Review Banshee: The Burden of Beauty

banshee-4x02

Los dothraki de Juego de Tronos creen que una boda con menos de tres muertes se considera aburrida, un dicho que podemos extrapolar perfectamente a Banshee: un capítulo sin tres muertes y algún desnudo masculino o femenino no se considera un buen capítulo de Banshee. Hechas las presentaciones en Something Out of the Bible, la serie de Cinemax recupera su habitual ritmo de crucero, que suele ser de zodiac para la mayoría de series, y nos deleita con el segundo gran episodio de su última temporada. ¿Vamos?

  • Episodio 4×02: The Burden of Beauty
  • Fecha de emisión: 8 de abril

Valiente y lógica. Así catalogamos la decisión de Banshee de crear un enorme espacio en blanco entre el último episodio de la tercera temporada y el primero de la cuarta. Nos daban, además, un motivo (asesinato de Rebecca) para reunir de nuevo a los personajes, ya que el que presuponíamos que iba a ser protagonista (rescatar a Job) se olvidó en algún momento de esos dos años de elipsis. En The Burden of Beauty confirmamos que, a pesar de no ser la decisión más novedosa del mundo, ese salto temporal aporta chispa y consistencia a la historia, mucho más fluída en este segundo episodio que en una premiere obligada a establecer las bases de la temporada. Como presagiamos, y a pesar de la inesperada puesta en escena de la temporada, la serie no se ha despegado de sus raíces ni ha mutado en una serie diferente. Sigue siendo Banshee.

Sigue siendo Banshee con sus defectos y sus virtudes, y sobre todo con sus incontables excesos. En este 4×02 tenemos unos cuantos: el perro asesino, la (otra) mano o la guitarra eléctrica. En todos ellos está implicada de alguna manera Rebecca, a la que recomendé que no echáramos demasiado de menos a pesar de que su bonito cadáver guiara el presente de los personajes. Banshee ha decidido rellenar esos dos años de folios en blanco con flashbacks en los que, por supuesto, la bella chica amish tiene mucho que decir. En The Burden of Beauty, pasado y presente se unen para dar mayor sentido a la investigación de Lucas Hood, que sigue actuando exactamente igual que cuando era sheriff, sólo que no lleva placa.

Something Out of the Bible empezó a tejer una relación entre Rebecca y Lucas que parece mucho más estrecha tras el 4×02. Rebecca salvó la vida a Hood cuando lo sacó de aquel motel lleno de alcohol y depresión, y éste respondió salvándole el culo cuando estaba contra las cuerdas ante el clan Boedicker. Han pasado muchas cosas entre ellos durante esos dos años y la serie nos la va a ir enseñando a medida que Hood avance en su investigación y ésta active ciertos pasajes de su memoria (flashbacks) que podrían tener relación con el asesinato de la joven. En el 4×02, Hood ha ayudado a que Rebecca limpiara uno de sus habituales devaneos a la espalda de Proctor. El año pasado obligó a su tío a actuar contra Mr. Frazier y en éste, intuyo que avergonzada por su nuevo tropezón, ha acudido a Hood para cortar las alas de esos traficantes de poca monta que ponían un dedo en el imperio de Kai. De paso, Hood ha podido tachar un nombre de su lista de sospechosos: el artista de la familia Boedicker, excompañero de cama de Rebecca. Proctor también lo ha tachado. Del mapa.

banshee-4x02-1

La enorme evolución de Rebecca es uno de los grandes aciertos de Banshee. Se liberó de las pesadas cadenas de la comunidad amish, primero a través del sexo y luego a través de su tío, que la acogió en su nido y la señaló como heredera del imperio. Pero Rebecca nunca asumió su papel de “protegida” de Kai y desde el primer momento tomó sus propias decisiones. Tal vez a consecuencia de esa condición creyó que tenía inmunidad y calibró mal las consecuencias de sus actos. En cualquier caso, su punto débil siempre fue una desmedida ambición que le costó más de un disguto y que, a la larga, seguramente acabó por costarle la vida. Alguien apuntaba que tal vez el asesino de Rebecca era alguien de la propia “organización” de su tío (por ahí señalaban a Burton) y, a decir verdad, enlaza bastante bien con esa ambición muchas veces mal entendida. Igual quiso volar demasiado cerca del sol…

El alcalde de Banshee, por su parte, también colabora en la investigación del asesinato: presiona a Proctor para que se centre en su sobrina y filtra información a Hood para que haga sus indagaciones en paralelo. Cuatro ojos de sheriff ven mejor que dos. Aquí se presenta una dinámica muy interesante: Brock sabe de qué es capaz Hood, para lo bueno y para lo malo; y Hood sabe que Brock tiene acceso a información privilegiada de la que él ya no dispone. Los dos se necesitan y ambos saben que Proctor seguramente sabe más de lo que puede contar. A la vez, Proctor también está muy interesado en resolver el asunto del asesinato por una cuestión personal. Total, que tenemos tres hombres con un mismo cometido (resolver el asesinato), por razones distintas (deuda, relación personal, obligación profesional) y que dirigirán la investigación a su manera. Me gusta ese cóctel.

La rueda del negocio de Proctor no deja de girar ni con el cadáver de Rebecca todavía caliente. El empresario amish está dispuesto a jugar en las grandes ligas en lo que la narcotráfico se refiere, aunque para ello tenga que seguir apretando las tuercas a sus “fabricantes”, que por cierto tienen como cabecilla a Calvin Bunker, líder a su vez de la organización neonazi de Banshee. La escalada de Proctor, como la de Walter White en Breaking Bad, es un proceso “natural”: más producción, más ingresos, más mercado y, en consecuencia, enemigos más feroces, lo que viene como anillo al dedo para la temporada final de la serie.

Las piezas principales quedaron algo dispersas tras la premiere, pero poco a poco van encajando y las conexiones que se forman son bastante prometedoras. Ya hemos hablado de ese trío Brock-Hood-Proctor, pero también esperamos grandes momentos entre el Bunker malo y el propio Proctor, así como del triángulo amoroso entre los dos Bunkers y la mujer de Calvin. Hablando de Kurt, parece que lo de filtrar información clasificada no es sólo cuestión de Kai…

banshee-4x02-3

La serie lleva tres temporadas proponiendo un debate muy interesante: hay dos formas de actuar contra el crimen, la legal y la no tan legal, y en Banshee sólo Brock representa la primera opción. Hood, Carrie y, ahora, Bunker, consideran que hay ciertos “elementos” a los que hay aplicar otro tipo de régimen, digamos que bastante alejado de las advertencias Miranda. A diferencia de Hood y Bunker, Carrie está actuando contra los villanos más por una cuestión personal que porque no confíe al 100% en la justicia. En cualquier caso, esta “redención” es una mina para los guionistas de Banshee, que con ella pueden poner en práctica todos esos excesos a los que nos referíamos antes. En el 4×02 ha puesto en su sitio al director de esa película pornográfica con la que han jugado con nosotros al principio del episodio.

Del reencuentro entre Carrie y Hood, por cierto, sólo diré que es una maravilla a nivel visual. Esa barrera inicial entre ambos, la distancia física en su breve intercambio, los poderosos silencios, las miradas de arrepentimiento de Hood, los recuerdos de Carrie… todo esto es lo que se está perdiendo la gente que no ve Banshee por ser una serie demasiado violenta. ¿Violenta? ¿Por lo de la hoz atravesando una mano? ¿Por lo del perro rabioso que muerde en la yugular a su amo? ¿Por esa cuerda de guitarra que sirve para estrangular a Eljay? Minucias…

The Burden of Beauty recoloca a los protagonistas tras una premiere algo discontinua y emplea con acierto los flashbacks, hasta establecer dos líneas temporales estrechamente relacionadas. Además, como decía, genera las dinámicas para que los caminos de algunos personajes (Calvin, Proctor, Hood, Brock, Kurt) se unan y, por último, rescata a un personaje que será el indiscutible rey del próximo episodio. El 4×03 se titula Job.

Nota del autor
4.5
Vuestra nota
Review Banshee: The Burden of Beauty
4.86 (97.27%) 66 votes

Categorías: Banshee Reviews Etiquetas: , , ,

5 comentarios

  1. Better Call Saul

    Que capitulazo más bueno, esto si que es Banshee. Y el tema con el Cartel puede dar muchísimo juego porque seguro que habrá guerra, y ya sabemos como se las gasta el cartel… Recordemos que Proctor tiene de enemigos a los nazis tambien, por lo que las cosas se les va a complicar mucho.

  2. andres

    Sigue manteniendo su esencia, y lleva muy bien el desarrollo de la historia y los personajes…. y tiene el lujo de decir algo que no muchos pueden decir: Es entretenida y es buena serie.

  3. francis garcia

    pedazo de serie que creo está pasando desapercibida por muchos. una pena. genial serie , me encanta

  4. sofi

    Me gusta ver a Carry y Kurt trabajando juntos y verla a ella como justiciera, con un arsenal de armas incluida.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »