Pilotos de Otoño: Timeless

timeless101-1

No se me ocurren muchas circunstancias en las que el estreno de una serie de televisión en EEUU sea el motivo de un debate en el Congreso de los Diputados de España. Y, sin embargo, así sucedió el pasado día 29 de septiembre. La protagonista fue la nueva serie de NBC, Timeless, acusada por la productora española Onza Entertainment de ser un plagio de El Ministerio del Tiempo, la ficción que emite TVE y que (por fin) ha dado luz verde a su tercera temporada. No quiero meterme en esta polémica, pero lo cierto es que tenía muchas ganas de echarle un vistazo a Timeless. A fin de cuentas, la idea de poner a un grupo de personas a viajar por el tiempo con el objetivo de mantener la Historia tal y como la conocemos me resulta muy atractiva. Y aunque soy fan declarado de El Ministerio del Tiempo, procuraré no hacer demasiados paralelismos que, por otra parte, son evidentes. ¿Me acompañáis en este salto (en el tiempo)?

Viajar en el tiempo ha sido uno de los grandes suenos del ser humano y el argumento de grandes historias, al menos desde que se publicara La Máquina del Tiempo, de H.G. Wells. Desplazarse hasta el futuro y observar lo que nos deparará el porvenir. O moverse al pasado y, quizá, corregir algunos grandes errores de la humanidad. Isaac Asimov creó en El Fin de la Eternidad toda una organización destinada a hacer de nuestra historia el lugar más seguro posible, pero no sin consecuencias. Como dijo un sabio funcionario español, los viajes en el tiempo son una de esas cosas tan importantes que nunca deberían privatizarse, como la educación y la sanidad. Pero eso sería mucho pedir en un país como EEUU, siempre vigilante de la libre iniciativa empresarial. Es así como un laboratorio privado ha desarrollado un artefacto que es capaz de trasladarse en la dimensión temporal. Una auténtica máquina del tiempo.

timeless101-2

El problema de jugar con estas cosas es que nunca sabes cuando una línea temporal va a desarrollarse de forma imprevista y dar al traste con todos tus planes. Es lo que pasa cuando un villano que atiende al nombre de García y con demasiada información en sus manos decide irrumpir en el laboratorio y robar el vehículo temporal que está desarrollando Mason Industries. Menos mal que el artefacto tiene una especie de GPS que permite tenerle localizado, aunque en este caso no indica dónde se encuentra sino cuándo. Eso permitirá al FBI montar un equipo de emergencia que acuda en su busca en el prototipo de máquina del tiempo que, casualmente, la compañía tenía en reserva. Para ello, reúne a un miembro de operaciones especiales del ejército, encargado de la seguridad del grupo, un ingeniero capaz de manejar el aparato y una experta pero tímida historiadora.

El desarrollo de los episodios de Timeless está bastante definido. En cada ocasión, Garcia Flynn y su organización tratará de cambiar un hecho importante en la Histora de los EEUU, aparentemente con el objetivo de “matar América en su cuna”. Por su parte, nuestros héroes tratarán de impedirlo, si bien parece que no siempre lograrán hacerlo sin provocar ligeros cambios en el contínuo temporal. Realmente, esta es la mejor parte de todo el proyecto, visitar algunos momentos icónicos de la Historia. En el caso del episodio piloto, el accidente del ‘Hindenburg’, el gigantesco dirigible alemán que en 1937 cruzó el Atlántico con 97 personas a bordo para estallar cuando iba a tomar tierra en New Jersey. Y, por supuesto, revivir toda una época con su vestuario, su tecnología, su música… en definitiva una ambientación diferente en cada ocasión.

timeless101-3

Por el camino, además, habrá tiempo de comprobar si realmente los papeles están tan claros en toda la historia como pensábamos. Hasta qué punto los buenos son realmente tan buenos como creemos y los malos no tienen parte de la razón y unos objetivos igualmente nobles. Por supuesto, no puede haber una serie de viajes en el tiempo sin hacerse algunas de las preguntas filosóficas que la ciencia ficción clásica se ha hecho en numerosas ocasiones. ¿Es ético cambiar los acontecimientos en base a nuestros conocimientos y nuestro punto de vista actual? ¿Deberíamos intervenir para evitar sucesos catastróficos? ¿Cuáles son las consecuencias de esas intrusiones en el devenir de los hechos? Y, claro, también tendremos tiempo de conocer la vida personal de cada uno de los protagonistas, aunque por ahora no parece que ninguna de ellas sea especialmente original o apasionante.

Para resumir, la NBC ha puesto en marcha una serie (plagiada o no, eso lo decidirán otros) que puede convertirse en un entretenimiento brillante o una producción del montón. En mi opinión, eso dependerá en gran medida de los hechos históricos en los que decidan intervenir y de lo acertadas que sean las reconstrucciones. En el piloto, las imágenes del ‘Hindenburg’ en llamas han sido lo suficientemente espectaculares como para darle un voto de confianza en este apartado. Se agradecería también que los dilemas en cada uno de ellos tengan el punto de complejidad mínimamente requerido en hechos tan significativos y no se solucionen con un simple “Dios bendiga América”. Y si el trasfondo de los protagonistas no va a aportar demasiado a la serie, al menos que se mantenga en un segundo plano. Por mi parte, voy a darle una oportunidad a Timeless… y el futuro dirá.


Categorías: Opinión Etiquetas: , ,
Loading...
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »