Review Anatomía: Somebody that I used to know

Meredith, Derek, Owen y Cristina - 10x10 Anatomía de Grey

“We’ll be fine. Nothing’s wrong”. Estas palabras de Meredith han cerrado Somebody that I used to know. Pero, ¿realmente todo estará bien en el Grey Sloan Memorial Hospital? Tras el capítulo centrado en Torres de la semana pasada, esta entrega ha arrancado donde acabó al anterior. La mayoría de personajes estuvieron en punto muerto una semana, pero con todas las cosas que han pasado en este 10×10 nadie lo diría. ¿Te pones la bata y lo comentamos?

Empecemos con las únicas que progresaron en su trama en el último capítulo. Callie y Arizona han avanzado y, tal y como propuso la cirujana de orto a su mujer la semana pasada, han vuelto a vivir juntas. Pero eso no significa que las cosas hayan vuelto a ser como antes y lo de Leah no ha ayudado. La rubia ha querido ser parcialmente sincera y se ha equivocado. Era imposible que su mujer no se acabase enterando y eso ha puesto a Murphy en una situación aún más incómoda.

Pero tampoco se pueden justificar los celos de Callie. Arizona –y ella misma- creía que no iban a volver juntas y tenía derecho a seguir con su vida. Y aunque es maravilloso que hayan vuelto, quizá se han apresurado demasiado. Precipitarse les puede hacer más mal que bien.

Y si unas chicas van demasiado deprisa, otras van a paso de tortuga. Cristina y Meredith siguen enfrentadas por el uso de la impresora y, aunque la pelea inicial nos la hemos ahorrado, pero el asunto del injerto vascular que está creando Yang sigue siendo un problema. La cirujana cardiotorácica está intentando convencer a Meredith de lo beneficioso que puede ser para la vida del bebé, pero el pequeño ya no puede más. Alex tiene razón: debería volver a lo conservador y seguir investigando, para poder hacer la operación más delante. Sin embargo, Cristina está demasiado volcada en su trabajo para tener otra cosa… aparte de Ross.

Ross gritándole a Meredith - 10x10 Anatomía de Grey

El residente la apoya en todo y en Somebody that I used to know se ha pasado: Meredith tenía razones para despedirlo si hubiese querido. Además, ¿cómo se le ocurre ofrecerse de esa manera a Yang? Con lo sola que está, no sería raro que acabase aceptando. De momento ha compartido un beso más de agradecimiento que otra cosa, pero tal y como se están desarrollando las cosas, no me extrañaría que la única de los nuevos que no estuviese en la boda de April y Matthew fuese Leah.

Porque la boda de Kepner se acerca y promete ser un acontecimiento clave en los dos capítulos que restan hasta el largo descanso que se va a tomar la serie. De hecho, el evento ya ha causado problemas en este capítulo. A la novia le resulta incómodo que el nombre de Avery encabece la lista de invitados a su enlace y, en lugar de cambiar el apellido por el nombre de pila, ha optado por mandarle la invitación a Stephanie. El cirujano plástico, que se pone nervioso con sólo oír hablar del evento, ha decidido finalmente no acudir a la boda.

La asincronía entre los personajes ha sido un tema recurrente en la serie y ellos son sus nuevas víctimas. Hace unos meses, era April suplicaba a Jackson que le diese una razón para no casarse y ahora parece que él se arrepiente de no haberlo hecho. No es de extrañar que Stephanie esté preocupada: si Avery lo hubiese superado no le importaría ir a la boda de la que, antes de ser su pareja, fue su amiga durante años. La situación me ha recordado a Lexie y a Mark –reyes de ‘ahora yo quiero pero tú no’- y a cuando Jackson la dejó porque sabía que ella seguía enamorada de Sloan. Sólo queda ver que hace Edwards, porque ese “You can’t replace her” de la historia de sus pacientes puede haber calado en ella más de lo que parece. ¿Qué opináis vosotros?

April y Jackson - 10x10 Anatomía de Grey

Quienes parecen son más civilizados tras su ruptura son Owen y Cristina. De hecho, Hunt se ha pasado medio capítulo buscándole planes a Yang para que no esté sola en Acción de Gracias. La cirujana de cardio no lleva bien que él haya conseguido olvidarla tan pronto. Por eso, aunque Meredith la acabase invitando, no estoy tan segura de que ella estuviese cómoda en la cena.

Los que sí han sido invitados pero no van a asistir son Richard, que va a seguir ingresado y convirtiéndose en el complemento perfecto de los ya-no-internos, y Bailey, que está llegando al límite. Ben se ha ido de la lengua y Miranda ya no puede mantener en secreto su problema… pero sigue negando que lo tenga. Después de la escena del quirófano, es evidente que va a tener que tomarse un descanso, pero si no admite que su comportamiento supera cualquier manía no le va a servir de nada. Reconozco que soy incapaz de predecir cómo van a seguir por este camino, aunque estoy segura de que, si se la manejan bien, la trama del TOC puede dar mucho de sí y más si la protagoniza esa maravilla que es Chandra Wilson.

Esto es lo que ha dado de sí Somebody that I usually to know. Ahora es vuestro turno. ¿Qué pensáis de Cristina y Shane? ¿Y Meredith? ¿Llegará a perder la financiación? ¿Alguien ha notado el último comentario que le ha hecho Derek sobre su enfrentamiento con Cristina?

Por último, comentaros que, aunque ABC pretendía que la temporada se emitiese en dos tandas sin parones, ha habido un cambio de última hora -o al menos yo me acabo de enterar-. Como ya os imaginaréis por la trama de este capítulo, esta jueves es Acción de Gracias en EEUU y las audiencias se suelen resentir, por lo que esta semana no habrá capítulo. ¿Veremos de todas formas la celebración en la serie el 5 de diciembre? La idea de una reunión en casa de los Grey-Shepherd me parece bonita, pero tal y como están las cosas todo puede acabar bastante mal. ¿O todos estarán bien, como apunta Meredith?

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Anatomía: Somebody that I used to know
3.2 (64%) 10 votes

Categorías: Anatomía de Grey Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »