Pilotos de otoño: Elementary

Todos los ojos, siempre escépticos, están puestos en el inminente estreno de Elementary, demencial ida de olla (en concepto) de la CBS. Eso lo vemos en un polémico cásting que traviste a Watson para llamarle Joan y darle exotismo asiático. Así, Lucy Liu, ladykiller que tuvo tiempos mejores, se une a un desenvuelto Johnny Lee Miller (con mi confianza total tras la estupenda serie legal-celestial Eli Stone) y forman un tándem, que si se lima bien, puede llegar a interesarnosApuesta valiente pero repetitiva, porque es la enésima, en un par de años, versión de Sherlock Holmes que pasa por la pantalla. Y estando el amigo Benedict Cumberbatch tan cerca, el listón está tan alto que da vértigo. Sin embargo, y aunque la nueva serie de Rob Doherty bebe sin rubor de la producción inglesa, este estreno tiene sus cosas que aportar. ¿Pero son suficientes como para explicar su luz verde?

Ficha

  • Título: Elementary
  • Género: Drama
  • Cadena: CBS
  • Fecha de estreno: 27 de septiembre
  • Creador: Robert Doherty

Rememoremos, amigos, las últimas tres versiones que han hecho de Blancanieves. Han sido este año, todas. Toditas. Mes tras mes, hemos tenido un espejito mágico en el cine. Una era una psicotropía inaguantable con Julia Roberts y la hija de Phil Collins que no se depila las cejas. También nos gustó la versión epic win que castraba químicamente a Tolkien y nos mostraba a Charlize Theron bañándose en leche y a la tontica Stewart sufriendo repetidos ictus faciales a la vez que fornicaba con el director de la cinta (pero eso sale en el making of). Y luego está la, por llegar, versión muda y castiza de Pablo Berger en la que los enanos son toreros y Maribel Verdú la más guapa del reino español. Bien. Si nos hacemos un maratón de estos tres largometrajes, nos quedaremos estériles y luego moriremos, pero antes aplaudiremos porque, a pesar de la estúpida repetición temática con la manzanilla, son enfoques diferentes.

Porque, al menos, pediremos eso. Puntos de vista novedosos, diferentes, aunque sea hacia lo mismo. Robert Downey Jr. y Guy Ritchie nos mostraron a un Sherlock Holmes que hacía kung fu delante de un croma verde. Los ingleses Moffat y demás nos han mostrado una maestría adornada con brillante y entretenido síndrome de Asperger. Garci nos ha enseñado a Garci.

Y quedaban los americanos, que ya sabemos cómo se toman lo de ir últimos, no queremos otra Guerra Fría con ellos, y llega Elementary. Como apuesta otoñal en los upfronts, primero se nos antojaba frígida y absurda, risible, patética, con Lucy Liu, con aires lamentables de modernismo urbano e igualitario. Nuestras risitas no ocultan los prejuicios ante esta serie, que tiene eso que tienen los hijos de los profesores en el cole, les miraremos con lupa. Cada paso y cada acción vamos a criticarla, y ése es el mayor problema de esta serie y, por inercia, nuestro mayor problema como espectadores cínicos y bueno, como seres humanos. No queremos que nos toquen a nuestro ídolo, ese que acaban de pulir los británicos con, probablemente, la versión más inteligente que se podrían haber sacado de la manga.

Elementary es una buena serie. No es esencialmente terrible pero tampoco pasará a la historia. En parte por su originalidad, escasa, escasísima, tan escasa como la independencia económica catalana. Se deja ver, pero no pasa de ser un procedimental más con el plus de sustentarse en un personaje célebre.

Y es que, repito, ahí está su lastre. Es el lastre que yo, por ejemplo, le pongo a una película tan posiblemente digna como Las Aventuras de Tadeo Jones, cuya naturaleza de conexión-homenaje-inspiración hacia el héroe aventurero de Spielberg/Lucas me provoca un alejamiento emocional y un desinterés tremendo. Me creo las capacidades creativas del equipo tras Tadeo o Elementary, de la CBS, que de hecho es el de Medium, una serie que fue cojonuda e impresionante en su día y que admiro muchísimo. Así que, sencillamente, no comprendo por qué hacer emigrar al detective Sherlock Holmes pudiendo, simplemente, coger tan extendida premisa argumental y aplicarla a una historia sin lastres de derechos de autor. Una historia nueva.

Es decir, Sherlock Holmes como personaje no es algo único en la tele actual. Mirémoslo: el cánon de héroe asocial que tanto funciona –House, El Mentalista, hasta Bones– aplicándole las fórmulas clásicas de tensión sexual (como pasa, ahora sutilmente, con esta Joan Watson neoyorquina) o confrontación con el verdadero equipo policial (por aquí anda el gran Aidan Quinn, visto hace poco en Weeds). Pim, pam, pum. House era abiertamente un remake de Holmes, reconocido mil veces por sus productores, y mirad lo bien que le fue.

La llegada de Elementary a la parrilla estadounidense no pasará desapercibida, pese a que lleve cancelación prematura grabada en la cara, hay algo en las esquinas, en los secundarios, que casi nos lo insinúan delicadamente: estaremos poco tiempo, subastaremos el atrezzo. Pero no importa, invita a verla, aunque sea el piloto o un par de capítulos más. Es una propuesta curiosa con la capacidad innata de levantar las cejas tanto de los fanes radicales de Sherlock BBC (es decir, todos los fanes de la magistral Sherlock BBC) como del que conozca enteramente la obra de Conan Doyle o de quien sólo haya oído hablar, por encima, del detective adicto al opio. La audiencia se va a acercar, sólo que no sabemos por cuánto tiempo.

Este Sherlock de Cumberbatch y Martin Freeman del que hablamos ha sido clave a la hora de desarrollar Elementary. Se les ve el plumero a los realizadores de esta nueva serie, adónde miran y qué les gustaría hacer. El primer plano, con el que se abre el piloto, es ya demasiado británico, demasiado alejado de los fotogramas estándar de las teleseries americanas nacidas en las networks principales. Es un piloto muy estilizado, y apuesto a que será una serie estilizada, adaptada a su personaje central, que nos venden como un genio desconsiderado y jerk que siempre lleva bufanda de modernillo. Llevar bufanditas es una característica que le impriman al personaje de Holmes y que roza, sin llegar a caer en ello, lo artificialmente premeditado.

De la serie Sherlock pillan, también, un ligero uso del ojo de pez, de los contrapicados y de los planos aberrantes, o planos algo cerrados del protagonista. Quieren meternos en ese personaje, que nos venden carismático y nosotros lo compramos, porque Lee Miller es una estupenda elección de cásting, no tanto como –me da a mí– una Lucy Liu muy rígida y poco natural. Ella es la responsable de casi todos los momentos bochornosos del episodio.

Le roba, además, el entorno urbano, lo digital, los polis de hoy día. Sin la existencia del precedente inglés, Elementary hubiese sido extremadamente novedosa y admirada por sus ideas rompedoras con un personaje clásico. Sin embargo, hiere de muerte que la otra llegase dos años antes, y su novedad se diluye hasta la mera curiosidad por ver, al final, a un Watson chica y poco más. Hasta el caso del piloto es remotamente sacado de Estudio en Escarlata… que era el libro en que se basó el piloto del Sherlock de Moffat.

  • Lo mejor: Johnny Lee Miller nunca ha sido un tío falto de carisma, y este Sherlock Holmes inglés emigrado a NY tiene, aparte de su mítiquísima personalidad antisocial, detalles que crean un personaje interesante: su drogadicción metropolitana, la relación con su padres y un pasado en UK que se dibuja marcado por la sombra de… ¿Irene Adler?
  • Lo peor: La afición de la Watson de Lucy Liu por el béisbol, más falsa que un euro de chocolate. Que, como piloto, le falte chicha y que languidezca a borbotones frente a la muy parecida, e infinitamente superior, versión british del mito Holmes.

Nota del autor
3
Vuestra nota
Pilotos de otoño: Elementary
1.41 (28.11%) 37 votes

Categorías: elementary Reviews Etiquetas: , , , ,

30 comentarios

  1. sophia

    Pues es de mis series favoritas siempre tendremos el libro para los que estén casados con la tonta idea de las tradiciones no se deben modificar pero por lo menos a mi ya me tenia algo aburrida el mismo estilo narrativo de los libros en todo lo que tuviera que ver con esta historia

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »