nos devuelve al comienzo. Chuck puede ser implacable, una bestia en los juzgados, un as en las investigaciones…pero en el plano sexual, y quizás en su relación con Wendy, es una historia totalmente diferente. Veremos que nos deparan los siguientes capítulos

final

¿Y a vosotros que os ha parecido?

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review Billions: Pilot
4 (80%) 1 vote

Categorías: Billions Reviews Etiquetas: , , ,

1 comentario

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »