Pilotos de Otoño: Aftermath

aftermath101

Aftermath, una de las nuevas propuestas del canal Syfy para esta temporada, me ha hecho sentir como si fuera un personaje de una película de terror. Concretamente, como ese personaje al que le advierten repetidamente que no baje al sótano oscuro, que no cruce el bosque de noche… pero acaba haciéndolo. Y muere, claro. Lo mismo me ha pasado a mi. La serie no tenía buena pinta desde el principio. El planteamiento inicial ya parecía flojo y el trailer no hacía mejorar mucho las expectativas, pero acabé viendo el piloto, aún no se muy bien por qué. Al menos, yo no he muerto en el intento, pero la serie de catástroficas calamidades e historias de supervivencia ha cumplido con todos los peores pronósticos. Si aún así os atrevéis a conocerla mejor, acompañadme.

Lo cierto es que le tengo cierto cariño a Syfy, como canal especializado en historias de ciencia ficción y fantasía. Yo, al igual que el doctor Sheldon Cooper, también me cabrée cuando suspendieron la emisión de Alphas después de la segunda temporada. Me parece que la version moderna de Galáctica es una absoluta referencia en el género de la épica espacial y estoy deseando que se emita la segunda temporada de The Expanse. Es más, se trata de un canal que puede conseguir que medio mundo se vea una producción tan freak como Sharknado y crear una franquicia a partir de ella. Pero cuando Syfy se pone -siento la palabra- cutre, no hay quien le supere. Y eso es lo que ha pasado con Aftermath.

aftermath101-2

Hay muchas historias que están ambientadas en un futuro postapocalíptico y los motivos para llegar a esa situación son variados. Una guerra nuclear, un virus mortal, una catástrofe natural o una epidemia de zombies. Cualquiera de esas razones, y otras muchas, sirven para situar a nuestros personajes en una situación límite, donde el verdadero desafío es la supervivencia. En Aftermath han decidido no elegir. ¿Por qué destruir el mundo de una sola manera cuando puedes utilizar todas las catástrofes posibles? Y cuando digo todas, no se trata de una exageración. Solo en el piloto hemos sido testigos de terremotos, inundaciones, tornados, tormentas pavorosas, extraños espíritus malignos que toman posesión de humanos incautos y un virus que hace sangrar la boca y vuelve a la gente aún más idiota. Pero, sin duda, mi favorito ha sido ese meteorito que ha caído justo en medio de la ciudad en la que estaban a punto de reunirse los Copeland, la familia protagonista.

Hablando de los Copeland, vaya una familia curiosa que forman. Joshua, el padre, es un profesor de culturas antiguas en la universidad. Un oficio que ni pintado para ir relacionando todos los sucesos con distintas mitologías. Por el momento, se ha conformado con citar la Biblia y a los pueblos indígenas americanos, pero no descarto que pueda sacar en breve el Libro de los Muertos del antiguo Egipto o el Ragnarok vikingo. Además, parece contrario a las armas, lo que hace muy lógico que esté casado con Karen, piloto de las Fuerzas Aéreas que esconde pistolas en su casa y enseña a usarlas a sus hijos a escondidas. Luego están Dana y Brianna, que a pesar de no parecerse casi en nada son gemelas, lo que les hace tener esa conexión especial. Finalmente, está Matt, el hijo mayor, que por ahora ha permanecido en un segundo plano.

aftermath101-3

Supongo que, a estas alturas, ya habréis adivinado que no voy a recomendaros Aftermath como serie para seguir en las próximas semanas. No con unos personajes planos y estereotípicos, situaciones absurdas de tan forzadas y unos efectos especiales que pueden llegar a dar risa. Mucho tendría que cambiar para ni siquiera llegar a convertirse en un guilty pleasure, una de esas series malas que nos gusta ver a pesar de todo, aunque nunca lo reconociéramos. Si fuera así, avisadme, porque yo lo dejo en este mismo momento. ¿Alguien más ha llegado a ver este episodio? Si es así, contadnos vuestra experiencia.


Categorías: Opinión Etiquetas: , ,
Loading...

3 comentarios

  1. MAURICIO ANDRES MOLINA

    Totalmente de acuerdo, si al menos intentasen explicar la razón de la hecatombe, al menos intentaría digerirla. Pero pasan demasiadas cosas, todas tan disonantes que dentro de lo ilógico y ficcional, no logra ni cuajar…TAMBIÉN ME BAJO DE ESE TREN (que probablemente termine atropellando a la familia, obviamente sin que ninguno muera)

  2. Pepe

    La series juega con el misterio porque probablemente cuando revele algo (si llega a hacerlo) no le quede más para tener enganchada a la audiencia. Tras ver los dos primeros episodios, voy a seguir viendola. Al menos entretiene.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »